HELIX – TEMPORADA 1.

Helix
Syfy | 2014
Productores ejecutivos: Steven Maeda, Brad Turner, Ronald D. Moore.
Intérpretes: Billy Campbell, Hiroyuki Sanada, Kyra Zagorsky, Mark Ghanimé, Meegwun Fairbrothre, Jordan Hayes, Luciana Carro.
Valoración:

En las primeras impresiones hice una larga descripción del estilo y calidad de la serie, y me temo la temporada al completo no se aparta mucho de aquella opinión. Seguimos teniendo una premisa con gran potencial que los poco hábiles guionistas no saben explotar correctamente. Al menos queda claro que han aprendido de Perdidos. Los misterios se explican pronto, los giros y sorpresas no son humo. Le ha beneficiado mucho ser escrita sabiendo que iba a ser una temporada centrada en un solo caso. Lo malo es que han llevado esto al otro extremo. Las sorpresas te las han escupido en la cara una detrás de otra, sin exprimirlas bien, sin rodearlas del halo necesario para que impacten. En trece episodios hay más chicha que en varias temporadas de Perdidos o Expediente X, pero apenas se aprecia. El ritmo es vertiginoso y la mayor parte de los capítulos resultan entretenidos, pero la velocidad deja atrás la consistencia y profundidad: no hay tiempo a que el argumento cale, las sorpresas sorprendan, no se trabajan los personajes, la mitad de las cosas parecen ocurrir porque sí…

Para colmo, conforme se acerca el final de temporada en vez de ganar consistencia e interés pierde algo de fuerza. La trama adquiere complejidad, dando más trascendencia que un simple “hay un virus y luchamos”, pero la conspiración de la mega corporación oscura y el tema de la gente inmortal se exponen de forma embarullada, arrastrando inconsistencias numerosas. Así, el año acaba incluso decepcionando a pesar del bajo nivel inicial.

Lo peor son los personajes. No han pasado de ser comodines de la trama. Se presentaban como científicos del CDC, pero al final han sido de todo menos de lo suyo. Qué hacen organizando la seguridad cuando hay un equipo para ello en vez de estar en el laboratorio… Pero claro, el estudio en microscopio no da para buenas escenas de acción, así que los protagonistas se meten en todos los fregados y al virus realmente dedican muy poco tiempo, y cuando lo hacen las soluciones llegan por arte de magia, no a través de una investigación tangible. Ningún personaje hay para rescatar. El Doctor Alan Farragout es cansino, sobre todo gracias al tono de voz susurrada de Billy Campbell. Hatake es imposiblemente falso. Julia es un coñazo, y su paseo en solitario un tostón. Sarah una criaja increíble en su posición de gran científica, y el tema del cáncer sentimentalismo barato. Y sobre todo me pregunto qué pinta Balleseros en todo esto: no se sabe para quién trabaja, qué pretende, por qué se alía con unos u otros… El viaje al pueblo esquimal ha sido un sopor: si un Miksa era cargante, dos ni te cuento, y súmale la hermana petarda.

Tonterías, salidas de madre y las citadas inverosimilitudes hay un puñado en cada episodio. Hatake, el director del complejo, se mantiene en su estilo toda la temporada, con su pose críptica y su incomprensible manía de guardar secretos mientras todo se viene abajo y llora porque su proyecto sale mal: ¡pues ayuda hombre, ayuda! Al final aparece gente porque sí: el niño con la hoz es de un sensacionalismo que espanta, la madre metida en una caja es la muestra definitiva de que aquí las sorpresas cuentan más que la más mínima lógica narrativa. Hay infinidad de escenas que te hacen torcer el gesto, pero se lleva la palma la gilipollez de que cuatro pringados se acerquen de frente a un ejército de motos de nieve como excusa para forzar la sorpresa de que son teledirigidas y tienen explosivos. Pues vale, has mandado unas bombas rodantes a una base medio enterrada y las haces explotar por ahí fuera… ¿Qué sentido tiene? De ninguna manera iban a lograr que entraran, se vería por las cámaras el truco. Por no decir que si los malos tienen recursos para desperdiciar cien motos, ¿por qué luego atacan la base en grupitos e improvisando? Para rematarlo todo tenemos la broma final, con el plano de Julia en la cúpula de Illaria. Ridículo.

Otro título de ciencia-ficción que se convierte en polvo en las manos de los fans.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s