Archivo de la categoría: Hung

HUNG – TEMPORADA 3 Y FINAL.

HBO | 2011
Productores ejecutivos: Colette Burston, Dimitri Lipkin, Noreen Halpern, John Morayniss, Michael Rosenberg.
Intérpretes: Thomas Jane, Jane Adams, Charlis Saxton, Sianoa Smit-McPhee, Anne Heche, Eddie Jemison, Rebecca Creskoff, Lennie James, Stephen Amell.
Valoración:

El matrimonio roto de Ray sigue enfriándose, y sus intentos por acercarse son en vano. Jessica por su parte trata de realizarse, de marcarse un objetivo en la vida, mediante la búsqueda de un trabajo. La elección de hacerlo con el doctor que es marido de quien causó el fin de su matrimonio (aquella mamada en el coche) dará para otros tantos buenos encontronazos. Tanya parece haber madurado mucho, consiguiendo mantener en marcha su oficina de la felicidad, donde atiende a muchas mujeres. Pero de nuevo su incapacidad para ver el mal en las personas le jugará malas pasadas al confiar en quien no debe.

Como las anteriores temporadas, el ritmo es fantástico. Ningún episodio sabe a superfluo o desaprovechado, ninguna trama se desinfla, ningún personaje pierde fuelle (aunque el amigo profesor sale poquísimo) y el sentido del humor está siempre presente en estas aventuras que, partiendo de delirantes historias de sexo, narra más o menos lo de siempre: las difíciles relaciones humanas. Amores, matrimonios, hijos, trabajo, amistades, enemistades… Todo se expone siempre partiendo desde el trabajo de puto de Ray y de chulo de Tanya. Momentos y tramas para recordar hay unos cuantos, como la clienta policía, que pondrá en desquiciantes apuros a Ray y Tanya, la exalumna de Ray, ahora veinteañera y que le atrae más de la cuenta (¡y a quién no!), y por supuesto los eternos conflictos con Lenore, donde ahora contamos con un puto extra que se rifan entre los dos bandos.

Es una pena que cuando la serie estaba madurando de maravilla, cuando el mayor número de episodios permitía una temporada más compleja, el público le fuera dando la espalda. La caída de audiencia fue tal que ni el haber conseguido varias nominaciones a los Globos de Oro para sus dos actores principales durante estos años ha permitido que la HBO la mantuviera en antena, con lo que este año ha sido el último. Y sin aviso, con lo que no habrá un cierre definitivo. Al menos no se dejan muchas cosas en el aire, y podemos pensar que los protagonistas simplemente siguen con sus vidas como hasta ahora, tirando como pueden. En mi opinión, hemos perdido una serie que madurando casi sin darte cuenta se acababa de convertir en una de las mejores dramedias del momento, injustamente olvidada e infravalorada.

Ver también:
Temporada 1.
Temporada 2.

Anuncios

HUNG, HOW TO MAKE IT IN AMERICA Y BORED TO DEATH, CANCELADAS.

Zarpazo inesperado de la HBO, cadena que no deja series a medias así como así: Hung, How to Make It in America y Bored to Death han sido inesperadamente canceladas. Y sus últimas temporadas están ya emitidas, así no conocerán un final definitivo, se quedan colgadas donde acabasen. Es cierto que ninguna tenía una audicencia llamativa (Hung había decaído mucho, y Bored to Death… pues no la veía nadie), pero eso no les supone problema alguno para mantener otras como Treme. Y prestigio tampoco les faltaba. Hung sobre todo ha acaparado muchos premios y nominaciones, incluidos los Globos de oro a los que optaron sus dos actores principales (Thomas Jane y Jane Adams). Así pues, la sorpresa es grande. Y triste, porque seguía las tres: Bored to Death, aunque irregular, tenía su puntillo, a How to Make It in America acababa de engarcharme, y Hung me parecía deliciosa y además una serie bastante buena. Es de suponer que han decidido centrar sus esfuerzos en las grandes de la cadena y los próximos estrenos, incluyendo una segunda oportunidad a Enlightened, que resucita tras ser una segura finiquitada gracias a la nominación al Globo de oro a su protagonista Laura Dern.

HUNG – TEMPORADA 2.

HBO | 2010
Productores ejecutivos: Colette Burston, Dimitri Lipkin, Noreen Halpern, John Morayniss, Michael Rosenberg.
Intérpretes: Thomas Jane, Jane Adams, Charlis Saxton, Sianoa Smit-McPhee, Anne Heche, Eddie Jemison, Rebecca Creskoff, Gregg Henry.
Valoración:

Ray y Tanya siguen tratando de sacar adelante su particular aventura en la prostitución masculina, tropezando con un montón de escollos que van desde la dificultad para encontrar clientes a los problemas personales que entran en conflicto con sus labores. Tanya intenta hacerse más fuerte para mantener a Ray, pues ahora se lo disputa con Lenore. Intenta ser más competitiva y dura en un mundo hostil que no deja lugar a los buenazos, pero ni lo tiene fácil ni se encuentra a gusto en ello. Sus conversaciones con el chulo que utiliza de mentor son delirantes, pero el momento cumbre de su incursión por el lado oscuro llega con la trama de la cliente a la que engaña, aquella que se lía con un profesor amigo de Ray creyendo el pobre hombre que salen por amor y ella que es un puto por el que paga a Tanya; cuando se descubre el engaño se lía parda. El propio Ray por su parte sigue enfrentándose a sus propios fantasmas: continúa albergando sentimientos hacia su ex, y más viendo que ella está en un bache en su matrimonio. De hecho Jessica va dejando de lado a Ronnie en algunas escenas muy logradas, como el discurso donde él explota al ver que su matrimonio hace aguas. Por el otro lado, los hijos de Ray no terminan de ser especialmente cruciales, quedan bastante relegados y terminan resultando únicamente su meta, es decir, su motivación de encontrar dinero para recuperar a su familia.

Como en la primera temporada, el ritmo es excelente, tanto por la facilidad que tiene para atrapar y entretener como a la hora de mover las tramas siempre hacia delante, sin historias que sean simple relleno. Sus personajes resultan muy creíbles y sus peripecias interesan bastante, en especial en los momentos cumbre, sean los previsibles (el acercamiento de Ray y Jessica) o los que resultan salidas casi delirantes (la caída al lado oscuro de Tanya y su desenlace). Además estos protagonistas no son los mismos tras acabar cada episodio, la evolución es notable y está muy bien llevada. Pocas series, sean comedias o no, pueden decir lo mismo. Destaca también el creciente protagonismo de los secundarios (el marido y el profesor), que dan para tramas que, aunque siempre giran alrededor de Ray y Tanya, ofrecen más perspectivas de las relaciones humanas, en especial las dificultades que surgen con el sexo y el amor.

No es una serie que supere el escalón entre lo bueno y lo notable, pero resulta un entretenimiento de calidad y diversión aseguradas. No todas van a ser maravillosas u horrorosas, claro. Eso sí, sigue con el problemilla de que con temporadas tan cortas te quedas con la miel en los labios.

Ver también:
Temporada 1.

HUNG – TEMPORADA 1.

HBO | 2009
Productores ejecutivos: Colette Burston, Dimitri Lipkin, Noreen Halpern, John Morayniss, Michael Rosenberg.
Intérpretes: Thomas Jane, Jane Adams, Charlis Saxton, Sianoa Smit-McPhee, Anne Heche, Eddie Jemison, Rebecca Creskoff, Gregg Henry.
Valoración:

Ray es un profesor de historia y entrenador de béisbol en un instituto. No lleva una buena racha en su vida, pues su mujer le abandonó por un aburrido rico y apenas conecta con sus hijos, pero la cosa se agrava cuando se incendia su casa y empieza a temer que debido a los recortes presupuestarios podría quedarse sin empleo. Una cosa lleva a la otra y termina tratando de usar su enorme pene para conseguir dinero. Se asocia con una hippie un tanto excéntrica de modo que ella será su chulo y él el puto, pero los inicios nunca son fáciles. Los miedos propios y los de las clientas, los tabúes, los choques con los desconocido y los conflictos personales y familiares les ponen zancadillas cada dos por tres.

En cierta manera es el clásico drama en plan comedia de familias rotas, pero con el tono maduro, desenfadado y atrevido de la HBO y con la calidad propia de la cadena en la puesta en escena. Además el tema sexual no es sólo un adorno, sino que se utiliza para explorar y desarrollar los personajes. Follando por dinero Ray descubrirá aspectos de las mujeres que no comprendía, e iniciará un proceso de maduración que le hará ver la vida desde nuevas perspectivas. Su colega Tanya por su parte aprovecha esta empresa para intentar encarrilar su vida (es una atascada y frustrada poeta) y realizarse como persona (las relaciones sociales no se le dan bien), además de por supuesto, como buena hippie, tratar de esparcir amor por el mundo. Pronto se mete de por medio una vieja conocida de esta última, Lenore, una mujer de carácter más fuerte y con más experiencia tratando con mujeres, pues es asesora de imagen de la alta sociedad. Su presencia asegura un trío empresarial en constantes roces.

Por el otro lado la exmujer de Ray se enfrenta a un bache en su idílico matrimonio, pues la crisis económica alcanza a su marido y ella de repente lo encuentra menos atractivo. Igual que Ray intenta recuperar el interés y el amor de sus hijos, pero en cada prueba fracasa, con lo que se deprime aún más. Poco a poco se van incluyendo historias de otros secundarios (los problemas de autoestima de los chicos son bastante importantes en esta temporada), pero éstas giran siempre en torno a los dos protagonistas principales, es decir, no es una serie coral con tramas paralelas, sino que prácticamente todo evento confluye de alguna manera en el viaje de Ray y Tanya. Esto garantiza una cantidad muy interesante de conflictos y escenas humorísticas entrelazadas.

Thomas Jane tiene la suficiente presencia y carisma como para llevar sin problemas la figura principal, Ray, pero la que destaca es su compañera de aventuras, Jane Adams como Tanya. Hippie torpe y desastrosa, alocada, incapaz de hacer el mal aunque lo intente una y otra vez para salir adelante… Es un personaje perfecto para dar rienda suelta a toda tu experiencia como intérprete, y la mujer lo borda. En cambio no consigo decidir si Anne Heche me parece una actriz de poca calidad y dada al histrionismo o si de verdad está muy acertada en su papel de pija simplona y aburrida que gesticula de formas extrañas; desde luego, las veces que la he visto en películas estaba fatal. Y la última presencia destacable es la de Rebecca Creskoff (Lenore), quien tiene el porte, belleza y cualidades interpretativas adecuadas para su decidido personaje, una mujer de armas tomar siempre mantiene al espectador en un equilibro de sentimientos: rechazarla por su chulería repelente y admirarla por su fuerza y entereza.

La serie engancha rápidamente por la calidad de sus personajes y sus constantes líos, pero también por su buen ritmo y, como en toda dramedia que se precie, por la habilidad para mezclar humor y problemas personales sin desviarse demasiado hacia ninguno de los dos lados. Situaciones de carcajada sonora hay un par en cada capítulo, pero el resto del episodio siempre consigue mantener una media sonrisa constante. Es entretenida y amena como pocas, y en ningún momento deja sensaciones de simple o predecible. Aunque si nos ponemos exquisitos, no se puede decir que sea una temporada de gran calado ni destacable por aspectos concretos: entra de maravilla pero se olvida muy rápido. Eso sí, me apena su escasísimo éxito frente a otras del género que son triunfadoras a pesar de resultar un coñazo inmenso (Nurse Jackie sigue siendo injustamente mimada, por ejemplo).

La única pega que le pongo es que diez episodios por temporada, para una serie de 25-30 minutos, es en cierta manera una putada, pues te puedes ventilar la sesión en dos tardes. Pero lo cierto es que es mejor esto que alargar innecesariamente, de hecho el formato de temporadas cortas garantiza que siempre van a ir al grano, que cada capítulo tiene situaciones variadas en cantidad, nada de relleno absurdo y que se avanza constantemente.