HUNTED – TEMPORADA ÚNICA.

Hunted
BBC, Cinemax | 2012
Productores ejecutivos: Frank Spotnitz, Jane Featherstone, Stephen Garret, Alison Jackson.
Intérpretes: Melissa George, Adam Rayner, Morven Christie, Adewale Akinnouye-Agbaje, Stephen Dillane, Patrick Malahide, Stephen Campbell Mooren, Oscar Kennedy, Lex Shrapnel, Tom Beard.
Valoración:

Hunted es un thriller de espionaje privado donde oscuras y poderosas corporaciones son contratadas principalmente por millonarios y grandes empresas para investigar los trapos sucios de la competencia o eliminar enemigos indeseables. En una misión cualquiera, Sam Hunter es tiroteada y piensa que los suyos la han traicionado. Cuando vuelve al negocio lo hace para averiguar qué ha ocurrido. Por el otro lado, su equipo duda de sus intenciones y se preguntan si no se ha cambiado de bando. En la misión actual ella tiene que infiltrarse en una familia cuyo nuevo proyecto empresarial deben vigilar y sabotear en el momento oportuno.

Hunted se halla en todo momento zig zagueando por la línea del suspenso y la del entretenimiento sin pretensiones, resultando una serie irregular, con momentos de vergüenza ajena mezclados con tramos no espectaculares pero sí dignos para pasar el rato si no se espera una producción de alta calidad. La historia se desarrolla a trompicones, con una notable falta de transparencia y rumbo a pesar de lo simple que es en conjunto. Las tramas de topos y traiciones, con los clásicos proyectos secretos que la protagonista descubre poco a poco, de superficial y vulgar no llegan a resultar interesantes, y siendo una de espionaje se echa también en falta el misterio y tensión esperables. En ningún momento se transmite sensación de peligro real sobre Sam, quien se supone es un objetivo a eliminar (no se sabe por qué, y no se llega a saber o no me he enterado) pero se pasea por todas partes como si nada. Los personajes intrigantes que aparecen de vez en cuando solo provocan confusión e incongruencias (el malo que no es malo o la manipuladora intriga con la vecina de enfrente a la cabeza). El juego de topos no se entiende, ni respecto a las motivaciones de los personajes ni respecto a la trama, pues todo queda enmarañado de lo mal que se expone, desarrolla y cierra. Y el pasado misterioso de Sam los guionistas tampoco son capaces de hacer que atraiga ni de relacionarlo correctamente con el resto, con lo que queda como un anexo intrascendente y caótico que no lleva a nada.

El caso principal arrastra los mismos problemas de falta de empaque, complejidad y rumbo. La aventura no tiene enjundia como para llenar ocho episodios, y por ello en todos ocurre lo mismo una y otra vez, llegando a aburrir bastante en muchos tramos o incluso en episodios enteros. Sam está infiltrada en la casa y quiere averiguar cosas. Se pasea escaleras arriba y abajo mil veces, en escenas donde la verosimilitud no es tenida en cuenta: pero qué tontería más grande es meterse a husmear cuando está la casa llena de gente, con qué facilidad se larga durante horas sin que se pregunten dónde está, etc. Por suerte, los actores llenan la pantalla dando bastante interés a los personajes y sus aventuras: la guapísima Melissa George (In Treatment, Alias), Stephen Dillane (Juego de tronos, John Adams, Secret State), Patrick Malahide (secundario en mil películas y series) y Stephen Campbell Moore están todos estupendos. Otro aspecto positivo es que el resto del equipo aporta pequeñas secciones que enriquecen el conjunto, y si bien algunas se alargan también más de la cuenta (la búsqueda de la maleta da muchas vueltas), se agradece bastante salir de vez en cuando de la casa.

Con este panorama podría haber dado una serie algo lenta y simplona, pero aceptable para pasar el rato si se busca algo sin pretensiones. El problema más grande está en los detalles. Las pequeñas pifiadas, los defectos en forma, los agujeros de guión, la floja puesta en escena… La acumulación de errores echa al traste el poco potencial que tenía la propuesta, forzando que una serie pasable termine siendo un pequeño desastre. Sirvan de ejemplo unos cuantos casos notables que me entretuve en ir apuntando, porque cada uno de ellos me sacaba por completo de la narración y quería dejar constancia de mi descontento en el blog (no creo que haya spoilers):

En todos los episodios hay una pelea cuerpo a cuerpo, claramente para meter acción porque sí; algunas son completamente injustificadas y todas están bastante mal rodadas. Como espectadores asumimos que mostrar una escena de cómo abren una puerta (de edificio o de coche) es perder metraje valioso, pero para evitarlo están las elipsis, no la cutrez de tener la puerta abierta y que el personaje finja abrirla en una escena que ni siquiera fueron capaces de disimular en la sala de montaje. Cuando Sam vuelve al curro, el jefe la llama a su número particular; al llevar un año desaparecida la escena queda muy confusa, pues hace pensar que para localizarla bastaba con darle un toque. En su equipo, unos agentes sobre reaccionan a la ejecución de otro agente capturado (con lo que no parecen conocer los riesgos de su trabajo) y a otro parece que le da igual (porque el guión y el actor fallan). Sam se hace una habitación secreta en su apartamento… que se ve desde el bloque de enfrente enterita porque tiene una ventana sin echar las cortinas. En una fiesta donde está infiltrada Sam se reúne con uno de su equipo a la vista de cualquiera que pase por ahí y dejando al niño que cuida solo en la multitud. Dos asesinos a sueldo supuestamente profesionales se meten tras su objetivo en un jardín laberinto con las pistolas en la mano, para que cualquier cliente del hotel se encuentre con ellos al girar una esquina. Sam es una agente entrenada en combate cuerpo a cuerpo que de una escena donde tumba a varios miembros de seguridad bastante fornidos pasa a otra donde un tipo en baja forma la inmoviliza sin esfuerzo mientras ella patalea de forma infantil (y lo de la jeringa clavada en el ojo resulta ridículo). El audio de los micros puestos en la casa objetivo se arregla mágicamente después de varios capítulos con interferencias, justo para que los compañeros sepan un dato clave en el momento clave. Ella, tan buena agente como es, se acerca apuntando a otro agente… pero sin guardar distancia, poniéndole el arma en el pecho para que el otro se la quite y así tener una escenita de acción-tensión absurda. En un momento dado ella se introduce en una cámara de seguridad sorteando varios obstáculos y medidas notables de seguridad, pero para salir lo hace por una reja oxidada rompiendo un candado (¡¡!!). Espías profesionales usan una horterada como una bomba en un coche a la vista de todos y con el niño y su agente al lado en vez de los mil métodos disimulados que tendrán. La puesta en escena es pobretona, pero si destaca un aspecto negativo es el empleo de la música, cuyo volumen sube y baja de forma aleatoria. Al menos es muy de agradecer que los clásicos y cansinos pipipipi que ponen en demasiadas series y películas cuando hay monitores y pantallas en escena aquí brillan por su ausencia; además, lo que se ve en los monitores no son galimatías sin sentido y con muchas lucecitas y letras moviéndose, sino únicamente la información pertinente. Y para terminar decir que los títulos de crédito son bastante feos.

Acabé la temporada como he acabado otras series que me han dejado mal sabor de boca: diciéndome que ocho capítulos se ven de un tirón (y no, se hacen largos), que esto va a encarrilarse ya mismo, que los guionistas no pueden ser tan torpes eternamente, que en el tramo final cobrará sentido la trama y acabará bien…

Se llevó una cancelación bien merecida, pues su baja calidad no es digna de la BBC ni del renombre de su autor, Frank Spotnitz (co-guionista de Expediente X), y las audiencias no acompañaron.

Actualización: tras años intentando revivirla, parece que finalmente se dio el visto bueno a una secuela en forma de miniserie llamada Sam Hunter, que todavía está sin fecha de emisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s