DOLLHOUSE – TEMPORADA 1.

FOX | 2009
Productores ejecutivos: Joss Whedon, Tim Minear, David Solomon.
Intérpretes: Eliza Dushku, Harry Lenix, Fran Kranz, Tahmoh Penikett, Enver Gjokaj, Dichen Lachman, Olivia Williams, Amy Acker.
Valoración:

Alerta spoilers: tiene algún spoiler sobre el final, aunque nada importante–

Voy lento por pereza y acumulación de material, tendría que haber hablado de esta serie hace semanas, cuando la terminé y la fiebre estaba al máximo, pero bueno, tampoco voy a decir nada que no se haya dicho ya, porque más o menos todos los seguidores coincidimos.

De Joss Whedon se esperaba mucho más. Del potencial que se vio en el piloto también. Pero Dollhouse se quedó así y no fue a más. Todo lo que prometía se diluía en narraciones triviales y desaprovechadas. El potencial infinito de la idea planteada, las posibilidades que abría cada caso de personalidad implantada, lo prometedor del asesino Alpha, los personajes tan interesantes que al final no tuvieron una evolución atractiva… Nada llegó a explotar como podría haberlo hecho, los guiones eran más ingeniosos buscando formas de que Eliza Dushku luciera palmito que desarrollando las tramas.

Además hay que tener en cuenta que eran trece episodios, que podrían haber ido al grano sin rellenos innecesarios, sin embargo la temporada fue bastante irregular. Los peores capítulos eran más aburridos que realmente malos (Haunted, True Believer), pero que hoy día dieran un nivel tan bajo, y más recalcando el potencial que guardaban, produjo un rápido desgaste y desinterés en el espectador, aun en el fan más acérrimo de Whedon: la audiencia cayó desde el segundo episodio y no remontó. De los más llamativos (Ghost, Man on the Street, Spy in the House of Love) se podrían decir cosas buenas, pero lo cierto es que no alcanzaron un nivel suficiente como para hacer de la temporada algo realmente recordable. Ni si quiera cuando parecía que por fin se lanzaba en el tramo final (con la aparición de Alpha) llega a alcanzar cotas remarcables; de hecho el último episodio, salvo por algún buen momento y la presencia del siempre genial Alan Tudyk, fue la gota que colmó el vaso de la desesperación y la decepción. Nos queda un capítulo que fue realizado para cumplir con el contrato de trece episodios, pero no se verá hasta el lanzamiento en DVD y será independiente de las tramas principales.

Como elementos a destacar tenemos el ya citado potencial de toda la historia. Las manipulaciones de Dollhouse y el alcance de esta organización (que al parecer planeaba algo a escala mundial) dan para buenos apuntes e ideas, aunque no terminen de ir hacia ninguna parte. Además el tono elegido fue bastante sorprendente y acertado: deprimente, oscuro, con pocos resquicios por donde la esperanza pudiera entrar, sin concesiones al humor clásico de Whedon. Hubo también buenos dilemas morales alrededor del tema de que las muñecas son auténticas esclavas (con violaciones incluidas), sobre todo en lo que respecta a la actitud de los demás trabajadores de la Casa de Muñecas.

Otro aspecto positivo es que la mayoría de los protagonistas tenían bastante que decir. El guardián de Echo, con sus dudas, la jefa, con sus discreciones, el segundo al mando, con sus traiciones, el pasado de algunos de los activos principales (Echo y Sierra), el misterioso Alpha e incluso la doctora, de la que se dejaron intuir cosas sutilmente hasta que al final se descubrió su sorprendente secreto. Sin embargo no terminan de ser exprimidos al máximo, y más teniendo en cuenta que había tiempo de sobra. Y por si fuera poco hay otros caracteres que resultaron notablemente fallidos: el detective y su muñeca no hicieron nada más que aburrir, y cuando por fin, por fin después de tanto dar el coñazo su trama llega a algo, se cargan por completo el personaje con un giro imposible: ¿pero quién se puede creer que aceptara trabajar para Dollhouse?

Aunque estuvo un tiempo en el aire, finalmente habrá segunda temporada, eso sí, con recorte presupuestario (a pesar de que la producción era ya de por sí baratísima) y alguna otra condición que habrá que sumar a los iniciales cambios forzados por la FOX que, por lo que se sabe, esta vez no puede ser declarada como culpable principal de los flojos resultados. Yo sigo teniendo interés en la serie, pero si Whedon no levanta cabeza en un par de episodios más hasta el espectador más paciente terminará rindiéndose.

Una respuesta a “DOLLHOUSE – TEMPORADA 1.

  1. Ahora que Joss Whedon tiene libertad creativa en los primeros episodios no como la pasada temporada, supongo que veremos más calidad y enganchará desde el principio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s