Archivo mensual: junio 2010

BREAKING BAD – TEMPORADA 2.

AMC | 2009
Drama, suspense | 13 ep. de 55 min.
Productor ejecutivo: Vince Gilligan.
Intérpretes: Bryan Cranston, Anna Gunn, Aaron Paul, Dean Norris, Betsy Brandt, RJ Mitte, Bob Odenkirk, Steven Michael Quezada, Giancarlo Esposito, Krysten Ritter.
Valoración:

Tomando ya la forma de temporada regular, aunque sea de las cortas (13 episodios), cosa que agradezco porque las de veintitantos se suelen alargar demasiado, Breaking Bad se puede analizar mucho mejor, y se agudizan tanto los aciertos como los aspectos mejorables.

Su principal valor es su tono de realismo dentro de un universo violento, rudo y cambiante. Los guionistas se atreven a sorprender con giros y tramas muy exageradas, extremas, pero luego lo encajan todo como si fuera un drama realista. Las repercusiones de los actos y la evolución de los personajes están exquisitamente planeados, desarrollados detalladamente y controlados con sumo cuidado. Es una gozada ver caracteres tan creíbles y complejos (y tan bien interpretados) moviéndose por caminos tan sórdidos, es una gozada comprobar como las sorpresas argumentales más descabelladas no están por encima de esos personajes (como sí pasó la última temporada de Perdidos, por poner un ejemplo de lo contrario) y que siempre prima la coherencia a largo plazo sobre el efectismo rápido y fácil. Pocas series tan arriesgadas y a la vez controladas he visto.

Como es obvio ahondamos en las personalidades de Walter, que cada vez se presenta más como un malnacido que como alguien desesperado por salvar a su familia, y Jesse, un joven que ha desperdiciado tantas oportunidades que todo el mundo (incluida su familia) le da la espalda. Como indicaba en la primera temporada, los guionistas no se cortan al mostrar como la pareja protagonista, con su modo de vida, arrastra la miseria hacia su círculo: la novia Jesse, el cuñado de Walter, la propia familia de este último… Siguiendo ese camino de realismo duro y sin concesiones nadie está a salvo de sufrir consecuencias trágicas. Hay que destacar también las acertadas incorporaciones de los personajes Saul Goodman como el abogado de los protagonistas y el Señor Pollo como el narcotraficante que domina la zona y contrata a Walter, quienes junto a los pocos amigos de Jesse suplen un aspecto que echaba en falta en el primer año: un plantel de secundarios un poco más amplio que dé más dinamismo y solidez a las tramas.

Pero también se hacen más notorias sus carencias principales, que impiden que este año sea tan redondo como el anterior o el tercero, donde vuelve a adquirir niveles muy gratificantes. A los guionistas les cuesta hallar un ritmo estable, cosa que puedo entender porque es una serie de contrastes (de un episodio de drama familiar se pasa a uno de aventuras peligrosas en el mundo de la droga), pero que desde luego lastra ligeramente la sesión. Hay unos cuantos capítulos a los que les falta la intensidad suficiente como para considerarlos buenos, y se hacen incluso largos, y en general la media de la temporada baja un escalón, dejando una constante sensación de que le falta algo a pesar de que todas las piezas del puzzle son francamente buenas.

En cuanto a los episodios, hay de todo al ser un año un poco irregular. Entre los más buenos destacaban Peekaboo, espeluznante historia centrada en una familia de drogadictos que tienen a su hijo medio abandonado, y 4 Days Out, espléndido momento donde los dos protagonistas se quedan aislados en el desierto durante días. Pero los dos grandes instantes de la temporada son los siguientes: el fatídico final de la novia de Jesse, que muestra al Walter más hijo de puta e inhumano (una escena durísima de ver), y el atentando contra la DEA que sufre el cuñado con una tortuga, una de las clásicas escenas exageradas pero espectaculares y eficaces de la serie.

El final de la temporada es un muy discutible y alucinante golpe de efecto. Lo de los aviones estrellándose es una fumada demencial, una ida de olla indescriptible. Tiene su repercusión en la tercera temporada, pero no como para considerarlo un golpe sorprendente y efectivo, sino uno desmedido e innecesario, una salida demasiado exagerada y fuera de lugar que implica a los personajes y tramas de la serie tan solo de refilón, y porque había que justificarlo. El final debería haberse centrado en los protagonistas, no en algo tan absurdo. Pero bueno, no puedo decir que en general afecte a la calidad de la serie, es solo un instante que no pinta nada ahí.

Ver también:
Temporada 1.

ROY DOTRICE SERÁ EL MAESTRE PYCELLE.

Ya tenemos otro fichaje para Juego de tronos. Esta vez se trata del Maestre Pycelle de Invernalia, cuya interpretación recae en un veterano Roy Dotrice, visto en una incontable cantidad de series, como por ejemplo La bella y la bestia, donde estuvo como guionista el propio George R. R. Martin. Su rostro yo lo conozco de un episodio de Babylon 5 (el señor Lanz en La caída de la noche), aunque a otros os sonará más por ser Zeus en la cutre-serie Hércules.

Fuente: Winter is Coming.

BREAKING BAD – TEMPORADA 1.


AMC | 2008
Drama, suspense | 7 ep. de 55 min.
Productor ejecutivo: Vince Gilligan.
Intérpretes: Bryan Cranston, Anna Gunn, Aaron Paul, Dean Norris, Betsy Brandt, RJ Mitte.
Valoración:

Walter White es un genio frustrado de la química. Su gran mente se ve limitada por la apagada trayectoria de su vida, que lo alejó del éxito para llevarlo a las repetitivas labores de docencia en un instituto de Albuquerque. Su aburrimiento diario da un giro inesperado y brutal cuando le es diagnosticado un cáncer de pulmón que amenaza no solo con llevarse su vida en pocos meses, sino también con hundir a su familia en infinitas deudas médicas. El señor White decide entonces garantizar un sustento a su familia para cuando no esté con ellos, y la salida con la que prácticamente se encuentra sin esperarlo es muy poco ortodoxa: dirige sus conocimientos de química hacia la manufactura de metanfetaminas, una droga cada vez más popular en la zona. Entra así en el peligroso mundo del narcotráfico, y sus primeros pasos no son nada fáciles, pues se enfrenta a conflictos y dilemas que le llevan a plantearse el asesinato a sangre fría.

Su primera temporada es brevísima por el golpe de la huelga. Tiene solo siete episodios, pero basta ver el primero para admirar muchísimas de sus cualidades y probablemente acabar enganchado irremediablemente a la serie. Pasó bastante desapercibida en su estreno, pero poco a poco se ha ido ganando la admiración de un público que actualmente con la tercera temporada se ha entusiasmado incluso más de lo que merece.

Breaking Bad no hace concesiones ni argumentales ni visuales. Se mete de lleno en el mundo de la droga sin escatimar en descripciones, por duras que sean estas. Hay drogadictos, muertes, cárteles sanguinarios, policías que acaban perturbados y desquiciados por los acontecimientos y daños colaterales terribles (amantes, familia, niños destrozados e incluso muertos). Se juega hábilmente con los límites y cambios de la moral en la sociedad (¿por qué el alcohol es ilegal y otras drogas no?) pero sin intentar justificar las horribles acciones de Walter, sino dejando que el espectador entre en el juego con sus propias ideas. Detaca también un tono de humor irónico con respecto a la violencia que me recuerda a Los Soprano, pero con mucha más sangre.

La realización es magnífica, brillante por momentos. La música tan bien utilizada, la hermosa fotografía (excelente aprovechamiento del colorido de los paisajes desérticos de Nuevo Méjico), la sutil cámara en mano que consigue un correcto toque de realismo y las sólidas labores de sus directores ofrecen un aspecto visual arrebatador. Parece que estamos ante una producción de la HBO, pero no, es de AMC, una cadena pequeña pero ambiciosa (Mad Men, El prisionero). Solo una queja tengo, y es que los prólogos suelen parecerme innecesarios, por no aportar nada, por ser tramposos o limitarse vaciles exagerados de enredos visuales.

En cuanto al elenco, estamos ante una figura muy a tener en cuenta: Bryan Cranston, antes conocido por ser el padre de Malcom en aquella genial comedia para todos los públicos (Malcom in the Middle). Su conversión en el personaje de Walter White, patente desde el primer episodio, es de esas dignas de alabar sin miramientos, de recordar como algo antológico en el mundo de la interpretación. Pocos, muy pocos papeles he visto tan perfectos, tan completos, complejos y sublimes. No se quedan atrás las otras dos figuras principales de este pequeño reparto: una hermosa Anna Gunn como su mujer y un excelente Aaron Paul como el joven yonki asociado de White. Y en un plano más secundario tenemos al correcto RJ Mitte como el hijo discapacitado de la familia, a un muy acertado Dean Norris como el cuñado de la DEA y a su insoportable mujer, una Betsy Brandt un tanto sosa.

Breaking Bad es sumamente atrevida, directa y a la vez sutil y está magníficamente confeccionada e interpretada. Habrá quienes la encuentren desagradable tan solo viendo a su egocéntrico y descarriado protagonista, probablemente el personaje más sucio y bestia que he visto en televisión. Incluso hoy día, donde los personajes cabrones tienen un hueco y bastante éxito, el Señor White sobresale de forma notoria.

FINN JONES SERÁ LORAS TYRELL.

El joven Finn Jones ha sido seleccionado para interpretar a uno de tantos secundarios jugosos que tiene la saga Canción de Hielo y Fuego y que están siendo mantenidos en su adaptación televisiva: Loras Tyrell, El caballero de las flores. George R. R. Martin indica que otros nombres que pronto deberíamos conocer, y muchísimos sorprenden por ser secundarios fácilmente descartables, son: Mycah, Janos Slynt, Gendry, Tobho Mott, Old Nan (Vieja Tata), Shagga, Syrio Forel, Marillion, Doreah, Alliser Thorne, Grenn, Pyp, Rast, Osha…

La carrera de Jones se limita a pocas apariciones breves en series británicas nada conocidas, pero teniendo en cuenta que su papel es pequeño y que ha pasado un casting exigente confío en que su presencia será acertada. Por lo pronto físicamente es perfecto para el personaje.

Fuente: Winter Is Coming.

ANTENA 3 RECORTA TELEFILMES POR LA CARA.

Antena 3 es capaz de emitir películas televisivas de más de 90 minutos en poco más de 40 (¡menos de la mitad!). Lo han visto en este blog, y lo han documentado bien para que no haya lugar a dudas. Para mantener su horario prefieren no programar bien, sino ajustar los telefilmes (aunque vete a saber si con películas de nivel lo han hecho también) recortando el metraje drásticamente. Por supuesto, esto influye en su comprensión y ritmo.

Lo peor de todo es que no me sorprende. Esto se lleva haciendo años de forma más o menos velada. TVE era experta en joder algunas de mis series favoritas: Babylon 5, Urgencias y El Ala Oeste llegaban a recortes de 5, 10 y en algún caso hasta 20 minutos (¡la mitad del episodio!). Y no dudo que otras cadenas lo hayan hecho en otras ocasiones.

Lo llevo diciendo mucho tiempo, esto debería ser ilegal, y de hecho me sorprende que no lo haya sido desde siempre:
– Pagan derechos de emisión de un producto, ¿pero eso incluye cláusulas como llenar la pantalla de moscas publicitarias que no tienen que ver con el mismo ni con la empresa realizadora, eliminar los créditos de quienes lo han realizado y, lo más grave, alterlarlo cambiando notablemente su duración y montaje? No es solo la transformación en sí, sino que con ella están jodiendo la imagen de la empresa que haya generado ese producto: ¿no parecería mediocre un episodio o película donde los personajes salen como fuera de pantalla (mutilación de 16:9 a 4:3) y/o que misteriosamente durara menos de lo común y al que le faltase sentido y coherencia?
– Anuncian la emisión de algo, y luego emiten una versión, que además seguramente resulta incoherente por faltarle partes. ¿No es eso un engaño, falsa publicidad y una falta de respeto increíble hacia el espectador?

CÓMO CONOCÍ A VUESTRA MADRE – TEMPORADA 5.

How I Met Your Mother
CBS | 2009-2010
Productores ejecutivos: Craig Thomas, Pamela Fryman, Carter Bays.
Intérpretes: Johs Radnor, Jason Segel, Cobie Smulders, Neil Patrick Harris, Alyson Hannigan, Bob Saget.
Valoración:

Cuando decidí probar con Cómo conocí a vuestra madre (en versión original How I Met Your Mother, y es así como un fan de verdad debería verla, pues el doblaje es horroroso) porque se hablaba bastante y bien de ella me ventilé entusiasmado tres o cuatro temporadas de golpe. Llegué a afirmar que si seguía creciendo como parecía hacerlo podría llegar a ser una de las comedias más grandes de todos los tiempos. Era una serie original, rompedora a veces, con un humor genial y unos personajes encantadores. Pero ya no puedo opinar lo mismo, pues está perdiendo fuelle a marchas forzadas. En la cuarta temporada ya se notaba que la chispa no brillaba con la misma fuerza y que la irregularidad marca de la casa (es habitual pasar de un episodio magnífico a uno no muy interesante) se inclinaba peligrosamente hacia el lado malo, y actualmente es una opinión bastante compartida por los seguidores que este quinto año recién finalizado ha sido flojo, descafeinado, aburrido en muchas ocasiones.

Los personajes siguen siendo los mismos, sin duda, pero ya no se sacan tantas buenas historias de ellos. Da la sensación de que han sido exprimidos hasta donde los guionistas pudieron llegar y les cuesta dirigirlos hacia alguna dirección o simplemente montar buenas tramas aisladas sobre ellos. Barney sigue siendo el que mejores resultados ofrece, sobre todo en el tema de chistes e historias sueltas. Ted, el supuesto protagonista central, está casi olvidado, y casi estoy por unirme a los muchos fans a los que les resulta insípido y cansino. Su odisea con la mujer ya ni parece importarle a los guionistas, y de hecho de esto sí me alegro, porque las palizas que daban con “ella estaba en ese autobús” y demás no creaban expectación, sino cansancio. Marshall y Lily siguen comiéndose las historias más tontorronas, algunas (como la de las camas por separado) insufribles, otras más interesantes. Menos mal que los personajes en sí son muy agradables, si no… Por cierto, qué bien le ha sentado el embarazo a Alyson Hannigan, menudas berzas ha echado. Robin es para mi sorpresa la favorita de muchos fans, pues a mí me resulta fría y nada interesante; si la eliminaran de la serie yo ni lo notaría. Sin embargo sí debo decir que sobre ella ha habido alguna trama que, echando un vistazo atrás a la temporada, sí se recuerda con facilidad: su relación con Barney y la que posteriormente mantuvo con el compañero presentador estuvieron bien trabajadas y dieron muchos buenos momentos, amén de que llevaron el personaje hacia alguna dirección, cosa que con otros no ha ocurrido.

Episodios para recordar hay algunos, como el glorioso The Playbook, o los más que buenos The Perfect Week, Robin 101 y unos pocos más que ahora no logro ubicar, pero simplones y poco llamativos hay muchos más. Por suerte en el tramo final la inspiración estuvo bastante presente (The Wedding Bride, Dopplegangers), dando unos cuantos capítulos que han ayudado a no olvidar la serie y esperar algo de ella en la próxima temporada. Sin embargo también hay que decir que el desenlace, el cliffhanger de cierre de temporada, prácticamente ha sido inexistente. El año acabó sin más. Algo más potente podrían haberse currado, aunque por el otro lado me alegro de que no metieran nada rebuscado ni saltaran otra vez con un “por ahí anda mi futura mujer”.

Debo matizar que no ha sido un bajón catastrófico, que no puedo afirmar que se haya convertido en una serie regular o mala, pero es que ha pasado de ser adictiva y sumamente prometedora a normalita sin más. Queda por ver si este ya demasiado largo desgaste augura la llegada de su final o si es solo un bache temporal y los guionistas consiguen ponerse las pilas.

Y un apunte o anexo final: me saca de quicio que en los tiempos que corren la serie esté fotografiada como si fuera a 4:3 pero grabada con cámaras de 16:9. Salen cabezas cortadas, actores mal encuadrados y en general queda bastante raro. No es normal que se ponga tan poco esfuerzo en este aspecto hoy día. Casi te obligan a verla recortada.

TEASER DE JUEGO DE TRONOS. IMAGEN DE NED.

La HBO ha abierto el sitio web dedicado a la serie Juego de tronos y ha emitido un primer teaser sobre la misma. Como era de esperar el video no muestra nada y mucho menos sirve para hacerse una idea de cómo será la serie, y parece más bien encaminado a despertar el interés de quienes no conocen la obra: ¿Qué será esto que me anuncian?

Esperemos que comiencen a añadir información pronto, como la mayor parte del casting para la temporada, que ya está casi finalizado, y algunas imágenes más completas.

Más interesante es la fotografía a gran resolución de Sean Bean como Ned Stark, donde se puede ver al menos el cuidado que han puesto en el vestuario.

Indicar también que tras un leve retraso el inicio del rodaje será el 26 de junio. Y recuerdo que hasta primavera de 2011 no se emitirá.

Por cierto, el diseño del sitio confirma que HBO llamará a la serie Juego de tronos (igual que el primer libro) y no como en las novelas, Canción de Hielo y Fuego. Creo que es un acierto: es un nombre más descriptivo, impactante y fácil de recordar, y no tan ambiguo y raro.

____________________________________________________________________