Archivo mensual: diciembre 2007

HEROES – TEMPORADA 2.

Decepción sin igual es lo que ha supuesto la segunda temporada de Heroes, que se ha mantenido en el mismo nivel que ofreció el nada acertado final de la primera sesión, es decir, rozando el suspenso estrepitoso. No puedo añadir nada nuevo a lo que dije aquí a mitad de temporada, pues el tramo final ha seguido dando coletazos como un pez fuera del río, ahogándose en sus últimos estertores. Lo que era una serie altamente atractiva y entretenida y con gran potencial se ha convertido en un producto de segunda fila digno de ser olvidado. ¿Habrá sido un bache? ¿El Volumen 3 recuperará el rumbo? Un servidor no lo cree, pues ya desde la primera temporada se podía observar que van escribiendo sobre la marcha sin saber dónde meter a los personajes, y las pocas ideas buenas se les acabaron rápidamente.

Principales
Hayden Panettiere es Claire Bennet.
Jack Coleman es Noah Bennet.
Sendhil Ramamurthy es Mohinder Suresh.
Masi Oka es Hiro Nakamura.
Milo Ventimiglia es Peter Petrelli.
Greg Grunberg es Matt Parkman.
Adrian Pasdar es Nathan Petrelli.
Secundarios
Zachary Quinto es Sylar.
James Kyson Lee es Ando Masahashi.
Noah Gray-Cabey es Micah Sanders.
Ali Larter es Niki Sanders.
Ashley Crow es Sandra Bennet.
Cristine Rose es Angela Petrelli.
Adair Tishler es Molly Walker.
Dania Ramirez es Maya Herrera.
Shalim Ortiz es Alejandro Herrera.
George Takei es Kaito Nakamura.
Kristen Bell es Elle.

201. Cuatro meses después
Fout Months Later

Escritor: Tim Kring.
Director: Greg Beeman.
Valoración:

Sinopsis:
Claire y su familia se trasladan a California para empezar de nuevo una vida como personas normales. En el pasado Hiro conoce a Takezo Kensei, el héroe samurai, quien resulta ser un inglés buscavidas. Maya y Alejandro tratan de llegar a la frontera de EE.UU. para buscar al Doctor Suresh, pues creen que podrá combatir su enfermedad. Parkman vuelve al cuerpo de policía y consigue la custodia de Molly. Peter aparece, desmemoriado, en un contenedor en Irlanda.

Comentario:
Un cápitulo de transición en el que se podrían haber ahorrado las extensas presentaciones de cómo se encuentran los personajes ahora, en las que entre escenas demasiado típicas y predecibles se salvan pocos momentos, como la cena familiar de Claire. Por si fuera poco, las únicas tramas que parecen llevar un rumbo con objetivo, la de los sueños de Molly, el plan para destruir a la Compañía y la amenaza de muerte sobre el padre de Hiro, no es que sepan a poco, es que son tan fugaces que no captan el interés. La presentación de la mejicana Maya y su hermano anda por el mismo camino de interés bajo mínimos y previsibilidad elevada, mientras que la sorpresa final es más propia de un serial de hace treinta años: la ridícula amnesia del protagonista.

Lo único destacable en este inflado e insustancial episodio es el impresionante papel de la jovencísima actriz que interpreta a Molly, mientras que errores destacables hay varios: ¿quién se cree que en un examen para policía van a usar efectos de sangre?, ¿cómo Parkman, que afronta un divorcio y un empleo inestable, puede adoptar a una niña?, ¿por qué Hiro en vez de lamentarse de que está alterando la línea temporal simplemente no sale por patas o, mejor, vuelve a su presente?

Sigue leyendo

EL TELEDIARIO DE LA SEXTA SIGUE SORPRENDIÉNDOME.

De nuevo voy a hablar sobre las cosas raras del informativo de La Sexta. Tras un reportaje sobre el canon o impuesto que se ha colocado en diversos objetos tecnológicos (no entro en lo insultante que es para el consumidor, en el robo descarado que representa y en cómo los políticos –de todos los bandos- se están bajando los pantalones ante una mega corporación como la SGAE), la guapa presentadora ha soltado una frase que me ha dejado anonadado y, cuando mi cerebro se ha dado cuenta de lo que ha escuchado, me he reído a carcajadas. En el momento de presentar la siguiente noticia ha dicho algo así como y ahora vamos a hablar de otro robo.

Ese chiste, esa crítica ácida, en un telediario, me sobra. En El intermedio de Wyoming quedaría genial, pero, por mucho que me guste ver que se atreven a ir contra esta nefasta corriente impuesta por los todopoderosos, un telediario debe brillar por su objetividad e imparcialidad. Vale que es ridículo que pida eso hoy día, donde cada telediario cojea estrepitosamente hacia una tendencie política y hacia unos intereses muy claros (supongo que el de Antena 3 estará celebrando que los peligrosos internautas tengan que pagar más por sus delitos), pero joder, es que esto es pasar una línea que no debería pasarse. Se empieza así y se termina riéndose de las desgracias de alguna familia iraquí violada.

Como dice un amigo mío, no es un telediario, es un cómic. Lo peor es que, aunque es de los más lamentables, los demás no son ni mucho menos buenos. Ahí está el de Antena 3, por ejemplo, que encima si no me equivoco es el más visto.

FUTURAMA – BENDER’S BIG SCORE.

Futurama llegó en 1999 de la mano de Matt Groening, conocidísimo autor de Los Simpson, y David X. Cohen, aunque es sin duda este último el gran cerebro de la serie. Como ocurrió con Los Simpson, su frescura, la calidad de sus guiones y su amplio repertorio de personajes carismáticos le hizo ganarse rápidamente el amor del público. Pero no era una secuela de la familia amarilla, sino una producción con alma propia donde el análisis crítico de la sociedad norteamericana se sustituye por la Ciencia-ficción en modo de comedia, y quizás por eso, aunque tenía un grupo sólido de seguidores, no tuvo el mismo éxito. Futurama duró cuatro temporadas (en su momento emitidas como cinco), todas magníficas, mientras que su serie “madre” se eternizó hasta perder prácticamente toda la chispa que tenía. Su prematuro final llegó en 2003, cuando la FOX, no contenta con los registros de audiencias, la canceló. No era precisamente una serie que no viera nadie, pero así es esa cadena.

Sin embargo, el apoyo a Futurama y los buenos resultados de las emisiones posteriores y las ventas de las temporadas en DVD era tal que siempre ha habido rumores sobre su regreso. Finalmente la FOX dio el esperado paso y le propuso a David X. Cohen hacer varias películas directas para DVD que posteriormente se dividirán en capítulos (a los que se añadirá material nuevo) para su emisión en televisión. La primera de ellas es Bender’s Big Score, ya a la venta en EE.UU. y prevista en el primer trimestre de 2008 en España, y las siguientes irán llegando cada medio año más o menos, y se denominan The Beast With A Billion Backs, Bender’s Game (clarísima referencia a la estupenda novela Ender’s Game, El juego de Ender) e Into The Wild Green Yonder.
Sigue leyendo

¡EL CAMBIO CLIMÁTICO PROVOCA TERREMOTOS!

Como empieza temprano, justo cuando me pongo a comer, suelo ver un rato el telediario de La Sexta, si es que se le puede llamar así. Entre las noticias en plan amateur, las tonterías sacadas de Internet o de la sociedad y los insufribles reportajes sobre fúbtol se repite desde hace un tiempo un tipo de noticias: las referentes al cambio climático. Parece que La Sexta se ha convertido en abanderada de la lucha contra el cambio climático, lo malo es que a base de persistir están cansándome, pues lo hacen en un tono de concienciación forzada más propio de una religión. Pero bueno, que la Tierra nos la estamos cargando es evidente, no está de más darnos bofetadas todos los días para que espabilemos… Claro que no se libran de las pifiadas, del periodismo de pacotilla que se hace hoy día, y si meten la gamba como lo han hecho hoy, en vez de concienciarte parece que te están contando un chiste. Y es que en el reportaje de turno donde comentaban que el cambio climático provoca huracanes y demás tempestades han incluido también los terremotos. Sí, como oyen, los terremotos son provocados por el cambio climático, y como éste es provocado por la mano del hombre, ya sabes, cada vez que tires una colilla al suelo te puedes cargar medio Perú de un seísmo.

FARSCAPE – TEMPORADA 2.

La segunda temporada de Farscape lo tiene todo. En ella se hallan los momentos más clásicos de la serie, tanto en la parte de humor desenfrenado (Las galletas no importan, Fuera de sí mismos, No me volverán a engañar) como en las grandes sagas de mayor seriedad (Mira a la Princesa, Mentiras, armas y dinero). Pero también se puede encontrar un número bastante elevado de aventuras que harán sufrir incluso al espectador más curtido por la nula calidad que ofrecen. El inicio del año es poco menos que desalentador, con varios episodios seguidos de muy difícil visonado, pero una vez se lanza alcanza cotas de calidad alucinantes. Una temporada memorable en una de las series más grandes que ha dado la Ciencia-Ficción televisiva.

Me llamo John Crichton, me persigue un comandante loco que puede hacer todo lo que yo no hago. Y ésta vez no es Crais, sino el aterrador e imparable Scorpius, uno de los mejores villanos que he podido disfrutar, no sólo en televisión, sino teniendo también en cuenta el cine, la literatura… Cada una de sus apariciones es apoteósica, y su presencia hace mella en la personalidad de Crichton de manera impresionante. Los guionistas desarrollan una evolución del personaje arriesgadísima y nunca vista, pues el desgraciado humano va sucumbiendo a la locura, llegando a un punto en que todo lo que le ocurre le supera. El resto de caracteres no se queda atrás, pues como he dicho muchas veces estamos ante uno de los grupos de personajes más logrados que ha dado la pequeña pantalla.

Principales
Ben Browder es John Crichton.
Claudia Black es Aeryn Sun.
Anthony Simcoy es Ka D’Argo.
Jonathan Hardy es Rygel XVI.
Virginia Hey es Pa’u Zotoh Zhaan.
Gigi Edgley es Chiana.
Lani John Tupu es Piloto.
Secundarios
Lani John Tupu es Bialar Crais.
Wayne Pygram es Scorpius.
Paul Goddard es Stark.
David Franklin es Teniente Braca.

201. Cuidado con el bebé
Mind the Baby

Escritor: Richard Manning.
Director: Andrew Prowse.
Valoración:

Sinopsis:
Sun consigue rescatar a D’Argo y Crichton, pero debe hacer un pacto con Crais para poder ponerlos a salvo en una mina abandonada en un asteroide, donde se esconden de Scorpius mientras éste prosigue la búsqueda por la zona. A cambio, Sun se ve forzada a ayudar a Crais con Talyn, a suavizar al inquieto crío y facilitar el contacto entre él y Crais.

Moya se empeña en volver para buscar a su hijo, poniendo en peligro la vida de todos. Crichton y demás aprovechan para volver a bordo, pero cuando Scorpius aparece Talyn exige a Moya un capitán que le dirija: Crais. La única posibilidad para la salvación de todos es permitir que Crais tome el mando de la pequeña nave. Talyn le ofrece un control total, una conexión plena con sus sistemas, y a continuación producen una explosión estelar y huye por un camino distinto al de Moya.
Sigue leyendo

CALIFORNICATION – TEMPORADA 1.

Showtime | 2007
Productores ejecutivos: Tom Kapinos, David Duchovny, Stephen Hopkins.
Actores: David Duchovny, Natascha McElhone, Madeline Zima, Madeleine Martin, Evan Handler, Pamela Adlon, Rachel Miner.
Valoración:

Hank Moody consiguió la fama con una gran novela que acaba de ser llevada al cine en una producción muy exitosa. A pesar de todo, su vida no es como él querría. No es capaz de escribir nada nuevo porque su musa, su ex novia Karen, le dejó y se ha prometido con otro. Comparten el cuidado de una niña de doce años que adora a sus padres a pesar de la situación y de que Hank es un auténtico fracasado. El escritor lleva una vida de excesos (juergas y sexo) mientras lucha torpemente por recuperar a su amada familia.

Precedida de cierta polémica por su arrebatador inicio, ese sueño en el que el protagonista practica sexo con una monja bajo la mirada del señor Jesucristo en plena Iglesia (tras ese genial plano del apagado de un cigarro en agua bendita), Californation ha ido desde entonces acompañada de ese halo de transgresión, sexo explícito y temática adulta valiente. Sin embargo, esto no es más que la superficie, la palabrería vacua que emplean críticos que probablemente ni siquiera han visto la serie. Californication en realidad es mucho más, y también mucho menos, que toda esa fachada.

Su argumento es uno de los más trillados que existen, el del solterón acabado que intenta recuperar su familia, a la que todavía quiere, mientras lleva una vida algo mísera y repleta de excesos que nos son mostrados sin disimulo ni censura alguna (ventajas de estar en un canal privado, Showtime). Por este motivo puede resultar algo previsible, dejar la sensación de que se recorre un sendero muy transitado, y queda por ver si en venideras temporadas los guionistas son capaces de mantener el ritmo sin repetirse y sin perder el rumbo. Espero que no se empeñen en lo que fallan muchas series, en intentar mantener el statu quo de la relación (esos personajes en eterna tensión sexual y amorosa que nunca termina de llegar a nada concreto), sino que se arriesguen y hagan evolucionar la historia.

Una vez comprobado que no estamos ante una producción revolucionaria como quieren vendérnosla algunos, sino ante una historia clásica muy bien revisitada, podemos disfrutar una historia en la que se ha puesto mucho mimo y que funciona muy bien en gran medida gracias a la exquisita construcción de los personajes principales. Hank es un inmaduro incapaz de retomar su camino, Karen quiere asentar la cabeza con un padre de familia estable, digno, y Becca, la joven hija, desea que sus padres vuelvan a unirse y amarse. Como digo, nada nuevo, pero es más que suficiente para elaborar una comedia dramática llena de diálogos ingeniosos y ágiles que mezclan partes más o menos iguales diversión y perlas de sabiduría. Como en la vida real, el amor es hermoso y doloroso a la vez, y los guionistas saben transmitir muy bien todos los sentimientos y emociones, los errores de los seres humanos, sus virtudes, sus aspiraciones… Los personajes resultan encantadores, sus aventuras oscilan entre el idilio y el delirio y enganchan con facilidad. Las relaciones entre Hank, Karen y Becca prácticamente valdrían para sustentar toda la serie, pero pronto se añade con acierto la también tumultuosa vida amorosa y sexual de su amigo y editor, Charlie, con los problemas con su esposa y los líos con su joven secretaria. Es una lástima sin embargo que se haya dado tan poca importancia al prometido de Karen, quien parece un simple maniquí, casi una parodia de personaje que solamente sirve para complementar los vínculos entre los protagonistas. Bien trabajado podría haber dado mucho juego.

La química entre los actores y el buen hacer de los mismos (en especial un David Duchovny que en un par de planos se quita de un plumazo todo rastro de Fox Mulder) están a la altura de las circunstancias, aunque no estamos ante ningún papel que alabar con entusiasmo y podría decir que la chica que interpreta a Becca, la hija, es un poco sosa, le falta energía, pero aún así consigue que su personaje resulte adorable. Más destacable es el error de casting que ha colocado a Madeline Zima como la hija de dieciséis años del prometido de Karen, pues, a pesar de que debía ser una bomba sexual adolescente, se han ido muy lejos al escoger a una señorita de veintidós años que aparenta esos mismos y no menos de dieciocho. El personaje funciona, sobre todo en el tramo final de la temporada, pero le cuesta resultar creíble precisamente por la actriz inadecuada al rol. Eso sí, si querían deslumbrar con su presencia lo han conseguido, pues todo el que ve la serie termina hablando de su físico, de esas increíbles tetas que tienen más personalidad que la propia actriz.

El dinamismo de los capítulos, donde se aprovecha muy bien los escasos veinticinco minutos del formato que han decidido emplear, ayuda a que la serie sea un producto muy fácil de disfrutar. El humor se encauza de maravilla en las tramas de amores y problemas personales, mientras que el sexo, tratado generalmente con un tono desenfadado y casi surrealista que marca el sello personal de la serie, termina por redondear un entretenimiento de primer nivel. No pasará a la historia de la televisión, pero es otra magnífica muestra del enorme nivel de calidad que se ha alcanzado estos años.