Archivo mensual: septiembre 2007

FRIDAY NIGHT LIGHTS.

NBC | 2006
Productores ejecutivos: Brian Gazer, Sarah Aubrey, John Connor, David Nevins.
Intérpretes: Kyle Chandler, Connie Britton, Gaius Charles, Zach Gilford, Minka Kelly, Taylor Kitsch, Adrianne Palicki, Scott Porter, Aymee Teegarden, Jesse Plemons.
Valoración:

Friday Night Lights (FNL) es un retrato de las pequeñas ciudades de Estados Unidos (una ficticia en Texas, en este caso), aquellas en las que la vida de casi todo el pueblo gira en torno al deporte nacional que practican los jóvenes del instituto, el fútbol americano. Todos los sueños y todos los problemas giran en torno a esta actividad, tanto para los que lo practican (donde todos quieren llegar a ser estrellas o como poco utilizar su éxito para pagarse la Universidad) como para los que les rodean: las familias, los negocios, los amigos… y por supuesto las animadoras.

Esta serie ha tenido problemas para conectar con el público, y a duras penas ha conseguido una segunda prueba con una breve segunda temporada. Mi apuesta es que no llegará muy lejos, pero quién sabe. Es imposible conocer qué mueve al voluble público y qué satisface a los productores (a parte de ganar dinero), pero desde mi punto de vista observo dos fallos principales en el concepto de FNL a la hora de conseguir buenas audiencias: el primero, su puesta en escena en exceso moderna y llena de filigranas técnicas encaja en los partidos de fútbol, pero no le funciona en el drama, y la serie es principalmente esto último; segundo, está a medio camino entre la típica producción para adolescentes y el drama adulto más inteligente y serio, sin terminar de decantarse por uno o por otro, con lo que no tiene un objetivo (el famoso target de edad) bien definido y le es más difícil resultar atractiva a un colectivo sólido de espectadores.

Entrando en materia, NFL comienza con la llegada de un nuevo entrenador con su familia. Marido, mujer e hija deberán adaptarse a su nueva vida mientras él toma las riendas del equipo juvenil y se enfrenta a una temporada muy complicada en la que cualquier desliz puede poner a todo el pueblo en su contra. Estos tres personajes, sobre todo los adultos, son los más sólidos, los que mejor funcionan y con mayor eficacia son ubicados en las tramas. Sin embargo, el resto del amplio plantel, compuesto de varios jugadores y algunos familiares y amigos, es otro cantar. La presentación de prácticamente todos ellos es torpe, se tarda muchos capítulos sólo en captar el nombre, y no digamos ya su papel y su rumbo u objetivo en el conjunto. Algunos de ellos deambulan sin saberse qué pintan ahí y prácticamente son usados como comodines, otros sufren en su personalidad cambios forzados por las nuevas tramas (el negro que se esfuerza tanto por volver a jugar tras doparse y en su primera oportunidad se larga por un tema de insultos racistas que ni le interesaba; el hermano de Riggins que desaparece cuando no saben qué hacer con él; esa Tyra que sale y entra de la historia sin venir a cuento hasta que por fin deciden hacer algo con ella, etc.). Por si fuera poco, a pesar de que son actores que cumplen (aunque exceptuando a Kyle Chandler y Connie Britton ninguno pasa de correcto o interesante más allá de su atractivo físico), la selección en muchos casos es poco menos que equivocada: salvo algún caso aislado (Saracen, su amigo y Julie) el desajuste entre la edad del personaje y la del actor es un gran problema para la credibilidad. Por ejemplo, resulta absurdo ver a un supuesto adolescente Riggins acostarse con una ama de casa y que los personajes destaquen la diferencia de edad como inconveniente cuando él está claramente más cerca de los treinta que de los dieciocho. Pensaba que ver actores que pasan de lejos la veintena en caracteres menores de edad no ocurría desde por lo menos hace un par de décadas (no cuenta la mierdera producción nacional, claro).

Sin embargo, entre previsibles y a veces forzadas tramas clásicas de las series de adolescentes (amoríos, fiestas, peleas tontas, sentimentalismos aburridos… ¡ni siquiera falta la enferma mental que por supuesto se vuelve loca durante un tiempo!), se obtienen también algunos momentos bastante más serios que son tratados con mucha delicadeza. El mejor ejemplo es la parálisis de uno de los protagonistas, desde quien se viven las historias más interesantes y mejor acabadas de la temporada, aunque la tensión que sufre el entrenador (proveniente del equipo, del pueblo y de la familia) también está muy bien ilustrada.

En cuanto a la realización, es una lástima que la puesta en escena sea equivocada. La cámara en mano demasiado inquieta con fotografía muy cerrada y montaje rapidísimo es más propio de un drama de acción intensa (tipo 24 o Battlestar Galactica) que de un drama tan tranquilo como éste. Como decía al principio, funciona bien cuando suceden los partidos, mostrando muy bien el encuentro y todo lo que se produce a su alrededor (las emociones del público, los espectáculos de las animadoras, etc.) a través de un excelente trabajo de edición, pero en el resto de las historias es contraproducente. Conversaciones íntimas y tragedias que deberían rebosar sentimientos se echan a perder por un caos de cambios de rostros, una agitación mareantemente innecesaria en la imagen y una falta total de control sobre el tiempo narrativo (todo se rueda igual, no hay lugar para manejar la tensión o la emoción a través de la construcción de escenas). No soy experto en cómo se rueda una obra de cine o televisión, pero es de cajón que cada escena requiere un tratamiento distinto, y en FNL lo que en el guión puede ser dramático se rueda de forma tan esquemática que las sensaciones que podría transmitir se pierden. En consecuencia, la serie resulta demasiado fría, estática a pesar del caos de imágenes sucediéndose sin parar. A medida que avanza la temporada van reduciendo el insistente ajetreo de la cámara, pero a mi modo de ver el estilo necesita ser mucho más pulido, manejado con más tacto.

No sé qué tendrán las series centradas en adolescentes que es tan fácil caer en su embrujo y liarse a ver capítulo tras capítulo a pesar de que siempre (salvo contadísimas excepciones) muestran las mismas historias. Cuando llevo tiempo diciendo que estoy cansado de ellas me engancho sin darme cuenta a alguna (antes de FNL fue The O.C. –donde las tramas centradas en los adultos también eras las mejores-). Lo bueno de este tipo de producciones es que cuando dejas de verlas porque se cancelan o le pierdes el rastro en la vorágine programación de las cadenas no las echas de menos, pues son un entretenimiento pasajero que no deja huella.

Anuncios

LOS CIEN MEJORES PROGRAMAS SEGÚN LA REVISTA TIME.

Listas y más listas. Cada revista o asociación de críticos saca la suya. En la mayoría se ve un favoritismo exagerado o simplemente que no tienen ni puñetera idea, pero siempre dan para buenas discusiones. Le toca el turno a la revista Time, que elige (bueno, lo hará alguno de sus críticos) los cien mejores programas de la historia de la televisión, que incluye tanto series como todo tipo de programas (incluso la Super Bowl… con anuncios y todo).

Respecto a los programas no tengo mucho que decir (salvo que veo algún reality, para un servidor uno de los peores cánceres de la televisión), pero en cuanto a series la lista es interesante, la veo realizada con mucha dedicación y conocimiento, sobre todo teniendo en cuenta que algunas elegidas son minoritarias, como series de culto entre los adolescentes (Es mi vidaMy So Called Life-, Buffy, Felicity –las dos últimas seguramente yo no las hubiera elegido, la primera no he llegado a verla-) o recientes joyas que resultaron fallidas por su escaso éxito (la genial Arrested Development). Sin embargo, hay tres ausencias que me resultan incomprensibles: Babylon 5, la cumbre de la ciencia-ficción y una de las producciones más revolucionarias que ha dado la pequeña pantalla; Urgencias, probablemente la mejor serie de la historia y cuya falta me escuece; Doctor en Alaska, otra maravilla que incluso fue bien recibida por crítica y público (aquí no, que se la cargó TVE) pero parecen haberse olvidado de ella.

Sigue leyendo

THE SARAH CONNOR CHRONICLES, EPISODIO PILOTO. Tan poco nivel como esperaba.

Es bastante común ver sereis clásicas revividas en películas para la gran pantalla. Corrupción en Miami, Star Trek, Los ángeles de Charlie… la lista es muy amplia. El paso contrario no suele darse, y menos común es que obtenga éxito. Así al pronto sólo me viene el reciente caso de Blade, exitosa franquicia de vampiros en el cine (y espantosamente mala, todo sea dicho) pero poco agraciada en su paso por televisión, donde duró una corta temporada. El caso que nos ocupa tiene su origen en la famosa Terminator, creada por James Cameron en 1984 y que contó con una estupenda segunda parte proveniente de las mismas manos en 1991. Hace pocos años el afán de crear y recuperar franquicias que generen escuelas de fans y permitan la aparición de merchandising de todo tipo y taquilleras secuelas, llevó a vete a saber qué productores a recuperar el temible engendro mecánico que revolucionó el cine de acción y ciencia-ficción en dos ocasiones. No sólo vio la luz una tercera parte, entretenida pero muy lejos de la calidad de sus hermanas, sino que se habló y se sigue hablando de una cuarta y quizá más. También se puso sobre la mesa el proyecto de una serie de televisión, éste denominado The Sarah Connor Chronicles (Las aventuras de Sarah Connor) y ambientado entre la segunda y tercera películas. Dicho proyecto tomó forma en la FOX y el episodio piloto, la clásica prueba de fuego para que la cadena estudie si dan el visto bueno a la serie o no, se mostró hace unos meses y por supuesto acabó en Internet. La primera temporada se espera para enero de 2008.

Principales
Lena Headey es Sarah Connor.
Thomas Dekker es John Connor.
Summer Glau es Cameron.
Richard T. Jones es James Ellison.
Secundarios
Owain Yeoman es Cromartie.
Sonya Walger es Michele Dixon.
Nick Wechsler es Ridge.
Aaron James Cash es Terminator.

Las crónicas de Sarah Connor (piloto)
The Sarah Connor Chronicles (pilot)

Escritor: Josh Friedman.
Director: David Nutter.
Valoración:

Sinopsis:
Inquieta porque llevan mucho tiempo en un mismo lugar, Sarah Connor obliga a su hijo John a empezar de nuevo otra vez. Pero pronto un Terminator aparece para matarlos. Sin embargo contarán con una ayuda inesperada: una de las compañeras de John en clase es otro modelo de Terminator enviado para protegerle.
Sigue leyendo

FARSCAPE – TEMPORADA 1.

Me llamo John Crichton y soy astronauta. Una onda radiactiva me golpeó y atravesé un agujero de gusano. Ahora estoy perdido en algún lejano lugar del universo… en una nave, una nave viva, llena de extrañas formas de vida alienígena. ¡Socorro, atención, por favor! ¿me oye alguien?. Me persigue un comandante militar loco que puede hacer todo lo que yo no puedo. Busco el camino de vuelta a casa.

Principales
Ben Browder es John Crichton.
Claudia Black es Aeryn Sun.
Anthony Simcoy es Ka D’Argo.
Jonathan Hardy es Rygel XVI.
Virginia Hey es Pa’u Zotoh Zhaan.
Gigi Edgley es Chiana.
Lani John Tupu es Piloto.
Secundarios
Lani John Tupu es Bialar Crais.
Wayne Pygram es Scorpius.

101. Premiere

Escritor: Rockne S. O’Bannon.
Director: Andrew Prowse.
Valoración:

Sinopsis:
El Comandante John Crichton se dispone a probar un nuevo diseño de lanzadera espacial cuando una anomalía de origen desconocido le arrastra lejos de la Tierra para aparecer en medio de una batalla entre naves alienígenas. Allí se ve forzado a unirse a una tripulación de presos en fuga en su propia nave prisión, que para colmo es un ser vivo.

Sigue leyendo

PRESENTACIÓN DE “TRAGANDO SERIES”.

Tragando series nace de mi continuo interés en las series de televisión y en hablar sobre ellas. Eludiendo el esfuerzo de crear y pagar una página más elaborada he optado por las facilidades que dan los blogs. Veremos si puedo realizar lo que tengo en mente y no supone más trabajo que diversión, pero el propio hecho de lanzarme a hacerlo ya es bastante gratificante.

El nombre del blog viene de que no tenía ganas de gastar neuronas en pensar algo muy elocuente. Tenía en mente nombres que además de ser fáciles de recordar y resultar simpáticos funcionaran como indicativo de la temática. Los primeros que se me ocurrieron estaban cogidos (Apaga la tele y Series en vena), así que se va a quedar en Tragando series, que viene a decir como que soy muy aficionado al tema.

En principio el blog se va a dividir en estas categorías:
Series. Para realizar una presentación con información y opinión de las series que veo.
Guías de episodios. Haré algunas bastante completas sobre mis series favoritas, pero es probable que también opte por incluir guías más sencillas de otras series que esté viendo.
Artículos. Reportajes dedicados a cualquier aspecto que se me ocurra de cualquier serie: su banda sonora, la repercusión que tiene, el camino que puede seguir, lo tonto que fue el actor por irse, etc.
Noticias. No voy a mantener un blog actualizado constantemente, sólo voy a incluir las que me resulten interesantes en relación con las series que esté siguiendo.
Telemierda. A ver qué da de sí. En principio mi idea es usarla como miscelánea de temas relacionados con la televisión. Generalmente no tengo nada bueno que decir sobre ella, pues la veo lo menos que puedo (de ahí la primera opción para el blog, “Apaga la tele si quieres ver series buenas”).
Cosas del blog. Para temas generales que tengan que ver con el blog, como este post de presentación.

He publicado una presentación de una serie y una guía de episodios para que se hagan una idea de cómo será el blog.

Sin más, espero que disfruten leyéndome como disfruto yo de las múltiples posibilidades que ofrece la blogosfera como medio de comunicación y entretenimiento.

Por cierto, a ver quién es capaz de decirme los nombres de todas las series que forman la imagen de la cabecera. Son unas veintisiete, si no he contado mal.

Un saludo.

BATTLESTAR GALACTICA – TEMPORADA 1.

ScFI Chanel | 2003-2005
Productores ejecutivos: Ronald D. Moore, David Eick. 
Intérpretes: Edward James Olmos, Mary McDonnell, Jamie Bamber, Katee Sachoff, Michael Hogan, James Callis, Tricia Helfer, Aaron Doulgas, Tahmoh Penikett, Alessandro Juliani, Kandyse McClure, Nicky Clyne, Paul Campbell, Donnelly Rhodes.

En diciembre de 2003 vio la luz la nueva versión de Battlestar Galactica en forma de miniserie de 180 minutos. Este excelente episodio, hasta la fecha el mejor de la serie para el que esto escribe, tuvo bastante éxito y pronto se dio el visto bueno a la temporada regular, que llegó un año después (enero de 2005) con trece capítulos. Como la miniserie es prácticamente el episodio piloto de la serie, lo incluyo en la guía de la primera temporada.

Ya la miniserie dejó muy claro el tono más adulto y oscuro en comparación con la serie original (también conocida como la clásica), amén de mostrar que juega en una liga superior en cuanto a calidad se refiere. La temporada siguió por esos derroteros de oscuras tramas políticas, personajes sumidos en unos acontecimientos que muchas veces los superan y el característico sello de acción sin límite.

Si la miniserie fue casi redonda, la primera y breve etapa de la saga no lo fue tanto. Por mucho que algunos se empeñen en que decayó a partir del ecuador de la segunda sesión, un servidor ya ve muchos de los defectos más comunes en BSG desde sus comienzos. Los personajes construidos sobre débiles esbozos y deformados por los constantes giros que dan los guionistas a sus vidas, la trama global puesta de lado hasta que se les ocurra algo a dichos escritores, dejando mientras que los Cylones den vueltas en círculos alrededor de sus ideas religiosas y perdiendo el control sobre el pirado de Baltar, quien pronto se convierte en uno de los caracteres más insostenibles. Pero las virtudes también son notables. La atmósfera de desesperación con las tramas de supervivencia llevadas al límite y mostrando desde distintos ángulos lo que los seres humanos pueden dar de sí son impresionantes… Episodios magistrales como 33 y otros de bastante calidad como Aqua o Litmus se mezclan con algunos estirados más de la cuenta (el díptico de Starbuck perdida) y algún que otro entretenido pero desaprovechado. En conjunto, espectacular obra de Ciencia-Ficción que ha renovado el panorama con su excelente realización y su durísimo y oscuro dramatismo, pero con algunos elementos importantes muy mejorables.
Sigue leyendo

HABITACIÓN PERDIDA. Grandes ideas mal plasmadas y peor realizadas.


SciFi Channel | 2006
Creadores: Laura Harkcom, Christopher Leone, Paul Workman.
Productores ejecutivos: Richard Hatem.
Escritores: Laura Harkcom, Christopher Leone, Paul Workman.
Directores: Craig R. Baxley y Michael W. Watkin.
Intérpretes: Peter Krause, Julianna Margulies, Peter Jacobson, Dennis Christopher, April Grace, Chris Bauer, Kevin Pollak…
Valoración:

Con el hallazgo de una llave que abre puertas a donde uno desee, el Detective Joe Miller se ve envuelto en una trama fantástica donde organizaciones y personas de distinta índole van tras la búsqueda de un amplio número de objetos que poseeen poderes de lo más variado y que parecen tener como origen una misteriosa habitación de motel desaparecida a la que el protagonista puede llegar con su llave.

Habitación perdida parte de una premisa de gran originalidad y con gran potencial. El abanico de posibilidades que abre la idea de los objetos es muy grande y permite jugar con los poderes de los mismos hasta los límites de la imaginación. Además, abre las puertas a un universo propio donde se pueden crear organizaciones y tramas de misterio desde donde los guionistas pueden navegar hacia casi cualquier rumbo que se les ocurra. La única barrera que encuentra esta peculiar mitología es la propia ineptitud de sus autores, quienes no han sabido darle la forma adecuada al universo que propusieron y menos aún han logrado construir sobre él una serie que aproveche su atractivo potencial.

A los hombros de personajes que no dicen mucho los guionistas elaboran una trama demasiado típica, el héroe que sortea obstáculos y enemigos en busca del familiar desaparecido. Hay misterios, sorpresas y algunos recursos muy interesantes desperdigados aquí y allá sobre una historia desarrollada con bastante torpeza que enlaza escenas que muchas veces no pintan nada y otras que resultan poco creíbles o contraproducentes, por no hablar de muchos momentos entre malogrados y lastimeros… El resultado es como ver pequeñas obras de arte unidas con esparadrapo: la belleza de una idea queda opacada por la torpeza con que se une con las demás, el conjunto tiembla y está a punto de desmoronarse.

Por si fuera poco, la realización es bastante precaria. Directores con pocos recursos y hábitos demasiados televisivos desvirtúan aún más el producto: primeros planos cansinos y agobiantes, fotografía impersonal y nada imaginativa, montaje precipitado y caótico… El aspecto final es muy pobre, más propio de una serie menor de hace diez años que de lo que se espera hoy día.

Si los rostros tras las cámaras no han sido eficaces, los que están ante ella han estado bastante mejor. El reparto está formado por estrellas de la televisión y eso se nota. A la siempre magnífica labor de Peter Krause se suman otros veteranos de sobrada experiencia como Julianna Margulies, Peter Jacobson o Chris Bauer. Tanto estos como el resto de plantel ofrecen interpretaciones de gran nivel, sin embargo me queda la sensación de que con mejores personajes y directores más hábiles podrían haberse lucido.

Habitación perdida queda pues como una propuesta que prometía mucho pero cuya construcción le ha venido grande a sus arquitectos. Entretiene, pero a base de dejar muchos instantes con mal sabor de boca, con la sensación de oportunidad desaprovechada. La recomiendo por su originalidad, pero con la advertencia de que a parte de la prometedora base del relato encontrarán un producto demasiado convencional.