BORED TO DEATH – TEMPORADA 1.

HBO | 2009
Productores ejecutivos: Jonatham Ames, Stephanie Davis, Dave Becky, Troy Miller, Sarah Condon.
Intérpretes: Jason Schwartzman, Zach Galifianakis, Ted Danson, Heather Burns, Oliver Platt, John Hodgman.
Valoración:

Bored to Death narra las aventuras de tres neoyorquinos del barrio de Brooklyn que se enfrentan a una vida que mezcla aburrimiento, un rumbo que se les escapa, excesiva afición a las drogas, obsesión por sus novias o exnovias y sus más o menos patéticas vidas laborales. Jonathan Ames (Jason Schwartzman) es un escritor con una sola novela publicada y un bloqueo absoluto con la segunda. Su novia lo deja porque dice que bebe mucho (vino blanco, sólo vino blanco a todas horas), pero seguramente sea más bien porque no parece esforzarse por hacer algo con su vida. En este bache está desesperado y termina lanzándose a una aventura extraña: se dedica a hacer de detective privado amateur. Sus dos mejores amigos son su mentor y editor George (Ted Danson), quien lleva una revista importante, y el dibujante de cómics Ray (Zach Galifianakis). El primero es un macho alfa sesentón que a pesar del éxito con las mujeres no encuentra consuelo, quizá porque sigue enamorado de su ex. Es adicto a la marihuana, y lo sabe, pues le lleva a hacer cosas raras y a cometer errores. El segundo es como Jonathan, un bicho raro y un fracasado de la vida. Su novia está distante y su trabajo no se reconoce, con lo que sucumbe a crisis emocionales varias.

Bored to Death obtiene el humor del conflicto de estos seres medio asociales y desamparados con el mundo real y con las relaciones humanas, así como de sus delirantes aventuras, la mayor parte lanzadas por los casos que investiga Jonathan. O en otras palabras, vemos los embrollos en que se meten tres tipos solitarios mientras tratan de buscar un lugar en el mundo, de obtener un reconocimiento que les levante la autoestima.

Lo cierto es que a pesar de lo cortísima que resulta la temporada le cuesta arrancar, de hecho sus dos primeros episodios espantarán a cualquiera que no vaya avisado. Son bastante aburridos y poco definidos, con lo que no llaman lo suficiente como para seguir. Pero si se le da la oportunidad la remontada es espectacular. Las payasadas fruto de sus delirios propios sumados a los producidos por las drogas ofrecen escena tras escena descojonante y situaciones que, rozando el surrealismo, son capaces de hacerte reír mientras te asombras de lo bien que han hilado todo (es decir, son chistes de situación bien trabajados, no diálogos-chiste tontorrones). A partir del tercero todos los episodios son francamente buenos, ofreciendo una comedia de gran calidad, pero destacan un par de momentos impresionantes: el combate de boxeo (donde se presentan los dos mejores secundarios, las némesis de Jonathan y George, el crítico y el editor de otra revista) y el caso de la cinta de video sexual. En ambos las situaciones cómicas casi absurdas son aun más numerosas y se van enlazando una tras otra hasta explotar en tramos finales de infarto. Los brillantes juegos entre emociones personales y humor que ofrece el combate de boxeo o el delirante choque con el coche patrulla que pone fin a la persecución de la grabación sexual son instantes dignos de recordar. Y estos episodios ponen de manifiesto algo que a nadie se le escapará: los tres personajes juntos dan más juego que las historias separadas o en parejas.

En estilo y argumento me parece un tanto atípica para ser de la HBO, y también está un peldaño por debajo de lo que acostumbra a ofrecer la cadena, pero estar realizada bajo tal paraguas garantiza tener en nómina realizadores de primera (Alan Taylor, por ejemplo), con lo que visualmente es de primer nivel. Sea como sea, diversión y risas están garantizadas para quien tenga algo de paciencia, pero como dije en Hung es una putada que cuando la serie te ha ganado se acabe de repente. Ocho episodios por temporada casi no se puede llamar serie, y menos si tarda en cogerse ritmo casi un tercio de la sesión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s