THE AMERICANS – TEMPORADA 2.

The Americans
FX | 2014
Productores ejecutivos: Joseph Weisberg, Graham Yost, Joel Fields, Justin Falvey.
Intérpretes: Keri Russell, Matthew Rhys, Holly Taylor, Keidrich Sellati, Noah Emmerich, Richard Thomas, Annet Mahendru, Susan Misner, Alison Wright, Margo Martindale, Costa Ronin, Lev Gorn.
Valoración:

Qué decepción el segundo año de The Americans. El primero no era impresionante pero apuntaba maneras, y la esperable maduración prometía que el thriller con tintes de drama crecería hasta dar una buena serie. Pero los guionistas han tirado por un camino muy cobarde, se han apoltronado, se han aferrado a sus bases y encerrado en la comodidad de lo conocido sin tan siquiera intentar ir más allá.

En los primeros capítulos exponen las tramas y los problemas personales que vamos a ver… y ahí se quedan, no evolucionan ni se dirigen hacia nada tangible y emocionante, todos los episodios repiten lo mismo una y otra vez, mareando la perdiz sin llegar a nada. Subtramas anodinas (el joven militar) se estiran como para darles una trascendencia que finalmente no llegar a tener. Enemigos de postín resultan más sensacionalistas que verosímiles, como el militar que al final vuelve para matar gente, cuyas motivaciones y lugar en la trama no se entienden. Secundarios varios (como el tipo rescatado) aparecen aquí y allá y es difícil acordarse de dónde surgieron o en qué andan cuando vuelven al juego. Estamos dando vueltas sin avanzar hasta el desenlace, momento que da un buen par de sorpresas finales: la revelación sobre el asesinato de los amigos que abría el año y el destino que pretende la organización para la hija de la familia. Pero el resto de este último capítulo es ejemplo de todo lo visto anteriormente: pura intrascendencia y aburrimiento.

El drama familiar está igual de muerto. La niña llega a la adolescencia y quiere emanciparse… y todos los capítulos con el lloriqueo y la pelea de turno. El matrimonio de Philip y Elizabeth no da ningún paso en ningún sentido, cuando es el eje central de la serie. El niño está de adorno. Lo único que parece moverse es el trío Stan-Nina-Oleg, tanto en solitario como en conjunto, aunque en esto último dan tumbos de forma caótica e ininteligible hasta llegar a una historia de traiciones y juegos a dos bandas bastante pobre que, como el resto, no lleva a nada digno de señalar. Además hay agujeros enormes: Stan, agente del FBI del montón, se empeña en meterse en el seno de una investigación secreta por capricho, y vaya si lo consigue, sin ninguna reticencia ni control. Al menos han explicado que Martha se da cuenta de la peluca de Philip, pues ya era motivo de chiste que su disfraz no se descubriera.

Termina la temporada y no soy capaz de concretar qué nos han narrado. Sí, pretendían robar la tecnología Stealth de los aviones estadounidenses, pero hasta llegar a eso hemos pasado por alguna cosa con ordenadores, el lío con la base militar y otras cuantas historias que no sé cómo encajan entre sí y qué han aportado a los personajes. Igualmente no me ha quedado claro en qué posición han terminado los protagonistas. ¿Han andado Phillip y Elizabeth hacia alguna parte? En la anterior etapa se jugó con sus dudas sobre su posición en el mundo, y el comienzo de esta con el otro matrimonio muerto prometía sembrar más dudas sobre lo que hacen, pero nada ocurre, incluso los roces con Claudia se dejan de lado. Sin conflicto real no hay emoción ni interés, y el melodrama con la chiquilla no llena ese vacío. Por el otro lado igual: ¿qué pasa con Nina, Stan y Oleg, qué aporta al conjunto el lío que se traen entre manos? Del poco interés que me despertaba no recuerdo como acaba esa sección, y eso que terminé el visionado hace pocos días.

En resumen, de vago y disperso el guión ha resultado extremadamente confuso además de poco atractivo. El tramo central tiene varios episodios que rozan el suspenso, que son aburridos hasta decir basta, algo imperdonable en una serie nacida en la primera división y con potencial para mucho más. El resto está entre lo convencional y lo aceptable, pero sin picos de interés y emoción destacables. Vamos, una temporada para olvidar. Lo único remarcable es de nuevo el excelente trabajo actoral, en especial el de la pareja protagonista, Keri Russell y Matthew Rhys.

Ver también:
Temporada 1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s