CÓMO CONOCÍ A VUESTRA MADRE – TEMPORADA 8.

How I Met Your Mother
CBS | 2012
Productores ejecutivos: Carter Bays, Craig Thomas, Pamela Fryman,
Intérpretes: Josh Radnor, Jason Segel, Cobie Smulders, Neil Patrick Harris, Alyson Hannigan.
Valoración:

Cómo conocí a vuestra madre se ganó en sus primeros años, cuando era buena y apuntaba maneras, cuando muchos creímos ver venir una digna sucesora de Friends, una buena base de fieles seguidores que la han mantenido en antena incluso cuando criticamos su falta inspiración y calidad desde hace varios años (cumpliéndose eso de que pasar de cinco temporadas y mantener el tipo es muy difícil). Como ha ocurrido más de una vez, la cadena trata de exprimir el producto aun cuando es evidente que debería dársele un final digno antes de que decaiga tanto que manche la memoria que dejará en sus fans. Hace ya cuatro temporadas que esperamos que lancen de una vez el arco final, el encuentro y enamoramiento con la madre de los hijos de Ted, cuatro años diciendo que las tramas y personajes piden a gritos un cierre cuando aún hay algo de nivel en sus aventuras. Parecía que al renovar dos temporadas de golpe (hasta esta octava sesión) garantizaban que serían los últimos capítulos, que los planearían bien y le darían un desenlace a lo grande. Pero al poco de empezar resulta que la renuevan por otro año más. El resultado es que tenemos en suspenso las historias: todo parecía lanzarse hacia algo definitivo, pero todo ha llevado a nada porque había que guardárselo otro año más.

La temporada empieza con dos pajeras de las que nadie se acordará pocos capítulos después de que se separen: Robin con Nick (he tenido que buscar el nombre) y Ted de nuevo con Victoria. Nada interesante sale de ahí. La siguiente novia de Ted es una loca de cuidado, cuyos excesos al menos dan para historias graciosas con las que matar el tiempo, porque sabemos que el romance no llegará a nada. El acercamiento de Barney y Robin va a trompicones al principio, pero desde la petición de matrimonio en el ecuador de la sesión la pareja gana en química y en tramas con contenido: los temores, dudas, roces con los padres y demás fases del proceso se narran bastante bien. La parte de Marshall y Lily es la que mejor parada sale en constancia y solidez durante todo el año: a través del bebé y los problemas laborales sacan buenas historias cortas y alguna más seriada que mantienen a la pareja siempre en un buen nivel de interés; la parte del Capitán por ejemplo es divertidísima.

En cuanto a aventuras sueltas, aquí también hace tiempo que se perdió la inspiración. Entretenidas, sí, pero no lo suficiente como para hacer reír a carcajadas y dejar un grato recuerdo. Así pues, seguimos en la misma tónica de estas cuatro últimas temporadas: la mayoría de los episodios entra muy bien, pero no deja nada en ti; unos pocos se hacen sosos, rara vez aburridos; y por desgracia, es difícil recordar momentos puntuales de gran nivel, como sí había incluso en el sexto año, que para muchos remontó con respecto al quinto. Hay que decir también que la mitad emitida antes de navidad es inferior a la siguiente, donde el nivel medio es ligeramente más alto. De hecho la temporada iba camino de despedirse con un nivel aceptable, pero arrastra el efecto que decía más arriba: sin haber sido realmente un mal año, sólo decepcionante porque se espera más, el mediocre cierre de temporada mancha el recuerdo que deja.

Alerta de spoilers: No leas si no has visto el final de temporada.–

Sin tramas de nivel que poder exprimir en el desenlace, lo que han montado ha sido pura improvisación. Otra vez nos marean con Ted y Robin acercándose y teniendo dudas. Otra vez. A estas alturas ya no cuela: todos esperamos a la mujer de Ted y que Robin y Barney se casen de una vez, que la boda la llevan anunciando desde hace siglos. No puedes volver a dar un rodeo a estas alturas. Por el lado de Marshall y Lilly, la farsa es casi ridícula: que se van a Italia. Sí, claro, el grupo se va a separar. Entonces no habría serie. Pues nada, con un giro sorpresa todo vuelve al statu quo, como era esperable.

Para rematarlo, cuando llega el capítulo final y esperas ver la boda, donde además Ted conocerá a la mujer… pero no hay boda. El capítulo es uno más, y de los intrascendentes. Muchos espectadores de hecho han pensado que no era el último. Menudo timo. Los guionistas han decidido guardarse el enlace para la próxima temporada, seguramente pensando que en caso contrario no les hubiera quedado ningún evento trascendente alrededor del que montar la temporada.

Y para colmo tenemos el asunto de la madre. Resulta que cuando aceptas que no vas a ver cómo conoce a su mujer, en un requiebro absurdo, en un epílogo forzadísimo, te la cuelan, pero sólo para enseñártela en un plano, sin más relación con tramas y personajes. No es más que un burdo anuncio para que sigas viendo la serie: “no se vayan todavía, que el próximo año, ahora sí que sí, te lo prometo, te contamos lo de la madre”. Y lo más triste es que les ha funcionado. La imagen y el nombre de la actriz (la desconocida Cristin Milioti) han copado los blogs de series y televisión toda la semana, y en twitter ha sido tema popular en todo el mundo, sea porque la gente se sentía engañada o alegre de al menos atisbar algo. Se ha hablado más de esta tontería que del buen final de The Office.

Alerta de spoilers: Comento un detalle sobre la estructura narrativa de la siguiente temporada.–

Ahora bien, el año que viene empieza con un planteamiento que no me huele nada bien. Los creadores de la serie han anunciado que toda la temporada relatará únicamente el fin de semana de la boda de Robin y Barney, y de cómo conocen todos en ella a la futura mujer de Ted. Una estructura muy arriesgada que además elimina por completo la posibilidad de ver cómo se inicia la relación. Vamos, se aferran al título de la serie y no se atreven a narrar nada más. Pues muy mal, lo lógico sería ver cómo congenian y llegar hasta su boda y el primer embarazo, es lo mínimo si estás contando a tus hijos tu vida.

Ver también:
Temporada 7.
Temporada 6.
Temporada 5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s