Archivo mensual: noviembre 2009

PILOTO DE JUEGO DE TRONOS: REPARTO Y REALIZADORES AL COMPLETO.

Nota: Esta información está desfasada, pues al iniciarse el rodaje de la serie varios actores cambiaron. El reparto final de la primera temporada lo podéis ver aquí.

Terminado ya el rodaje tenemos prácticamente confirmada la lista completa de actores y conocemos los miembros principales del equipo de realización:

-Creadores: David Benioff y D. B. Weiss.
-Guionistas: David Benioff y D. B. Weiss, basándose en la novela de George R. R. Martin.
-Director: Thomas McCarthy.
-Música: aún es desconocido quién será el compositor de la banda sonora de la serie (apuesto por Jeff BealRome, Carnivàle-), pero el grupo Corvus Corax, de corte medieval, tiene una aparición como banda que toca música en Invernalia.
-Montaje: Tatiana S. Riegel.
-Supervisor efectos especiales: Robert Stromberg.
-Actores:

 

Los Stark y otros de Invernalia:
Sean Bean como Eddar (Ned) Stark.
Jennifer Ehle como Catelyn (Cat) Stark.
Kit Harington como Jon Nieve (Jon Snow en el original).
Sophie Turner como Sansa Stark.
Maisie Williams como Arya Stark.
Richard Madden como Robb Stark.
Isaac Hempstead Wright como Bran Stark.
Donald Sumpter como Maestre Luwin.
Joseph Mawle como Benjen Stark.
Alfie Allen como Theon Greyjoy.
Los Lannister y otros de Desembarco del Rey:
Peter Dinklage como Tyrion Lannister.
Lena Headey como Cersei Lannister.
Nikolaj-Coster Waldau como Jaime Lannister.
Mark Addy como Robert Baratheon.
Jack Gleeson como Joffrey Baratheon.
Aimee Richardson como Myrcella Baratheon.
Rory McCann como Sandor Clegan (The Hound o El perro).
El otro continente:
Tamzin Merchant como Daenerys (Dany) Targaryen.
Ian McNeice como Illyrio Mopatis.
Jason Momoa como Khal Drogo.
Iain Glenn como Ser Jorah Mormont.
Harry Lloyd como Viserys Targaryen.
Secundarios:
Jaime Campbell Bower como Waymar Royce.
Richard Ridings como Gared.
Broson Webb como Will.
Esmé Bianco como prostituta pelirroja.
Personajes que parece que van a salir pero no tienen actor conocido:
Jory Cassel, Septa Mordane, Tommen Baratheon, Rickon Stark (estos dos últimos serán interpretados por dobles en este episodio) y Myrcella Baratheon (aunque tiene una actriz conocida, se supone que es temporal también).

DOLLHOUSE A TOMAR POR CULO.

En la cancelación de Dollhouse sólo sorprende que la FOX haya tardado tanto en hacerlo de una vez por todas. Todos los seguidores de Whedon y la serie dábamos por sentado su prematuro final ya en los dos o tres primeros capítulos, y nos parecía imposible que la FOX le siguiera dando una oportunidad tras otra viendo los flojos resultados artísticos y las agonizantes audiencias. Mi apuesta personal es que tras el fiasco de Firefly, donde la cadena destruyó la que se puede considerar una de las mejores cinco series de la historia, le debían una a Whedon y sus seguidores, y fueron más generosos que de costumbre (no lo fueron con la muy prometedora Virtuality, por ejemplo). Así pues, no habrá Dollhouse más allá de la segunda temporada, que está a punto de terminar de rodarse (por los pelos podrían tratar de meter un final más o menos cerrado).

El actual año deja las mismas malas sensaciones que el primero. El enorme potencial sigue ahí latente, pero no termina de florecer. Tediosos y mediocres capítulos con tramas insulsas y un excesivo peso puesto erróneamente sobre una actriz limitadísima (Eliza Dushku) nos hacían preguntarnos cómo un gran creador de tramas y personajes como Joss Whedon (y su otrora siempre cohesionado y eficaz grupo de guionistas y productores) pudo estar tan desacertado. Han sido pocos los momentos donde las grandes ideas que yacían en el argumento, los complejos y trascendentes dilemas morales y los atractivos personajes ofrecían algunas jugosas historias de las muchísimas que prometía una trama tan abierta e interesante. En concreto nos hemos ido a un larguísimo parón (en diciembre vuelve, al menos en un principio) con uno de los mejores capítulos de la serie (204, Belonging), donde se ve todo lo que podría y debería haber sido: tramas oscuras, individuos con morales resquebrajadas, sociedad podrida y con un negro futuro y personajes principales profundamente torturados de los que además cabe decir que todos resultan mucho más interesantes que Echo (en especial Victor, Sierra y Adelle). Si todos los episodios hubieran mantenido un nivel semejante estaríamos hablando de una gran serie, pero muy a mi pesar Dollhouse es una gran decepción.

V (LOS VISITANTES 2009) – EPISODIO PILOTO.

Escritor: Scott Peters.
Director: Yves Simoneau.
Valoración:

Dos formas hay a la hora de realizar un episodio piloto. Una es mostrar un capítulo estándar, es decir, uno tal y como sería la serie en sí, pero con algún aliciente, algún golpe de efecto que llame la atención (típico es el recurso de dejar a un protagonista al borde la muerte al final del episodio). Otra, la más común (al menos en las series con trama continuada), es ofrecer una presentación de la trama y los personajes en forma de resumen. Prefiero la primera, porque te da una visión más realista del aspecto que tendrá la serie, mientras que la segunda proporciona cosas sueltas en poca cantidad y a mucha velocidad.

En V se ha optado por la segunda línea, y cuenta por tanto con sus desventajas. El capítulo es demasiado precipitado, más parece un resumen que un episodio concreto. Quienes conocemos al dedillo la historia por la serie clásica veremos que han comprimido prácticamente toda la primera miniserie en cuarenta minutos. Quienes no la conozcan se habrán topado con un conglomerado de ideas que se atropellan entre sí y unos personajes que apenas son perfilados, y dudo que hayan conseguido enterarse bien de todo. Salvo un par de sorpresas (relativas a las lealtades de algunos protagonistas) toda línea narrativa es esquemática y predecible y se limita como digo a resumir de qué va todo. Lo cierto es que queda un poco extraño que hayan contado tanto tan de repente; espero que tengan pensada una buena progresión narrativa, pues con lo que nos han mostrado no sé qué esperar. Y no me cabe duda de que hubiera ganado con una narración más pausada y centrada. Quizá hubiera sido buena idea emitir dos capítulos: el piloto y a continuación uno normal, para tener así una idea más clara de lo que nos van a ofrecer.

Pero también ha tenido un acierto bastante difícil en este tipo de presentaciones: los personajes llaman la atención a pesar de que no sabemos mucho sobre ellos, ya sea porque el reparto es de altísimo nivel o porque las pequeñas dosis de información que dan respecto a los mismos son suficientes para despertar nuestro interés; y, lo más importante, al final del episodio tenemos a todos los caracteres encaminados en una dirección concreta. Prácticamente todo el reparto está formado por rostros de sobra conocidos por los seriéfilos. Elizabeth Mitchell es una actriz magistral, como ya demostró en Perdidos, y espero que el carácter que lleva le permita lucirse bien; Morena Baccarin es otra joya, y de lo visto en estos breves cuarenta minutos es quien más destaca (me atrevo a decir que podríamos estar ante un papel antológico); Joel Gretsch es otro intérprete curtido que puede dar bastante de sí; el único aspecto negativo es el limitado chaval, Logan Huffman, pero le daré una oportunidad a ver si se suelta más adelante; destacar también el nombre Alan Tudyk, quien por ahora no ha tenido tiempo de mostrar todas sus cartas pero para mí es uno de los mejores actores que he conocido (así como uno de los más desaprovechados).

En cuanto a la forma, no me ha convencido mucho. La realización me ha resultado demasiado televisiva para la época en que estamos y para ser una serie que pretende ser cabeza de la cadena. Fotografía limitada y con demasiados primeros planos, dirección (Yves Simoneau) rutinaria (ineficaz en momentos clave como escenas de acción)… Al menos los efectos digitales (la nave nodriza) están acorde a los tiempos actuales.

Resumiendo, el piloto no muestra prácticamente nada de lo que será la serie. Queda por ver si estaremos ante una producción de acción intrascendente, si será un buen drama y sobre todo si como en la original habrá una carga socio-política realista y crítica acorde a nuestros tiempos. El remake de Galactica, con el que guarda algunas relaciones (cylones-lagartos infiltrados), fue una actualización en principio certera aunque luego se les fuera de las manos a sus autores. Espero que V vaya en ese camino arriesgado, que para temáticas descafeinadas ya tenemos el cine actual.

Kenneth Johnson aparece acreditado como creador y guionista de la historia, pero no sé hasta qué punto estará implicado en esta producción. Lo último que supe es que sus constantes intentos de volver a retomar la serie (con los actores originales en la época presente) fueron dados de lado completamente.

NURSE JACKIE – TEMPORADA 1.

Showtime | 2009
Productores ejecutivos: Liz Brixius, Caryn Mandabach, John Melfi, Linda Wallem.
Intérpretes: Edie Falco, Eve Best, Merritt Wever, Paul Schulze, Peter Facinelli, Dominic Fumusa, Anna Daevere Smith, Haaz Slieman.
Valoración:

Indiferencia es lo que Nurse Jackie me ha dejado tras cada capítulo y por ende tras su primera temporada. En un principio pareceía prometedora, pero se quedó en eso, en una promesa eterna. La iba viendo por inercia, esperando que por fin pasara algo, que por fin los personajes se desprendieran de su halo de indiferencia y transmitieran algo que les hiciera más tangibles, pero no remontó desde su comienzo, y su final, el consabido cliffhanger, no es que sea tampoco para echar cohetes.

Pero no me malinterpreten. No es lo que se dice mala serie y se deja ver sin mucho esfuerzo. Pero al igual que Weeds (por citar una semejante y de la misma cadena), que la dejé por aburrida, es una producción que tiene buenas semillas pero cuyos árboles no llegan a crecer en ningún momento. Ni un reparto sumamente interesante (Edie Falco, Eve West, Merritt Wever y Haaz Slieman están muy bien) fue capaz de levantar el interés en unos personajes que capítulo tras capítulo ofrecían la misma perspectiva de su personalidad, sin avanzar lo más mínimo. Termina la temporada y no se sabe qué mueve a Jackie, por qué se droga si tiene una buena vida, porqué mantiene una aventura. Con los secundarios, todos en principio llamativos, ocurre lo mismo: cada episodio parece el Día de la Marmota, todo lo que les rodea se repite, no se profundiza en sus psiques lo más mínimo. En cuanto a las tramas, no son más que las mismas historias de hospitales de siempre, con algún artificioso y leve toque de rebeldía (como una eutanasia o una enfermera drogadicta) con la que mantener el sello Showtime (que por más que digan, salvo por la excelente Californication, sigue siendo una tenue sombra bajo la supernova que es la HBO) y llamar la atención del exigente espectador actual. Con el formato corto no se hacían pesadas, pero la verdad es que salvo una o dos líneas narrativas de ninguna otra guardo recuerdo, pues eran historias nada impresionantes.

En resumen, una temporada superficial y con poca chispa. Por ahora la voy a mantener en el cajón de descartadas, y aunque la verdad es que dudo que vaya a alzar el vuelo de forma tan llamativa como para que me atraiga de nuevo, ya se sabe que las primeras temporadas pueden no ofrecer lo mejor de la serie, así que no la olvidaré por completo por si da la sorpresa.