CÓMO CONOCÍ A VUESTRA MADRE – TEMPORADA 5.

How I Met Your Mother
CBS | 2009-2010
Productores ejecutivos: Craig Thomas, Pamela Fryman, Carter Bays.
Intérpretes: Johs Radnor, Jason Segel, Cobie Smulders, Neil Patrick Harris, Alyson Hannigan, Bob Saget.
Valoración:

Cuando decidí probar con Cómo conocí a vuestra madre (en versión original How I Met Your Mother, y es así como un fan de verdad debería verla, pues el doblaje es horroroso) porque se hablaba bastante y bien de ella me ventilé entusiasmado tres o cuatro temporadas de golpe. Llegué a afirmar que si seguía creciendo como parecía hacerlo podría llegar a ser una de las comedias más grandes de todos los tiempos. Era una serie original, rompedora a veces, con un humor genial y unos personajes encantadores. Pero ya no puedo opinar lo mismo, pues está perdiendo fuelle a marchas forzadas. En la cuarta temporada ya se notaba que la chispa no brillaba con la misma fuerza y que la irregularidad marca de la casa (es habitual pasar de un episodio magnífico a uno no muy interesante) se inclinaba peligrosamente hacia el lado malo, y actualmente es una opinión bastante compartida por los seguidores que este quinto año recién finalizado ha sido flojo, descafeinado, aburrido en muchas ocasiones.

Los personajes siguen siendo los mismos, sin duda, pero ya no se sacan tantas buenas historias de ellos. Da la sensación de que han sido exprimidos hasta donde los guionistas pudieron llegar y les cuesta dirigirlos hacia alguna dirección o simplemente montar buenas tramas aisladas sobre ellos. Barney sigue siendo el que mejores resultados ofrece, sobre todo en el tema de chistes e historias sueltas. Ted, el supuesto protagonista central, está casi olvidado, y casi estoy por unirme a los muchos fans a los que les resulta insípido y cansino. Su odisea con la mujer ya ni parece importarle a los guionistas, y de hecho de esto sí me alegro, porque las palizas que daban con “ella estaba en ese autobús” y demás no creaban expectación, sino cansancio. Marshall y Lily siguen comiéndose las historias más tontorronas, algunas (como la de las camas por separado) insufribles, otras más interesantes. Menos mal que los personajes en sí son muy agradables, si no… Por cierto, qué bien le ha sentado el embarazo a Alyson Hannigan, menudas berzas ha echado. Robin es para mi sorpresa la favorita de muchos fans, pues a mí me resulta fría y nada interesante; si la eliminaran de la serie yo ni lo notaría. Sin embargo sí debo decir que sobre ella ha habido alguna trama que, echando un vistazo atrás a la temporada, sí se recuerda con facilidad: su relación con Barney y la que posteriormente mantuvo con el compañero presentador estuvieron bien trabajadas y dieron muchos buenos momentos, amén de que llevaron el personaje hacia alguna dirección, cosa que con otros no ha ocurrido.

Episodios para recordar hay algunos, como el glorioso The Playbook, o los más que buenos The Perfect Week, Robin 101 y unos pocos más que ahora no logro ubicar, pero simplones y poco llamativos hay muchos más. Por suerte en el tramo final la inspiración estuvo bastante presente (The Wedding Bride, Dopplegangers), dando unos cuantos capítulos que han ayudado a no olvidar la serie y esperar algo de ella en la próxima temporada. Sin embargo también hay que decir que el desenlace, el cliffhanger de cierre de temporada, prácticamente ha sido inexistente. El año acabó sin más. Algo más potente podrían haberse currado, aunque por el otro lado me alegro de que no metieran nada rebuscado ni saltaran otra vez con un “por ahí anda mi futura mujer”.

Debo matizar que no ha sido un bajón catastrófico, que no puedo afirmar que se haya convertido en una serie regular o mala, pero es que ha pasado de ser adictiva y sumamente prometedora a normalita sin más. Queda por ver si este ya demasiado largo desgaste augura la llegada de su final o si es solo un bache temporal y los guionistas consiguen ponerse las pilas.

Y un apunte o anexo final: me saca de quicio que en los tiempos que corren la serie esté fotografiada como si fuera a 4:3 pero grabada con cámaras de 16:9. Salen cabezas cortadas, actores mal encuadrados y en general queda bastante raro. No es normal que se ponga tan poco esfuerzo en este aspecto hoy día. Casi te obligan a verla recortada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s