PARADOX.

Productores ejecutivos: Murray Ferguson, Lizzie Mickery.
Escritor: Lizzie Mickery.
Directores: Simon Cellar Jones, Omar Madha.
Intérpretes: Tamzin Outhwaite, Emun Elliott, Mark Bonnar, Chiké Okonkwo, Lorcan Cranitch, Abigail Davies.
Valoración:

Paradox es una miniserie británica de cinco capítulos donde se narra cómo un grupo de detectives debe resolver un tipo de casos nada habitual: desde un centro de investigación científica les remiten imágenes que muestran un crimen que ocurrirá en las próximas horas. Hay quien se empeña en compararla con Flashforward, pero lo cierto es que único parecido es que en el argumento aparece la expresión visión del futuro, pues aparte de eso la idea, las tramas y los personajes son un mundo aparte. Y mucho mejor trabajado, más coherente y centrado.

En una época donde por mantenerse a la moda casi todas las series policíacas son procedimentales con toques de pseudo ciencia-ficción (tecnología futurística y tramas tan rebuscadas que resultan irrealistas), Paradox, a pesar de tener una premisa sustentada en la ciencia-ficción, sorprende gratamente por sus formas terrenales, por su clasicismo. Estamos ante un thriller policial estándar donde sus realistas personajes se enfrentan a casos fuera de lo normal y donde sabiamente se refleja cómo el impacto psicológico de estas extrañas situaciones afecta considerablemente a sus personalidades. Además se ofrecen dilemas bastante bien trabajados sobre el destino, la fe y la ciencia que podría haber detrás de los sucesos en los que, demostrando la inteligencia de los escritores, se dan más preguntas que respuestas pero sin dejar el sabor a engaño o decepción que fácilmente podría haberse generado.

Cada episodio ofrece una investigación concreta, pero como los personajes evolucionan las perspectivas y su desarrollo varían bastante. Dichas tramas están bien expuestas, sobre todo en cuanto a la presentación de personajes secundarios se trata (pues cada crimen afecta o implica a un determinado número de personas), y a pesar de que no es una producción de acción propiamente dicha hay bastante caos cuando debe haberlo y escenas de tensión bien logradas. Decir también que, aunque las resoluciones no sean un alarde de originalidad ni tengan giros muy complejos, se consigue que no parezcan demasiado simples (como digo, es de género policíaco, no un rebuscado experimento de ciencia-ficción), no resultan nada previsibles (el episodio donde se supone que morirá un personaje tenía todas las de serlo) y mantienen el interés constante porque, al contrario que series más tramposas (como Fringe o Perdidos), se opta por la coherencia interna y por apoyarse en los personajes en vez en el efectismo del golpe final fantasioso.

Y finalmente los actores son bastante competentes y la realización correcta sin más (no es una producción de altos vuelos, pero eso no es un punto negativo), así que Paradox es un entretenimiento no especialmente espectacular pero sí lo suficientemente agradable como para que sus cinco capítulos sepan a poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s