PRINCIPAL SOSPECHOSO – TEMPORADA 5 – ERRORES DE JUICIO.


Prime Suspect – Errors of Judgement
ITV | 1996
Escritor: Guy Andrews.
Director: Philip Davis.
Intérpretes: Helen Mirren, David O’Hara, Steven Mackintosh, Julia Lane, John Brobbey, John McArdle.
Valoración:

La quinta temporada de Prime Suspect vuelve al formato de episodio único de 200 minutos. Nos encontramos con que la incansable Tennison ha sido trasladada otra vez (una excusa para mostrar casos en nuevos lugares y con nuevos personajes secundarios), y como es habitual arrastra su fama de poner en aprietos a los superiores y ser muy estricta y exigente con sus agentes. Por ello, sus inicios en esta nueva ubicación no son fáciles, cosa que se agrava porque dada su personalidad tira más por exprimir a sus subordinados que por el camino de la persuasión educada. Aun así consigue, gracias a su constancia y su calidad como detective, ganarse a algunos aliados imprescindibles para llevar adelante el caso, para sobrevivir ante las repercusiones que surgen y ante los problemas que causan los altos mandos, que como cabe esperar tienen sus propios intereses.

En la zona donde ha sido asignada domina el mundo de la droga, con crímenes por doquier relacionados con ella. Maneja el cotarro un mafiosillo de ciudad pequeña (no es un gran gángster) más temible de lo que parece, pues es sumamente inteligente y esquivo para la ley. Es el principal sospechoso en el asesinato que investiga la oficina de Tennison, pero sus sicarios y otros desgraciados que han caído en su estela son seguidos también con atención. Se forma así un entramado de personajes amplio y equilibrado, donde, como repito en todas las temporadas, se ofrece un repertorio de protagonistas y situaciones muy trabajados y donde la moral ambigua aporta realismo e interés unas tramas ya de por sí interesantes.

Si en alguna temporada, sobre todo las primeras, echaba de menos un poco más de protagonismo en los agentes que acompañaban a Tennison (de los que por cierto ninguno repite este año), todos siempre interesantes pero a veces desaprovechados o eclipsados por esa imponente figura central, en esta ocasión se esfumó esa sensación rápidamente, pues unos cuantos adquieren una dimensión extra: el jefe tiene más presencia e importancia (y da para escenas magistrales), la detective Davanney aporta una subtrama de conflicto de fidelidades muy interesante, y sobre todo tenemos a Rankine, un detective rudo e implacable interpretado por un inmenso David O’Hara, quien es un come pantallas impresionante y ofrece otros tantos momentos memorables.

El caso como es de esperar resulta complejo se desarrolla metódicamente mientras los detectives insisten en escarbar datos y sonsacar información en los interrogatorios. Las piezas se unen con la parsimonia, intensidad y seguridad estándares en la serie, y no faltan los giros eficaces en la parte final. El alcance del caso, su densidad, el ritmo francamente bueno (aunque no tanto como en otros episodios, tiene bajones dignos de mención)… como es habitual estamos ante un thriller de mucha calidad que resulta además muy entretenido.

Ver también:
Temporada 4.
Temporada 3.
Temporada 2.
Temporada 1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s