FARSCAPE – TEMPORADA 1.

Me llamo John Crichton y soy astronauta. Una onda radiactiva me golpeó y atravesé un agujero de gusano. Ahora estoy perdido en algún lejano lugar del universo… en una nave, una nave viva, llena de extrañas formas de vida alienígena. ¡Socorro, atención, por favor! ¿me oye alguien?. Me persigue un comandante militar loco que puede hacer todo lo que yo no puedo. Busco el camino de vuelta a casa.

Principales
Ben Browder es John Crichton.
Claudia Black es Aeryn Sun.
Anthony Simcoy es Ka D’Argo.
Jonathan Hardy es Rygel XVI.
Virginia Hey es Pa’u Zotoh Zhaan.
Gigi Edgley es Chiana.
Lani John Tupu es Piloto.
Secundarios
Lani John Tupu es Bialar Crais.
Wayne Pygram es Scorpius.

101. Premiere

Escritor: Rockne S. O’Bannon.
Director: Andrew Prowse.
Valoración:

Sinopsis:
El Comandante John Crichton se dispone a probar un nuevo diseño de lanzadera espacial cuando una anomalía de origen desconocido le arrastra lejos de la Tierra para aparecer en medio de una batalla entre naves alienígenas. Allí se ve forzado a unirse a una tripulación de presos en fuga en su propia nave prisión, que para colmo es un ser vivo.

Frases:
– Zhaan: Piloto, ¿sabe Moya dónde estamos?
– Piloto: Por supuesto: en otro lugar. Eh… más tarde os daré los detalles.

– Zhaan: No soy más que el resultado de mi educación.

– Rygel: Soy Rygel XVI, dominante de un pueblo de 600 mil millones. No tengo por qué hablar contigo.

– Crichton: Una de esas cosas mecánicas me ha inyectado algo.
– Rygel: Un traductor de microbios.
– Crichton: ¿De microbios?
– Rygel: Forman colonias en la base del cerebro y nos permiten entender lo que decimos.

– Sun: Vamos a sabotear la nave.
– Crichton: ¿Sabotearla? Pero si no nos han hecho nada. Mostrémosle un poco de compasión.
– Sun: ¿Compasión? ¿Qué es compasión?

– Sun: Señor, afirma ser un Humano de un planeta llamado la Sierra.

Notas:
Una onda radiactiva me golpeó. Me da a mí que no es correcto eso, y que lo lógico sería electromagnética o algo parecido. En inglés dice lo mismo.
– Rygel dice que es dominante de 600 millones, pero en inglés son 600 mil millones. En posteriores capítulos la cifra se traduce bien.
– El episodio original tenía un metraje mayor, pero fue recortado para ajustarlo a los 42 minutos.
– En principio Crichton pertenecería a la NASA, pero la organización se empeñó en revisar el guión y los productores inventaron su propia versión de la agencia, la IASA.

Comentario:
Una presentación bastante eficaz, sencilla, divertida y con buenas dosis de acción y humor. Los creadores no hacen alardes innecesarios, no se complican la vida y van directo a lo importante: presentar los personajes. Y en eso cumple bien, con diálogos correctos y alguna escena dedicada únicamente a charlas entre personajes bastantes reveladoras sobre su carácter. El efecto es que ya se puede discernir claramente quién es quién, y se logra sin caer en tópicos. La presencia de Crais está un poco cogida por los pelos, y de hecho nunca llega a funcionar muy bien como malo de la función, pero en el futuro la cosa se arregla con Scorpius y el personaje en sí también dará bastante juego.

Hay alguna genialidad como la inclusión de los microbios traductores, que son una patada directa a las mil secuelas de Star Trek, donde todo alienígena habla inglés, incluso en los primeros contactos entre razas. La pega, que los guionistas se empeñen en inventarse términos extraños para definir distancias y unidades de tiempo. Vale que los microbios no lo traduzcan porque no serán iguales a los metros y horas, pero a veces queda forzado, y en ocasiones es ridículo: es evidente cuándo se refieren a estribor y babor, y aun así se inventan palabras innecesarias. Por otro lado, añadir estos vocablos alienígenas es una buena forma de ocultar palabras malsonantes sin disparar la restricción de edades. Fue algo que copió Firefly: usar el chino para soltar palabrotas.

Hay una pifiada monumental en el planteamiento de la maniobra experimental de Crichton: la absurda idea de acelerar una nave lanzándola contra el rozamiento que produce volar sobre la atmósfera. Pobre excusa para justificar la misión Farscape; podrían haberse inventado cualquier motivo, como probar la nueva nave sin más. Queda fatal, con gran falta de lógica científica.


102. Yo E.T.
I, E.T.

Escritor: Sally Lapiduss.
Director: Pino Amenta.
Valoración:

Sinopsis:
Por culpa de un artefacto Pacificador Moya empieza a emitir una señal de localización. Para amortiguarla mientras la eliminan intentan una maniobra muy arriesgada: aterrizar en un planeta desconocido.

Comentario:
Curiosa referencia a E.T. con Crichton como alienígena. El garaje/establo, los persecutores en la noche, el niño y la madre que se topan con el alienígena… Se intuyen también otras referencias a otras producciones, como los trajes de los soldados, que parecen una mezcla de los uniformes de los lagartos de V y Darth Vader.

No es un gran episodio, pero funciona bien como complemento al capítulo piloto, mostrando los primeros pasos de Crichton y los demás fugados en sus nuevas vidas. Le sobran despedidas sentimentales, demasiado largas y cursis, y es algo lento.

En contra, algunos detalles como que los habitantes del planeta, sin haber tenido contacto con el exterior, entienden a Crichton aunque no tengan microbios traductores. Tras la genialidad que supone el invento van y cometen este desliz. Menos mal que no se repite en ningún otro episodio.

Hay un problema habitual a lo largo de la serie en la versión en castellano: el doblaje de secundarios repite las mismas voces constantemente. Por lo demás, es un doblaje muy bueno, con voces adecuadas a cada carácter. Es de esas pocas ocasiones en las que no me importaría verla en inglés o en castellano si no fuera porque es cansino escuchar al mismo hombre y a la misma mujer en el secundario/a de cada episodio.


103. Éxodo del Génesis
Exodus from Genesis

Escritor: Ro Hume.
Director: Brian Henson.
Valoración:

Sinopsis:
Unos parásitos se cuelan en Moya y ponen en peligro la nave y sobre todo la vida de Sun. Además crean réplicas de los tripulantes de la nave que siembran el caos. Por si fuera poco, sube a bordo una nave Pacificadora.

Frases:
– D’Argo: Nada se resiste a la sierra láser.
– Crichton: Pues comprueba la garantía, porque no funciona.

– Piloto: Es extraño estar tan cerca de un Pacificador y no tener miedo.

Comentario:
¿Qué parida es esa de Zhaan pintando a súper velocidad? Un poco más de control por parte de los productores ejecutivos, que a veces hay guionistas que incluyen elementos que no tienen cabida en la serie. Más adelante por ejemplo, Zhaan se vuelve invisible, una habilidad que realmente el personaje no tiene. Suele pasar en muchas series, claro está.

Uno de los mayores fallos de la realización de Farscape es que los efectos sonoros son horrorosos y, peor aún, se utilizan de forma descontrolada, quedando cutre en multitud de ocasiones. En este episodio también se exceden incluyendo música en muchas partes innecesarias.

Un episodio entretenido, no muy destacable. No aporta mucho de originalidad, pues los clones están muy vistos… y es sorprendente lo fácil que es hacer clones con la misma ropa que los personajes en los universos de las series de CF. Alguna ligera aportación innecesaria, como la distorsionada voz de Zhaan cuando habla la reina a través de ella (con malos añadidos de efectos sonoros y música), alguna cosilla forzada, como esos inútiles Pacificadores, pero por lo general mantiene el tono Farscape: los personajes intentando sobrevivir mientras a la vez se hacen la vida imposible mutuamente. Y queda un poco exagerado que el calor afecte tanto a una especie, pero supongo que se pueden inventar cualquier cosa sobre los alienígenas.


104. Trono para la perdición
Throne for a Loss

Escritor: Richard Manning.
Director: Pino Amenta.
Valoración:

Sinopsis:
Rygel es secuestrado por una banda de mercenarios. El problema radica en que se ha llevado consigo una pieza sin la que Moya no puede maniobrar, así que la tripulación, muy a su pesar, debe intentar rescatarlo.

Frases:
– Rygel: Yo, Rygel el XVI, Dominante del Imperio Ineriano, y también amado soberano de más de seiscientos mil millones de súbditos, os doy la bienvenida a nuestra nave.

– Rygel: Si os dirigís a mí, llamadme vuesta “Suprema Eminencia”… Cosa que ya deberíais hacer normalmente.

– Piloto: Crichton tiene una idea.
– Zhaan: ¿Has dicho Crichton?

– Sun: Tengo un plan.
– Crichton: Oh, no. Deja que lo adivine. Tu plan es… ¿bajar al planeta, liderar un asalto contra?… ¿cuántos?, ¿un par de docenas de Tabloides armados hasta los dientes y luego meter el culo en la nave?
– Sun: Tableks.
– Crichton: ¿Es ese tu plan? ¡Incluso un plan del Coyote sería mejor que ese que acabas de proponer! ¿Vas a ir sola?
– Sun: No, claro que no, tú vienes conmigo.

– Crichton: Y tú querías exterminar a todos los Tabloides del planeta.
– Sun: Tavleks.
– D’Argo: Tavleks.
– Sun: Crichton ya debería haber vuelto.
– D’Argo: Seguramente estará delante de un arma Tavlek sin saber qué hacer.
– Sun: Ja, ja, ja, imagínatelo: en alguna parte hay un mundo lleno de Crichtons. Qué cosa tan inútil y absurda.

– Bekhesh: Supongamos que todavía no te creo.
– Crichton: Supongamos que nos disparas a todos, porque te he dicho la verdad.
– Bekhesh: Hace tanto tiempo que nadie me dice la verdad que ya no sé reconocerla.

Comentario:
Uno de los capítulos más divertidos de la temporada, con diálogos sólidos donde los personajes constantemente se insultan y pelean. La trama es sencilla, excusa para mover a los caracteres en situaciones perfectas para cada uno de ellos: Rygel humillado constantemente, por lo general por su culpa, intentando pasar por importante cuando su falta de modales lleva a que le marginen; Zhaan intentando ayudar a seres belicistas e irracionales sin pedir nada a cambio… y sin lograr su objetivo; Crichton intentando encajar en un mundo hostil y muy diferente al suyo; Sun y D’Argo yendo de héroes pero guardando sus frustraciones… o dirigiéndolas hacia la ira; y Piloto sufriendo en medio de todos con su infinita servidumbre y paciencia y constante preocupación por Moya.

Fantástico el tratamiento dado al brazalete que proporciona droga, con la inclusión del Tavlek que se ve privado de ello durante un tiempo. Estupendo también el compañero de celda de Rygel y lo que sufre el pequeño insoportable.


105. Regreso y regreso al futuro
Back and Back and Back to the Future

Escritor: Babs Greyhosky.
Director: Rowan Woods.
Valoración:

Sinopsis:
Tras el rescate de una nave de salvamento Crichton empieza a tener extrañas visiones que parecen ser el futuro. Mientras, la tensión crece tras el rescate de los supervivientes.

Frases:
– Crichton: Voy a tomar el aire.
– Sun: Aquí tenemos aire. ¿Cuál es su problema?
– Zhaan: Es Crichton…

– Crichton: ¿Qué hay en esa maldita lanzadera?
– Verell: Una singularidad cuántica.

– Sun (a Crichton): ¿Cómo lo has descubierto?
– Zhaan: Afirma que logra ver el futuro.
– Sun: ¿El futuro? Si no entiendes el presente.

Comentario:
Se puede hacer algo larguito porque la historia avanza a trompicones y con repeticiones, pero al menos es curioso y los flashes de Crichton dan para buenos chistes. Aporta también información sobre qué ocurre en la Galaxia, como la guerra que incumbe a los Luxanos. Lo peor, lo malísimas que son las escenas de acción, sobre todo con la alienígena y sus golpes de dedo; y como siempre, se abusa de los efectos sonoros que quedan fatal.

Otro detalle para mencionar es que los comunicadores que llevan los personajes funcionan mágicamente, pues sin pulsarlos ni dar ninguna orden transmiten justo cuando deben hacerlo (incluso con un bip de inicio y fin de transmisión). Recuerda a las puertas de Star Trek o Babylon 5, que sólo se abrían cuando el personaje realmente iba a salir, no cuando se acercaba a ella paseando o para dar la vuelta en el último momento. Son detalles que denotan dejadez en la producción.

Aprueba, pero pasa sin pena ni gloria.


106. Gracias a Dios es viernes, otra vez
Thank God It’s Friday. Again

Escritor: David Wilks.
Director: Rowan Woods.
Valoración:

Sinopsis:
D’Argo decide quedarse en un planeta, pero a Crichton no le parece que esté en sus cabales. Zhaan se une a D’Argo y también se comporta de manera extraña, así que decide ir rescatarlos. Sun y Rygel deben hacer frente a una enfermedad que padece el segundo.

Frases:
– Crichton: Esto lo he visto antes… Mel Gibson, Tina Turner… Mad Max.
– Rygel: ¿Qué?
– Crichton: Es igual, nadie vio la tercera parte.

Comentario:
La historia no es muy original, con esa especie de distopía a lo Un mundo feliz (pero en plan exagerado con las drogas) con ambientación medio china, pero da para un capítulo que no aburre y como siempre con algún buen chiste, como la impagable meada de fuego de Rygel. Se le puede achacar que es lento, pero tiene partes buenas, como la resolución a base de diálogos, que funciona a pesar de no tener acción.

Una pega es la extraña decisión de hacer que la alienígena que maneja el cotarro sea de piel blanca cuando los demás de su raza son rojos, pues resulta un tanto extraño y confuso; y decir también que su peluca es horrorosa.


107. Técnica Pacificadora
PK Tech Girl

Escritor: Nan Hagan.
Director: Tony Tisle.
Valoración:

Sinopsis:
En su viaje por los Territorios Inexplorados Moya encuentra una nave Comando Pacificadora abandonada. Rygel la reconoce como la Celbinion, una reliquia de gran importancia histórica, donde fue torturado durante años. Mientras la investigan se topan con una Pacificadora en su interior y aparece una peligrosa raza que quiere tomar partido del saqueo.

Frases:
– Gelina: Gracias por intentar impedir que me matara hoy.
– Crichton: Cada día intento salvar una vida. Normalmente es la mía.

– Crichton: ¡Eh!
– Sun: Es un saludo que nunca entenderé.

Notas:
– El título en castellano lleva a confusión, pues parece indicar que trata sobre técnicas o estrategias Pacificadoras, cuando hace referencia a la técnico que hallan en la nave.

Comentario:
Las dos historias son muy entretenidas y están bien escritas. La parte de Rygel podría definirse como de relleno, pero aporta muchísimo a su personaje: el largo cautiverio le atormenta, le ha quitado prácticamente la habilidad de valerse por sí mismo y la confianza tanto en sí mismo como en los demás. Explica muy bien su egoísmo: es un cobarde que intenta revivir su época de Dominante.

La historia del resto de personajes añade peso a la presencia de los Pacificadores, consiguiendo que den miedo pero a la vez humanizándolos con la presencia de Gelina: son una especie belicista cuyos miembros son educados para ello, así que poseen poca experiencia en los sentimientos.

La atracción entre Gelina y Crichton está bien desarrollada a pesar del poco tiempo disponible, y se empieza a mostrar claramente la floreciente atracción entre el humano y Sun, antes limitada a fugaces roces (siempre acaban abrazados en cada huida o explosión). Decir también que la interpretación de la actriz de Gelina es bastante buena y la ambientación de la nave Pacificadora medio destrozada funciona muy bien (con algunos planos que recuerdan a Alien, con las cadenas colgando y el goteo de agua).

El tiempo se aprovecha muy bien también con la inclusión de interesantes secundarios: esos impagables escupe fuego a los que consiguen dotar de mucho carisma.


108. La vieja magia negra
That Old Black Magic

Escritor: Richard Manning.
Director: Brendan Maher.
Valoración:

Sinopsis:
En la visita a un planeta un mago atrapa a Crichton y mediante sus poderes lo enfrenta en ilusiones al Capitán Crais. Los demás deben averiguar los motivos de dicho secuestro y la forma de recuperar a Crichton.

Frases:
– Rygel: John Cricthon, querido amigo… No, espera, eso es demasiado íntimo. John Crichton, poco grato compañero, que llegues sano y salvo al Reino Sagrado. Bueno, al nuestro no, que es para los Hynerianos. Búscate tu propio reino. Tras la Ceremonia de Viaje te declaro oficialmente muerto… y me quedo con todas tus posesiones.

– Sun: Zhaan, debo disculparme por burlarme de tu valor. Ahora veo que eres un guerrero y no me había dado cuenta.
(Zhaan se aleja apenada)
– Sun: ¿Qué le ha pasado?
– D’Argo: La has llamado guerrero. No podías haberla herido más.

Comentario:
Es una pena que la primera aparición importante de Crais desde el episodio piloto y que la primera exposición ampliada del personaje ocurra en un capítulo de tan escasa calidad. De todas formas, aunque el personaje luego crezca, actualmente se muestra limitadísimo, siendo un malo obtuso, cuya razón para perseguir a Crichton apenas se sostiene, y más después de todas las explicaciones que le ha dado John. La parte dedicada a su desobediencia al alto mando Pacificador es lo único salvable del episodio, pero lamentablemente tiene un final penoso, con esa forma tan cutre de romperle el cuello a su segundo (un carácter que estaba siendo interesante).

El resto del capítulo se hace insufrible, con un guión bastante soso, aburridísimo, negligente en esta construcción excesivamente fantasiosa de hechiceros y con la descontrolada exageración de los poderes de Zhaan. El desarrollo de la historia es aparatoso y tampoco está bien rodado. Para olvidar rápidamente si no fuera porque tiene alguna parte importante en cuanto a la evolución de los personajes: el lado oscuro que Zhaan había conseguido refrenar vuelve a salir a flote, y Crais pierde el control aún más, no haciendo caso a las órdenes de sus superiores.

Por cierto, Crais al final dice Entramos en los territorios Inexplorados, pero en realidad llevan ya varios capítulos en ellos. ¿Error de traducción (podría decir adentrémonos indicando que sigan más allá) o de guión?


109. El científico del ADN
DNA Mad Scientist

Escritor: Tom Blomquist.
Director: Andrew Prowse.
Valoración:

Sinopsis:
Un científico da la posibilidad de hallar los hogares de algunos de los tripulantes de Moya, así que estos se enzarzan en una lucha por conseguir resultados y poner rumbo a su planeta antes que al de los demás. Sun sufre efectos inesperados en las pruebas de ADN para identificar las especies.

Frases:
– Crichton: Nunca os podré entender. ¿Por qué no puedes enfadarte? ¿O ponerte furioso?
– Piloto: Cuando uno de mi especie se une a una Leviatán entrega su vida al servicio de los demás. Primero es la nave y luego los que viajan en ella.

– D’Argo: ¿Se te ha curado el brazo?
– Piloto: Por supuesto.
– D’Argo: ¿Entiendes por qué hice lo que hice?
– Piloto: Tus motivos están totalmente claros.
– D’Argo: ¿Y entiendes que si tuviera que volver a escoger haría exactamente lo mismo?
– Piloto: No tengo ninguna duda. También sé que los Luxanos no suelen disculparse.

Comentario:
Este episodio se inclina completamente hacia el drama, sin concesiones cómicas. Ante la posibilidad de encontrar un detallado mapa a sus hogares, los tripulantes que tienen posibilidad de volver (Sun no puede, Piloto no cuenta y de Crichton no hay datos, así que quedan Rygel, Zhaan y D’Argo) se alían entre ellos según el momento les beneficie… pero los tres coinciden en que el precio por dicha información puede y debe ser pagado: darle al científico un brazo del Piloto. También queda claro que no dudarían en volver a hacer algo así, con lo que se persiguen con más rabia de lo normal y olvidando la ética y el respeto a la vida por el camino. La presencia de Zhaan en dichos eventos es aún más dura, pues si hubiera ocurrido antes del capítulo anterior (el infumable La vieja magia negra, donde su lado malo que tanto le costó superar vuelve a formar parte de su vida) habría sido impensable, pero aquí toma posición claramente y las miradas que echa son terroríficas. Sin embargo, el guión no saca todo el partido posible de la situación de dicho personaje, pues habría sido lógico y muy interesante hacer hincapié en las respuestas de los demás tripulantes ante su radical cambio (y dicho sea de paso, el espectador que se haya saltado el anterior quedará completamente descolocado, es lo que tienen las series no estáticas).

Mientras, Crichton no puede hacer mucho (aunque podría esforzarse más, que no es normal que pase tanto de la situación), así que se entretiene salvando a la más desdichada, Sun, quien se ve alejada de su hogar por partida triple: primero, porque los demás tripulantes no pueden acercarse a territorios de los Pacificadores, segundo, porque ella no es bienvenida en los mismos, tercero, por el experimento que sufre en su cuerpo.

La historia flojea en varios aspectos. Se parte de una premisa tan rebuscada que se hunde por su propia inconsistencia: una base de datos realizada por un pequeño grupo de científicos que contiene muestras de ADN de once millones de especies, además de las localizaciones de sus planetas natales. La idea de por sí no tiene lógica, pues nada relaciona el ADN de una criatura con la ubicación de su planeta, así que obligatoriamente son dos investigaciones por separado; y el elevado número de registros es abultadísimo para haberlo realizado en una sola generación (si hubieran tardado 20 años, saldría en el orden de 1500 recogidas de muestras al día, más la dificilísima tarea de hallar el sistema solar de cada raza…), con lo que resulta tan absurdo como increíble. Y encima hay un gran fallo de guión al final: cuando el malo es vencido los personajes no vuelven a utilizar la tecnología para intentar hallar sus hogares (la ayudante seguro que sabe cómo hacerlo, pues el proyecto era suyo).

La trama de Sun es muy poco original: el personaje con mutaciones (del que sabemos que por mucho que mute o envejezca, es un episodio de relleno y acabará volviendo a su estado normal), el villano de la función y el ayudante reprimido que ayuda a solventar la situación resultan muy previsibles.

Un capítulo que no es malo pero no deja casi ningún buen recuerdo, que se deja ver únicamente por las bestialidades que se hacen y planean hacer los personajes. Ah, y está presente uno de los errores que más detesto de cualquier serie de corte fantástico o CF: que el monstruo de turno que puede regenerarse cuando es herido tiene también la asombrosa habilidad de regenerar su ropa…


110. Tienen un secreto
They’ve Got a Secret

Escritor: Sally Lapiduss.
Director: Ian Watson.
Valoración:

Sinopsis:
D’Argo sufre un accidente y comienza a tener alucinaciones donde recuerda cosas de su pasado: su relación amorosa con una Pacificadora, los crímenes que se le imputan (su asesinato), su hijo desaparecido… Moya actúa de forma muy extraña, volviéndose incluso contra la tripulación. Al final descubren que un proyecto secreto Pacificador que estaba bloqueado ha sido desbloqueado por accidente, y Moya, que es una nave viva, ha quedado embarazada.

Comentario:
Uno de los capítulos más interesantes de la temporada. Gran cantidad de revelaciones y sorpresas bien desarrolladas en una trama que atrapa y resulta de lo más intrigante. El embarazo de Moya es original y alucinante y el pasado de D’Argo se presenta como apasionante.


111. Hasta que la sangre se aclare
Till the Blood Runs Clear

Escritor: Doug Heyes Jr..
Director: Tony Tilse.
Valoración:

Sinopsis:
En una parada en un planeta para estudiar agujeros de gusano, Sun y Crichton descubren que hay órdenes de búsqueda contra los tripulantes de Moya que atraen a cazarrecompensas.

Frases:
– D’Argo: ¿Qué es ser un grano en el culo?
– Zhaan: Los humanos lo dicen cuando alguien es irritante, obstinado, odioso…
– Rygel: Simplón, imbécil, idiota…
– D’Argo: Ya lo he entendido.
– Rygel: Tonto…

Comentario:
Flojo y a ratos aburrido, le falta chispa y garra. Ni los personajes ni las situaciones dan para momentos de tensión o humor.

Bastante absurdo que Crichton pueda grabar datos científicos en la cinta de su grabadora, pero es ridículo que Furlong la acepte como pago: ¿cómo va a leer esos datos si no dispone de tecnología de los humanos? Por otro lado, se hace hincapié en los agujeros de gusano (importantes en las tramas globales) aunque al final Crichton se vaya con las manos vacías.

Impagables los fotorgasmos de Zhaan: es una planta que recibe con placer el exceso de luz.


112. Rapsodia azul
Rhapsody in Blue

Escritor: David Kemper, Ro Hume.
Director: Andrew Prowse.
Valoración:

Sinopsis:
Un grupo de la raza de Zhaan atrae a Moya hacia el planeta donde se encuentran. Pronto se descubre que las intenciones de algunos no son amistosas, y además se da a conocer el oscuro pasado de Zhaan.

Frases:
– Crichton: Eh, esos son mis calzoncillos.
– Sun: ¿Qué pone aquí…?
– Crichton: Kalvin.
– Sun: Entonces no son tuyos.

– D’Argo: Qué extraño… Anoche soñé con mi esposa. Con la última noche que pasamos juntos antes de que la asesinaran.
– Crichton: Yo también. No, no. No con tu mujer, sino con mi pareja.

– Crichton: Lo llamaré trigópodo.

– Rygel: Este trigópodo es magnífico.

– Sun: Menuda combinación: Zhaan distraida y Crichton confundido. Por qué les habré dejado…
– D’Argo: Crichton siempre está confundido.

Comentario:
Largo y aburrido, bastante insustancial a pesar de indagar en el pasado de Zhaan, las razones de su cautiverio y la situación política actual de su planeta. Se hace muy pesado, está mal dirigido, la historia no termina de tomar forma… tan sólo algunos diálogos geniales que destacar. Una pena, pues los primeros pasos que esclarecen los pasados de los demás personajes son muy interesantes, pero este de Zhaan ha salido bastante flojo.


113. El rastrillo
The Flax

Escritor: Justin Monjo.
Director: Peter Andrikidis.
Valoración:

Sinopsis:
Aeryn y Crichton quedan atrapados en una trampa mientras los demás deben lidiar con los piratas que la han preparado.

Frases:
– D’Argo: ¿Dónde hedmana están Crichton y Aeryn? Ya deberían haber vuelto.
– Zhaan: Enseñarle a Crichton lleva su tiempo.
– D’Argo: Enseñarle a Crichton es una pérdida de tiempo.

Comentario:
No muy destacable, pero entretenido. Eso sí, las resoluciones son algo típicas, de esas que suelo soportar muy poco en la series: los protagonistas a punto de dar el paso final en su relación, se ven impedidos en el último momento para que todo quede como antes; y en la misma situación otro de los caracteres: a punto de hallar la ruta para su hogar y por una decisión poco acorde con él se da la vuelta en el último momento. Todo por el status quo. Menos mal que en Farscape estas cosas ocurren escasísimas veces.
Por lo demás, tiene buenos momentos, sobre todo a manos de Rygel y de la nave del pirata (menuda chatarra que funciona a golpes… ¡y a vapor!), y al contrario que los dos últimos episodios el ritmo es adecuado y no aburre en ningún momento.


114. Jeremiah Crichton

Escritor: Doug Heyes Jr..
Director: Ian Watson.
Valoración:

Sinopsis:
Crichton se queda abandonado durante varios meses en un planeta con unos colonos. Cuando los compañeros de Moya consiguen encontrarle la paz se rompe.

Frases:
– D’Argo: ¿Cómo sabías lo de ese texto?
– Rygel: ¿Dónde te has criado? Todas las religiones tienen uno.

Notas:
– Crichton pasa un cuarto de ciclo (tres meses) en ese planeta.

Comentario:
De principio a fin estamos ante un capítulo más propio de la infame Stargate SG-1, lleno de tópicos y desarrollado con una simplicidad exasperante, aburrido, tontorrón, infantil… Hay algo de crítica a la religión, pero todo tratado de forma tan vulgar que resulta irrisorio. Los citados tópicos se suceden uno detrás del otro en el orden más previsible posible, de modo que cualquiera que haya visto alguna temporada de Star Trek o Stargate SG-1 ya conocerá al dedillo el devenir de los acontecimientos: la presentación de la cultura donde el protagonista es bien tratado, la revelación que confirma que algo va mal, el hallazgo que conduce a la próxima muerte de los protagonistas, los personajes secundarios siguiendo también los pasos habituales (la joven, el enamorado, la redención, los líderes más o menos malos, las mentiras)… y el final, que no parece llegar nunca, también es como se esperaba: el cambio, la revolución que lo vuelve todo feliz y consigue que todos sean amigos.

Muy flojo, da pena verlo, para olvidar instantáneamente y fingir que no existe, que se han equivocado de serie.


115. Durka vuelve
Durka Returns

Escritor: Grant McAloon.
Director: Tony Tilse.
Valoración:

Sinopsis:
Tras un accidente Moya recoge a unos supervivientes entre los que está el mítico Durka, aquél que torturo a Rygel durante mucho tiempo, además de una prisionera de raza Nebari. A pesar de que Durka parece transformado Rygel intenta acabar con su vida… y en el proceso despierta de nuevo al terrible Pacificador.

Frases:
– Piloto: Estamos a punto de iniciar la explosión de estrellas. No hay razón para preocuparse.
– Crichton: Famosas últimas palabras.

Notas:
– La interpretación de Gigi Edgley gustó tanto, y supongo que el personaje resultó tan atractivo, que decidieron hacerla formar parte del reparto principal.

Comentario:
Bastante entretenido, con los habituales secundarios de moralidad ambigua o directamente cruel y los protagonistas al tanto de todo para ver qué va a salir mal y a quién tendrán que echar a patadas de la nave. La acción va creciendo hasta lograr un desenlace espectacular, dejando la vida el interesante villano Durka en el aire: ¿vive?, ¿aparecerá de nuevo?

Magnífico el plano final, con Chiana observando la puerta abierta, la libertad que se le ofrece en Moya. El personaje salió bastante redondo, pero lo que hizo que se incluyera como regular en la serie al parecer fue la interpretación de Gigi Edgley, destacable sobre todo porque utiliza todo el cuerpo en el proceso, con unos movimientos que desde los primeros instantes quedan marcados como la huella personal del carácter.


116. Una reacción humana
A Human Reaction

Escritor: Justin Monjo.
Director: Rowan Woods.
Valoración:

Sinopsis:
Ante Moya se abre un agujero de gusano desde donde se vislumbra la Tierra. Crichton se lanza a través de él, pero el recibimiento en su supuesto hogar no es el esperado.

Notas:
– John Crichton lleva siete meses en Moya.

Comentario:
Es sorprendente comprobar que en cualquier guía de episodios en inglés está considerado uno de los grandes episodios de Farscape, cuando precisamente, aunque no sea de los peores gracias a que está bien realizado, a mí me parece de los menos interesantes de la temporada. Es una clase de episodio que no entiendo, pues una vez conocida la trampa se sabe que al final todo volverá a la normalidad y que lo vivido ha sido todo falso. Da igual quién muera y quién se acueste con quién, pertenece una clase de episodios en los que los guionistas hacen lo que no se atreven a hacer en otros. Eso sí, al contrario que ocurre en Star Trek o Stargate, está rodado con sentimiento, con diálogos sólidos y con buen ritmo (cosas que esas series no conocen), así que se puede salvar de la quema. Por lo demás, no merece la pena perder el tiempo en un segundo visionado.

Cabe mencionar un detalle sobre la dirección: aunque he comentado que es bastante más destacable que en otros capítulos, es intrigante la necesidad de meter al final un muñeco alienígena, del cual el director claramente se dio cuenta de que era ridículo e intenta evitar enfocarlo a toda cosa, incluso metiendo montajes de imágenes… No costaba nada dejar al extraterrestre con la apariencia humana con que se había presentado en vez de afear la resolución de manera tan innecesaria con un muñeco realizado sin presupuesto y con prisas.


117. A través del espejo
Through the Looking Glass

Escritor: David Kemper.
Director: Ian Watson.
Valoración:

Sinopsis:
La realidad en Moya se ve truncada, dividida en tres, y algunas no son agradables para todas las especies. Crichton corre de una a otra realidad intentando arreglar el asunto, pero además hay una criatura peligrosa acechando.

Frases:
– Crichton: Era real. Los dos lo vimos, no era una alucinación.
– Rygel: Pero no ha vuelto. Y no nos hizo daño. Y no se llevó la comida, ja, ja, ja.
– Crichton: Tenemos que salir de aquí. Es algo difícil. ¿No has oído algo raro? Un extraño ruido, algo fuera de lo normal.
– Rygel: Un ruido raro… ¿Mi estómago cuenta? ¡Ja, ja, ja!
– Crichton: Mfffff, no, esto no es divertido, no es nada divertido. Rygel, mira, saldré de aquí antes de acabar como tú.
– Rygel: ¿Cómo? ¿Guapo y con gran potencia sexual? ¡Ja, ja, jaaa!

– Chiana: ¿Qué clase de criatura es? ¿Es de las que comemos o de las que nos comen?

– Chiana (a Crichton): ¿Antes de que llegara creían algo de lo que decías?

Comentario:
No tiene un guión complejo, ni brilla por grandes diálogos, de hecho hay grandes tramos mudos, pero aún así es uno de los mejores capítulos de la temporada. Se saca el máximo provecho a una situación que en teoría no debería haber dado mucho de sí: Crichton corriendo de lado a lado, juntando a los compañeros extraviados entre las dimensiones acompañado por efectos de luces y sonidos que podrían haber sido molestos pero que en realidad funcionan muy bien y consiguen momentos muy correctos (el de Chiana tirada en el suelo desesperada por el dolor es impresionante). La acción es constante, el interés se mantiene alto, la resolución es buena y además tiene escenas muy logradas, como la comida final con los personajes reunidos disfrutando de la compañía y la conversación, algo nada común entre ellos, como se puede ver en la comida que abre el episodio. Muy entretenido.


118. Una vida de bichos
A Bug’s Life

Escritor: Tony Tilse.
Director: Doug Heyes Jr..
Valoración:

Sinopsis:
Deben dejar subir a bordo a unos Pacificadores que van en misión secreta. Cuando el secreto de los mismos se escapa, una criatura va poseyendo a los tripulantes de Moya.

Comentario:
La trama de posesión corporal está muy vista, y aunque Farscape da buenos giros a los tópicos, en este caso no se lucen. Eso sí, sale un episodio bastante aceptable gracias a una buena realización, donde la acción, aunque no aparece con frecuencia, mantiene un nivel decente, especialmente cuando nadie sabe quién está poseido y todos se acusan y apuntan caóticamente.

En otro orden de cosas, a lo largo de la serie se muestra como algo habitual los constantes roces entre Paficicadores, pues sin importar el rango cada uno intenta siempre tomar el control alegando excusas como que mi misión es más secreta e imporante. Lo lógico sería que existiera un código de conducta para estos casos, además del respeto por la cadena de mando (y en este caso en concreto, aunque haya dos Capitanes, Crichton es el Comandante de Moya, así que es el que debería mandar). Una forma un poco cutre de representar a una fuerza militar que controla gran parte de la galaxia conocida.


119. Nervio
Nerve

Escritor: Richard Manning.
Director: Rowan Woods.
Valoración:

Sinopsis:
Crichton se ve obligado a infiltrarse en una base militar secreta de los Pacificadores para buscar medicinas para Aeryn Sun. Allí, el terrorífico líder llamado Scorpius sospecha de él y le hace preso. Durante la tortura a la que le somete, Scorpius halla en la mente de Crichton valiosa información sobre los agujeros de gusano; averiguar más se convierte en su objetivo principal.

Frases:
– Chiana: Hay ocho sistemas de localización apuntándonos.
– Crichton: Una típica bienvenida Pacificadora.

– Crichton (a Scorpio): Por novena vez, Nosferatu, no soy un espía.

– Crichton: Peligro, peligro, Will Robinson. Cuidado con la silla, cuidado con la silla.

Comentario:
Primera aparición de Scorpius, y no podía ser mejor: se queda en la sombra, observando mientras se hace el silencio en el bar, tal es el respeto y temor que se le tiene. Lo siguiente que sabemos de él es que averigua que Crichton no es quien dice ser sólo con mirarlo, y lo enchufa a su silla de tortura mental para obtener información. Cuál es su sorpresa al ver que Crichton persigue su misma meta: descubrir cómo crear y controlar agujeros de gusano. Y se abre la veda para una caza que da pie a una genial confrontación entre personajes, con un terrorífico Scorpius, uno de los mejores villanos nunca vistos, cruzando media galaxia en pos de un Crichton con el juicio cada vez más desequilibrado.

El episodio es intenso, atrapa de principio a fin. Diría que el mejor de la temporada, y un inicio magnífico en la trama de Scorpius-Crichton.


120. La memoria oculta
The Hidden Memory

Escritor: Justin Monjo.
Director: Ian Watson.
Valoración:

Sinopsis:
La tripulación de Moya intenta rescatar a Crichton. Gelina y un preso llamado Stark también intentan ayudar. Crais aparece en busca de Crichton, pero Scorpius no pretende ceder a su valiosa presa. Mientras, Moya da a luz un bebé leviatán… pero es producto de un experimento Pacificador: está fuertemente armado.

Frases:
– Stark (a Crichton): ¿A cuántos Pacificadores conoces en esta base?

– Chiana: ¿Y eso era el nivel mínimo?

Comentario:
Ni por asomo está a la altura del aterior episodio, pues el guión desaprovecha la magnífica situación de las tramas con unas resoluciones poco trabajadas. Es un buen capítulo en general gracias al estado en que estaban las cosas y la presencia de Scorpius, pero la huida de la base está mal realizada. Los guionistas relían las cosas saliéndose de la lógica para evitar que Gelina suba a Moya, primero con convesaciones poco logradas y luego con su ridícula muerte, pues no quieren un personaje así ya que habría que deshacerse de él en el siguiente episodio o meterlo como principal.


121. Nacida para ser salvaje
Bone to Be Wild

Escritor: Rockne S. O’Bannon, David Kemper.
Director: Andrew Prowse.
Valoración:

Sinopsis:
Moya se oculta en un campo de asteroides. En uno de ellos hay un jardín botánico donde se encuentran con una peligrosa criatura. Scorpius mina la autoridad de Crais para tomar el mando de su nave y usarla en la persecución de Crichton. Mientras, el bebé de Moya resulta otro problema más, pues está asustado y se rebela contra su madre y quienes intentan entablar contacto con él.

Frases:
– D’Argo (a Rygel): No tiene por qué ir, su Flatulencia.

– Crichton: Tengo sarpullidos en mis sarpullidos.

– Zhaan: Yo también soy flora.
– Crichton: Sí claro, je, je. ¿Que eres qué?
– Zhaan: ¿No lo sabías?
– Crichton: ¿El qué? ¿Eres una planta?
– Zhaan: Siempre lo he sido, John.

Notas:
– El título en inglés puede hacer referencia tanto al bebé de Moya como a la criatura asesina como a las dos cosas. En castellano había que optar por un género y por tanto por una de las dos posibilidades.

Comentario:
Demasiados giros sobre los personajes del asteroide (el botánico y la come-huesos) que no hacen más que alargar la trama, aunque la idea de hacer hincapié en las falsas apariencias y la supervivencia es interesante. Los dilemas morales que se suceden en la situación con el botánico son sugerentes, aunque son situaciones no muy bien aprovechadas.

Lo mejor sin duda, la parte en que Scorpius poco a poco hunde a Crais para hacerse el control de su nave, aunque los primeros pasos con el bebé leviatán son importantes e intrigantes también. Lo peor, esa licencia que se toma el guionista, digna de despido inminente y de por vida, de hacer que Zhaan de repente tenga la asombrosa habilidad de ¡hacerse invisible! ¿No pudo algún productor ejecutivo retocar la escena para eliminar semejante parida y atentado contra el realismo de la serie y la estabilidad de los personajes? ¿No tienen unas normas escritas (la biblia, se denomina) que dejen claro qué no se puede hacer cuando escribes un capítulo para la serie, que delimite las habilidades de los personajes?


122. Lazos familiares
Family Ties

Escritor: Rockne S. O’Bannon, David Kemper.
Director: Tony Tilse.
Valoración:

Sinopsis:
Rygel desespera ante la persecución a la que son sometidos y huye hacia los Pacificadores para intentar hacer un trato con Scorpius. Sorprendentemente, regresa con un desgraciado Crais, quien ahora se ve forzado a huir también de su propio gobierno. Crichton urde un plan para destruir la base Pacificadora. Crais logra hacerse con el control de Talyn, el bebé de Moya.

Frases:
– Crichton sobre Rygel: ¿Crees que es posible que se esté sacrificando?
(Silencio absoluto y expresiones muy claras).
– Crichton: Vale.

– Crais: Esta es su tercera ración.
– Rygel: Es para mi tercer estómago. Es que, ¿sabe qué pasa? Que cuando se llena el tercero el primero ya vuelve a estar vacío.

– Crichton: Ja, ja, ja, ¡mi amigo Crais!

– Crichton: ¿Qué haces aquí? La verdad.
– Crais: Me parece que lo mejor será que el Hyneriano explique mi posición.
– Crichton: ¿Vas a dejar que Rygel sea tu abogado? Estás peor de lo que pensaba.

– Crichton: ¿Por qué no tengo miedo?
– D’Argo: El miedo acompaña a la posibilidad de morir. La calma acompaña su certeza.

Comentario:
Demasiado sentimentalismo y poca acción: tarda mucho en arrancar. Las escenas de despedidas son bonitas pero simples, y se sostienen sobre todo por el carisma de los personajes. El clímax final pasa muy rápido, también porque era simple. Pero a pesar de no sorprender y de que no es un capítulo de final de temporada de gran nivel, es una un buen punto de inflexión en las tramas globales.

¿Por qué los microbios no traducen la amenaza de D’Argo y la posterior frase hecha de Crais a bordo de Talyn?

Crais menciona a Scorpio como un scarrano (scarran, según la traducción más adelante), abriendo pistas sobre los orígenes del temible enemigo. La raza scarran ni si quiera ha sido presentada aún, así que dejan bien claro que tienen pensado bastante bien cómo irá la trama.

El teniente Braca cada vez tiene más presencia e interés, y termina convirtiéndose en otro gran secundario, un fiel y eficiente ayudante de Scorpius.

4 Respuestas a “FARSCAPE – TEMPORADA 1.

  1. Menudo repaso le has dado a la primera temporada! Yo todavía voy por el 15, pero no puedo decir nada que no hayas dicho ya! Fantástico.

  2. Gracias por escribir. Tengo a medias la revisión de la segunda temporada, y a ver si después me lanzo con el resto, que las dós últimas y la miniserie sólo las he visto una vez.

  3. Alucinante trabajo, enhorabuena. La verdad es que la primera temporada flojea un poco, como suele ocurrir en casi todas las series, pero los personajes de Farscape están cuidadísimos y tienen una profundidad impresionante.

  4. Yo no creo que flojee, no comparada con el resto. Es irregular como las demás, eso sí. Para floja consideraría la cuarta, que baja bastante el nivel respecto a la tercera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s