Archivo de la categoría: Heroes

HEROES, FLASHFORWARD Y LEY Y ORDEN CANCELADAS. V RENOVADA.

Para mí es una sorpresa. Estaba seguro de que sería al revés, porque FlashForward iba remontando y V está estancada y apestando. Pero se ve que las audiencias de la primera han caído demasiado, mientras que los lagartos atrapan a un número estable de espectadores con mucha paciencia o un listón muy bajo.

Tanto Flashforward como V nacieron con la idea de ser dos de las series cabecera de la ABC, se esperaba que fueran dos producciones de alta calidad y tuvieran audiencias por encima de los diez o quince millones. De hecho FlashForward fue ideada como sustituta de Perdidos, pero fue tan floja y poco llamativa en sus inicios que no ha calado lo más mínimo, de hecho la cifra de espectadores baja ya peligrosamente de los cinco millones. De nada sirve que parezca estar remontando y que tanto en guión como en realización sea bastante más sólida que la regulera V, la audiencia es quien manda y de hecho ha tenido más oportunidades que muchas series (recordemos ese parón de reflexión que hicieron, algo rara vez visto).

Como resumen al “primeras impresiones” que no me digno a escribir sobre FlashForward, indicar que son bastantes los problemas que arrastra la serie. El principal es el repertorio de personajes y algunos de sus intérpretes. Perdidos brilló desde sus inicios por tener unos caracteres muy sólidos arropados por uno de los repartos más cohesionados y de mayor calidad vistos en la televisión, mientras que en FlashForward ninguno interesa lo más mínimo y la pareja de agentes protagonista es de lo más aburrida e incluso insoportable que recuerdo (y sobre todo, Joseph Fiennes es un actor incapaz de la más mínima expresión). El estilo de misterios dosificados en plan Perdidos tampoco funcionó plenamente, puesto que se esmeraban más en buscar un golpe de efecto al final de los episodios que en contar algo concreto durante el resto de los mismos. Se supone, como he indicado, que tras el parón de reanimación que hicieron la cosa ha mejorado bastante, pero todavía no me he puesto al día, y con esto de la cancelación creo que casi ni merece la pena hacerlo.

Una que sí ha funcionado muy bien (en la NBC) durante mucho tiempo (¡20 temporadas!) es Ley Orden, pero han decidido que ya era suficiente y este año será el último. Sin embargo quieren seguir exprimiendo una fórmula de probados resultados, pues a parte de mantener sus dos spin off (Special Victims Unit y Criminal Intent) van a crear otro centrado en los crímenes de Los Ángeles. La verdad es que es una saga a la que nunca me he acercado.

Otra que cae en la NBC es Héroes. Y ya iba siendo hora, joder. Nació con un potencial inmenso, pero tras una primera temporada francamente buena a los guionistas se les fue de las manos de una forma que sólo se me ocurre describir como ridícula. Tenía todas las de ser un fenómeno tipo Perdidos, pero tras su estrepitosa caída solo pudo mantener a sus seguidores más fanáticos, los que siempre albergan una pizca de esperanza y soportan la mediocridad estoicamente. Sus destrozados personajes, sus tramas cada vez peor llevadas y sobre todo una falta de ideas alarmante hicieron de esta prometedora serie una mieeeeerda de grandes proporciones que debería haber terminado a mediados de su segunda sesión y sin embargo llegó agonizó durante cuatro largos años.

En estas últimas semanas las cadenas han dado a conocer prácticamente todas las cancelaciones, renovaciones y nuevas creaciones para el año que viene, pero estas son las que más me llaman la atención.

HEROES – TEMPORADA 2.

Decepción sin igual es lo que ha supuesto la segunda temporada de Heroes, que se ha mantenido en el mismo nivel que ofreció el nada acertado final de la primera sesión, es decir, rozando el suspenso estrepitoso. No puedo añadir nada nuevo a lo que dije aquí a mitad de temporada, pues el tramo final ha seguido dando coletazos como un pez fuera del río, ahogándose en sus últimos estertores. Lo que era una serie altamente atractiva y entretenida y con gran potencial se ha convertido en un producto de segunda fila digno de ser olvidado. ¿Habrá sido un bache? ¿El Volumen 3 recuperará el rumbo? Un servidor no lo cree, pues ya desde la primera temporada se podía observar que van escribiendo sobre la marcha sin saber dónde meter a los personajes, y las pocas ideas buenas se les acabaron rápidamente.

Principales
Hayden Panettiere es Claire Bennet.
Jack Coleman es Noah Bennet.
Sendhil Ramamurthy es Mohinder Suresh.
Masi Oka es Hiro Nakamura.
Milo Ventimiglia es Peter Petrelli.
Greg Grunberg es Matt Parkman.
Adrian Pasdar es Nathan Petrelli.
Secundarios
Zachary Quinto es Sylar.
James Kyson Lee es Ando Masahashi.
Noah Gray-Cabey es Micah Sanders.
Ali Larter es Niki Sanders.
Ashley Crow es Sandra Bennet.
Cristine Rose es Angela Petrelli.
Adair Tishler es Molly Walker.
Dania Ramirez es Maya Herrera.
Shalim Ortiz es Alejandro Herrera.
George Takei es Kaito Nakamura.
Kristen Bell es Elle.

201. Cuatro meses después
Fout Months Later

Escritor: Tim Kring.
Director: Greg Beeman.
Valoración:

Sinopsis:
Claire y su familia se trasladan a California para empezar de nuevo una vida como personas normales. En el pasado Hiro conoce a Takezo Kensei, el héroe samurai, quien resulta ser un inglés buscavidas. Maya y Alejandro tratan de llegar a la frontera de EE.UU. para buscar al Doctor Suresh, pues creen que podrá combatir su enfermedad. Parkman vuelve al cuerpo de policía y consigue la custodia de Molly. Peter aparece, desmemoriado, en un contenedor en Irlanda.

Comentario:
Un cápitulo de transición en el que se podrían haber ahorrado las extensas presentaciones de cómo se encuentran los personajes ahora, en las que entre escenas demasiado típicas y predecibles se salvan pocos momentos, como la cena familiar de Claire. Por si fuera poco, las únicas tramas que parecen llevar un rumbo con objetivo, la de los sueños de Molly, el plan para destruir a la Compañía y la amenaza de muerte sobre el padre de Hiro, no es que sepan a poco, es que son tan fugaces que no captan el interés. La presentación de la mejicana Maya y su hermano anda por el mismo camino de interés bajo mínimos y previsibilidad elevada, mientras que la sorpresa final es más propia de un serial de hace treinta años: la ridícula amnesia del protagonista.

Lo único destacable en este inflado e insustancial episodio es el impresionante papel de la jovencísima actriz que interpreta a Molly, mientras que errores destacables hay varios: ¿quién se cree que en un examen para policía van a usar efectos de sangre?, ¿cómo Parkman, que afronta un divorcio y un empleo inestable, puede adoptar a una niña?, ¿por qué Hiro en vez de lamentarse de que está alterando la línea temporal simplemente no sale por patas o, mejor, vuelve a su presente?

Sigue leyendo

HEROES EN HORAS BAJAS, MUY BAJAS, Y CON FUTURO INCIERTO.

–Alerta de spoilers: aunque hay pocos datos reveladores, si no sigues la serie al ritmo de EE.UU. recomiendo no leer el artículo.–

Por cada nuevo capítulo de la segunda temporada de Heroes que he ido viendo más ganas de hacer este artículo y menos de continuar con la serie me han surgido. Por ahora me he quedado en el sexto episodio, sexta tomadura de pelo y sexto aburrimiento considerable, y dependiendo de las críticas que tenga el resto ya veremos sin continúo su visionado. A estas alturas ya hay pocos blogs que no tengan su artículo quejándose del bajón de calidad del producto, así que probablemente no diré nada nuevo.

Heroes nació con bastantes virtudes dignas de mención. Era capaz de atrapar desde los pocos episodios gracias a una propuesta original sobre el mundo de los súper héroes, donde desde una perspectiva seria (menos aventura fantasiosa y más importancia en cómo sería la vida real de un súper héroe, siguiendo un modelo bastante parecido al cómic Rising Stars) construían una trama algo básica (la salvación del mundo o de una ciudad y la confrontación con un poderoso enemigo) pero dinámica, llena de sorpresas y con un tono adulto muy de agradecer en un género que pocas veces lo ofrece. Numerosos personajes y tramas se relacionaban más o menos acertadamente pero navegaban con un rumbo bastante claro, mientras que los capítulos, salvo ligeros bajones, mantenían un buen nivel. Tenía algunas carencias, como un reparto irregular (con elementos infames como Zachary Quinto o Milo Ventimiglia) y algún carácter no muy bien ubicado, pero en conjunto funcionaba muy bien como un entretenimiento incluso en sus momentos más pretenciosos (borrando los discursos de Suresh ganaría enteros). Sin embargo, el final de la temporada, ese capítulo tan esperado donde debían resolverse las tramas globales o dejarse en suspenso para la siguiente sesión, resultó casi lamentable y altamente decepcionante. Fue sorprendente ver cómo pudieron los autores estar tan poco acertados en un momento cumbre, pero por desgracia esa maldición se ha extendido en esta primera etapa de la segunda temporada.

Cada episodio visto hasta el momento es una repetición de todo lo que vimos en los anteriores veintitrés. Las tramas no han sufrido un receso, sino que se han reiniciado completamente. Volvemos a tener a Sylar buscando víctimas, volvemos a la amenaza de destrucción de Nueva York; solo falta la de salvar a la animadora. Ni siquiera la inclusión de la serie de asesinatos y la conspiración contra la Compañía ofrecen interés, pues estas dos nuevas líneas narrativas se diluyen considerablemente en ese refrito de situaciones ya vistas. Y con los personajes exactamente lo mismo. Casi todos han vuelto a empezar desde cero y a repetir paso por paso las mismas experiencias, mientras que los pocos que siguen evolucionando lo hacen con tramas insulsas. Además, los nuevos caracteres presentados no pintan nada en el conjunto y, aunque la chica negra resulta simpática, los mejicanos son insufribles.

Por si fuera poco, la calidad en la puesta en escena ha perdido fuelle también. El producto actual parece de menor calidad que antes, con una realización apresurada en la que se echan de menos los buenos recursos en la fotografía y el montaje, mientras que los otrora resultones efectos visuales parecen tener una década de antigüedad (en ocasiones ofrecen resultados ridículos, como esas pantallas verdes/azules tan mal empleadas o los vuelos a lo Lois y Clark).

Me temo que si esto no remonta terminará convirtiéndose en una vulgar serie destinada al público adolescente, cuando en sus inicios presentaba cualidades más maduras e inteligentes. Ahora queda por ver cuánto aguanta la enorme legión de fanáticos adolescentes que se ganó en poco tiempo y que tanto la han sobrevalorado en su primera temporada. Por lo pronto la audiencia cae de forma llamativa y la huelga de guionistas amenaza con dejar la temporada en once episodios, lo que sería catastrófico si no mejora hasta un nivel que consiga hacer olvidar este tramo tan soporífero. De hecho, el spin-off denominado Heroes: Origins acaba de ser cancelado seguramente por estas razones.