THE STRAIN – PRIMERAS IMPRESIONES.

Benicio del Toro concibió inicialmente The Strain como una serie de televisión, pero al no encontrar cadena que se la aceptara volcó sus ideas en novelas, en una trilogía escrita con ayuda de Chuck Hogan (autor de Príncipe de ladrones, aquella que Ben Affleck convirtió en The Town). Sin embargo pocos años después sí ha encontrado quien albergue la serie: FX emite la primera temporada de trece episodios.

“Strain” puede significar muchas cosas, pero la más probable viendo el argumento es “la raza”, por la raza de vampiros que vuelve para conquistar a la humanidad. Pero aunque la premisa sea vampírica por ahora no parece tirar por un camino clásico de ese género… aunque a cambio se va a un trilladísimo sendero de ciencia-ficción clásica que recuerda a infinidad de títulos, desde La invasión de los ladrones de cuerpos (cualquier versión, claro) a Expediente X. La infiltración en secreto en la sociedad, las personas suplantadas por el ente enemigo, las criaturas misteriosas, la ambientación… todo lo que se ha expuesto en los dos primeros capítulos lo hemos visto hasta el hartazgo, y Del Toro no ha optado por introducirnos en su universo de forma que llame la atención con algo distintivo. Es cierto que con en una historia de este calibre poco margen puedes tener a estas alturas, y que quizá conforme avance y vaya asentándose resulte una serie más completa e interesante, pero es inevitable preguntarse si tan difícil era huir de los tópicos descarados a los que se aferra con aparente cabezonería.

El primer punto enervante son los personajes. Teniendo una trama tan trillada qué menos que reforzar los pilares de la serie de forma que su aspecto sólido y atractivo te enganche, y luego poco a poco te vaya exponiendo la trama. Pero no, se empeña en describirlos tirando de los clichés más rancios: el protagonista adicto al trabajo que está perdiendo a la familia y llega tarde a las citas de terapia familiar, el jefe pesado y cerrado de miras, la compañera de trabajo fiel y sensata con la que tiene el consabido conato de tensión sexual, el anciano sabio que sabe lo que se cuece pero nadie le escucha… Y encima no tememos más protagonistas llamativos. Los mejicanos resultan demasiado ajenos y poco interesantes. El rol interpretado por Sean Astin es el secundario comodín, nadie sabe cuál es su posición y motivaciones pero está metido en todo. En cuanto a los actores, Corey Stoll es simpático (aun con la fallida peluca) y ha demostrado cierto talento para el drama (House of Cards), pero Mia Maestro (Alias) va más algo más justa y no sé qué tal se desenvolverá si el personaje adquiere más matices, y el veterano David Bradley (Juego de tronos) aporta lo justo de intriga sobre un por ahora cascarón vacío, pero si el universo resulta estar bien construido puede crecer bien.

El segundo punto a mejorar es la atmósfera. Como decía parece que estamos ante un capítulo de Expediente X. Paso a paso sigue su fórmula, con letreros incluidos. La fotografía, la ambientación sombría, las escenas de misterio, fantasía y ciencia calcaditas (el avión, las criaturas, el laboratorio…). Rebosa topicazos por todas partes, como el malo vestido elegante, el parpadeo horizontal, la niña convertida, el forense que acaba comido por las criaturas… También se ve la mano de Del Toro en algunas ocasiones, como la tienda de cachivaches y otros detalles, con lo que la sensación de déjà vu se acrecienta.

Tampoco ayuda que los diálogos sean flojos, algunas escenas lastimeras, otras pocos verosímiles… Vamos, que en general el guión parezca escrito con desgana. Por ejemplo la forma en que los dos controladores aéreos van a ver el avión es ridícula, y las frasecitas forzadas que sueltan provocan vergüenza ajena. Y otra cosa que me puede son los efectos sonoros exagerados. Otra vez tenemos criaturas microscópicas que emiten ruido como animales grandes: ¡esos gusanos que rugen!

No llega a ser mala, y el ritmo en el segundo episodio mejora el poco nivel del primero (que se hace muy largo), pero la fórmula tan clásica abordada con tan pocos méritos no apunta muy alto, de hecho está con un pie en la cutrez. Incluso para un fan del género como yo este inicio me ha resultado tan monótono y aburrido que no me ha llamado nada la atención. Estoy dispuesto a darle otra oportunidad si las críticas a la temporada entera son buenas, pero hoy en día empezar de forma poco esforzada es difícilmente perdonable. Además batacazos recientes como Helix todavía colean.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s