EL MANDALORIANO – 106 – EL PRISIONERO

106 – The Prisoner
Guion: Christopher L. Yost, Rick Famuyiwa.
Dirección: Rick Famuyiwa.
Valoración:

Sinopsis:
Mando acepta un trabajo de un viejo conocido, el asalto a una nave prisión.

Resumen:
El asalto a una nave prisión es un encargo de un viejo amigo, pero el líder de la misión, el matón y el piloto son nuevos, Mando sólo conoce a la joven alocada Xi’An, que no parece muy de fiar. Pero al final ninguno del grupo es respetable, pues le tienden una trampa a Mando de la que se salva por los pelos.

Notas:
-Los tres pilotos que aparecen al final son cameos de los directores de la serie, Rick Famuyiwa, Dave Filoni y Deborah Chow.
-El humano de la nave prisión está interpretado por Matt Lander, quien pone la voz a Anakin Skywalker en videojuegos y series animadas.

Comentario:
Siguiendo la estela del western, hoy tenemos el clásico asalto a un tren o diligencia.

La mejora respecto a episodios precedentes es sustancial… pero todavía arrastra esa narrativa simplista que echa por tierra un potencial mucho mayor. La historia fluye con más naturalidad, sin atascarse en escenarios y transiciones tontorrones, sino sabiendo que estos están muy vistos y yendo al grano, buscando ritmo y un toque propio. Nada resulta deslumbrante, pero da lo justo para un entretenimiento sin pretensiones y tiene buenos momentos, sobre todo en cuanto a humor gamberro.

El problema está en que los personajes secundarios resultan lo justo de simpáticos y es imposible no pensar en que con un dibujo más trabajado, menos infantil, el capítulo habría mejorado mucho. La banda de atracadores de nuevo cumple con todos los tópicos de un serial televisivo de poca calidad: el bruto idiota, la loca impredecible, el jefe chulito pero incompetente…

Es una pena que así también desperdician a buenos actores. El amigo, Mark Boone Junior (Hijos de la anarquía, 2008), la chica, Natalia Tena (Harry Potter -2007-, Juego de tronos, 2008), Clancy Brown (Carnivàle, 2003) como el bruto, y en menor medida el cómico Bill Burr (aunque también aparece en un puñado de series y películas) como el líder, podían haber dado bastante más de sí.

También hay algunas partes fallidas. Volvemos a tener esos giros convenientes, forzados: en una escena los robots son un problema, pues los disparos no les hacen mucho, sólo para que Mando tenga su momento de lucimiento; en la siguiente caen como moscas al primer tiro. No entiendo que el robot vea en bebé-Yoda un peligro y el pequeño piense lo mismo del otro, es una secuencia de tensión bastante artificial.

Las escenas de lucha cuerpo a cuerpo están mejor rodadas que en los episodios precedentes y el dinero luce bastante esta vez. La estación espacial, el hangar y la nave prisión son dignas de una superproducción de cine. Y la banda sonora es buena, efectiva en la atmósfra de tensión y pegadiza en general.

<- 105| El pistolero 107| El ajuste de cuentas ->

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .