JUEGO DE TRONOS – 806 – EL TRONO DE HIERRO (FINAL)


806 – The Iron Throne
Guion: David Benioff, D. B. Weiss.
Dirección: David Benioff, D. B. Weiss.
Valoración:

Sinopsis:
¿Es Daenerys Targaryen apta para el Trono de Hierro?

Resumen:
Alerta de spoilers: Os recuerdo en los resúmenes describo a fondo los episodios.–

Dany encierra a Tyrion por la traición de liberar a Jaime. El enano admite su derrota: no supo ver a tiempo la maldad intrínseca en la joven reina. Le pide a Jon que no esté tan ciego como él y actúe. Este intenta hablar con Dany, pero ve que no entrará en razón… y la asesina. El dragón quema el Trono de Hierro con su ira, fundiéndolo, rompiendo la rueda definitivamente como quería Daenerys.

Las Casas más importantes de Poniente se reúnen con Gusano Gris para que libere a Tyrion y Jon y ceda el trono a alguien de Poniente. Viendo la oportunidad, Tyrion propone un rey elegido por asamblea de los nobles. Bran les parece el más apto a todos. Pero Gusano Gris exige que Jon pague por el asesinato, y sólo cede cuando le dicen que lo enviarán a la Guardia de la Noche. Una vez en el castillo Negro, Jon cruza a Más Allá del Muro con Tormund y su pueblo, acompañado de nuevo por Fantasma.

Sansa es proclamada Reina en el Norte, defendiendo su reino independiente. Arya se va de vacaciones en barco. Tyrion forma un consejo privado del rey con Bronn de Altojardín como Consejero de la Moneda, Samwell Tarly como Maestre, Brienne de Tarth como Capitana de la Guardia Real, Ser Davos Seaworth como Consejero Naval…

Mejores frases:
-Tyrion: Cuando asesinó a los esclavistas de Astapor, estoy seguro de que solo se quejaron los esclavistas. Después de todo, eran hombres malvados. Cuando crucificó a cientos de nobles meereenses, ¿quién podría discutirlo? Eran hombres malvados. ¿Los khals dothraki que quemó vivos? Le habrían hecho algo peor a ella. A donde quiera que va, los hombres malvados mueren y la aclamamos por ello. Y se vuelve más poderosa y más segura de que es el bien y que tiene razón. Cree que su destino es construir un mundo mejor para todos. Si crees eso… si de verdad crees eso, ¿no matarías a quienquiera que se interpusiera entre el paraíso y tú?

-Tyrion (a Jon): Eres el escudo que protege el reino de los hombres. Y siempre has intentado hacer lo correcto. Sin importar el coste, has intentado proteger a la gente. ¿Quién es la mayor amenaza para el pueblo ahora?

-Davos: Esos proyectos empezarán tan pronto como el Consejero de la Moneda y Señor de Altos Títulos nos provea de fondos.
-Bronn: El Consejero de la Moneda ansía ayudar al Consejero Naval, pero primero debe asegurarse de que no desperdiciamos monedas o muy pronto no “habrán” monedas.
-“No habrá”.
-¿Ahora también sois Consejero de Gramática?

-Todos: ¡La Reina en el Norte! ¡La Reina en el Norte!

Comentario:
Alerta de spoilers: Os recuerdo que la crítica tiene muchos datos reveladores.–

Inesperadamente, el final de Juego de tronos me ha gustado bastante.

(Gran suspiro de alivio)

Tenemos la conclusión agridulce que se esperaba, narrada con una consistencia, un ritmo templado y una serie de buenas sorpresas como no hemos tenido en el resto de la temporada y se echó de menos también en partes de la quinta y séptima y muchas más de la sexta. Hay flecos, cosas cuestionables, alguna decisión torpe y, sobre todo, obviamente hemos dejado en el camino reciente tramas desastrosas y giros lamentables en la evolución de los personajes, pero en el cierre de lo que quedaba, Benioff y Weiss han salido bastante airosos. Hay tragedia shakesperiana como en los primeros años, hay tensión palpable en gran parte del metraje, hay escenas sobrecogedoras y otras hermosas, algunos personajes vuelven a ser reconocibles (Tyrion recupera su inteligencia y habilidad para la supervivencia) y, como se espera en un buen final, ubica a la mayor parte en un nuevo rumbo con coherencia, simbolismo y melancolía como para dejarte embelesado un buen rato tras el visionado. El viaje no se acaba, hay que enfrentar una nueva vida, atados al pasado pero mirando adelante.

La rueda se ha roto, como quería Daenerys. Pero en su caída al lado oscuro, a la tiranía, quería seguir moliendo lo que quedaba, en persecución de una ilusión inalcanzable. Todavía hay mucho espectador que se empeña en no verlo, como si así pudiera tapar el dolor que le causa ver a su personaje favorito caer al abismo, pero de nuevo hay que señalar que la realidad es que su trayectoria ha estado bien desarrollada lo largo de toda la serie. No ha conocido otra forma de vida que la rebeldía violenta, y la contención previa mantenida por la falta de recursos militares y por el consejo de los sabios que la acompañaban ha desaparecido y se ha impuesto la vena fanática. Ella sabe que lo que hace es lo correcto y tiene los medios para conseguirlo, y nadie va a hacerle cambiar de idea.

Tyrion se dio cuenta tarde, y el precio pagado (Varys, toda la población de Desembarco del Rey) lo atormenta. Su única esperanza es Jon. ¿Llegará a reaccionar y encontrar soluciones? El primer acto del capítulo mantiene una calma tensa difícil de aguantar. Estás seguro de que todo va a venirse abajo en cualquier momento, da la sensación de que Dany ejecutará a Tyrion y Jon sin pestañear e irá a Invernalia con sus ejércitos a exigir sumisión o a imponer fuego y sangre.

Con un giro imprevisto y brutal, nos ofrecen mucho más. Los guionistas rompen con toda expectativa haciendo que Jon mate a Dany en su primer cara a cara tras la toma de la ciudad. ¡Por fin Jon hace algo esta temporada! Un diálogo le basta para ver que no hay solución y extenderlo más traerá mucho sufrimiento. Así que Daenerys cae sin guerra, sin batallas, sin Invernalia contra Desembarco del Rey. En el Trono de Hierro, con una tragedia intimista desgarradora y con un simbolismo arrollador: el dragón, llorando la pérdida, funde el Trono de Hierro. Ahora sí, la rueda está rota del todo.

Si ella quería seguir con su visión de conquista, los que quedan anhelan la paz y la prosperidad. Pero también sería muy fácil poner a Jon de rey y seguir como antes, sin que nada cambiara. Habían de llegar nuevos aires a Poniente, no podemos andar ocho años con promesas de cambiar todo y terminar haciendo un reset simplón. El nuevo sistema de gobierno por asamblea de nobles es una evolución muy lógica del anterior. Tienen que ponerse de acuerdo entre todos y elegir un rey que convenga a la mayoría para evitar conflictos políticos y bélicos cada pocos años. La escena, aparte de ser una larga secuencia de tensas negociaciones con resultados inesperados, tiene además un punto de humor muy conseguido, con Edmure metiendo la zarpa otra vez y Sam haciendo un amago de proponer una democracia. Y el nuevo consejo privado del rey termina de apuntalar el cambio de rumbo en la política. Gente dispar que ha llegado alto por su valía y confianza, no nobles que han urdido conspiraciones y pisoteado a otros para subir en la escala social.

Los nuevos destinos de prácticamente todos los personajes son bonitos y emocionantes, pero sobre todo acorde a su trayectoria previa, los guionistas no fuerzan cambios de personalidad para llegar a conclusiones facilonas como en el resto de la temporada. Ver a Brienne como capitana de la Guardia Real, escribiendo en el libro, y acompañada de Podrick, culminando así su ascenso como caballero, es muy hermoso. La primera reunión del consejo es estupenda, mezclando inquietudes (Tyrion esperando que salga todo bien, incluso colocando las sillas), humor, y las primeras rencillas que señalan los nuevos tiempos. El viaje de Jon al Norte del Muro (enlazando el plano inicial de la serie con el plano final, clásico pero muy efectivo) tiene su toque de melancolía a lo El Señor de los Anillos (J. R. R. Tolkien, 1954): he salvado el mundo, pero en este nuevo ciclo ya no encajo. La confirmación de Sansa como reina es el último paso en su maduración. El destino de los Inmaculados queda abierto a la imaginación: tratarán de seguir el legado de Dany, liberando esclavos por el mundo, o habrán tenido suficiente y Gusano Gris espera que se establezcan en un lugar de ensueño, el país de origen de su amada.

Eso sí, cabe señalar que si detienen a Jon es porque confiesa sin más. Bien podría haberse inventado que Dany estaba sufriendo en secreto por sus desmanes, se sentó en el trono y se hizo matar por el dragón; o que había alguien escondido y la apuñaló, y no hay rastro porque el dragón los incineró. El muchacho es bien tonto. Por otro lado, qué sentido tiene mantener a la Guardia de la Noche si ya no hay enemigos al norte. Mejor que pongan una guardia marítima para que no vuelvan Inmaculados y Dothrakis y otros iluminados. También se puede pensar que si Gusano Gris se va y no parece tener intenciones de regresar, Jon podría ser perdonado, que casi todo el mundo está de su parte; es cierto que elige su destino y ya no creo que quiera volver, pero da la impresión de que los demás pasan de él muy fácilmente después de todo lo que ha hecho.

Hay que matizar la caída al infierno de Torgo Nudho, también incomprendida por muchos espectadores, que dicen que los Inmaculados eran seres sin sentimientos y “se ha vuelto loco sin más”; precisamente este en concreto los recuperó con su enamoramiento con Missandei, y su muerte es inasumible, no está preparado para tanto sufrimiento, y se rompe, quedándole como único motivo para vivir la fidelidad a Daenerys. Del nuevo consejo también he leído críticas. Todos son gente que ha demostrado su valía y fidelidad. ¿Qué mejores consejeros que Davos y Sam puede haber? Y con Bronn no veo problema en que sea consejero de la moneda. Más difícil de tragar me parece que nobles menores y el pueblo llano lo acepten como líder impuesto de la casa con tierras más ricas. Pero una vez asumido eso, el noble en esta posición, sea Bronn o cualquier otro, es el ideal para el puesto, maneja el grueso del dinero del reino, así que mejor tenerlo cerca y bien contento.

Sólo con Bran y Arya encontramos fallos de concepto y ejecución. De nuevo no sabían dónde meter a Arya e improvisan su destino de mala manera. Si había encontrado razones para volver a su antigua vida al descubrir que su familia vivía e Invernalia estaba en pie, ¿por qué lo abandona todo?, ¿cuándo se ha mostrado el más mínimo desarraigo?, ¿no hubiera sido más acorde a su personalidad que se quedara en Desembarco del Rey, cuidando a Bran de los posibles desmanes y conspiraciones de la corte? También se tiran dos capítulos diciendo que va a hacer algo importante (intentar matar a Cersei y luego a Dany) para que al final no haga nada de nada.

En cuanto a Bran como rey, encajaría mejor si hubiera tenido algún recorrido digno estos últimos años. Me parece que los guionistas pretendían señalar que ha demostrado neutralidad, sabiduría y temple para que lo apoyen todos. Pero nada real ha hecho, ni para los nobles ni en la guerra. Tyrion lo recomienda porque “es testigo de muchas cosas, de la historia del mundo”. Pero nadie sabe cómo hace para ver esas cosas, y si lo cuenta lo mismo ni lo creen. ¿Las casas menores y demás nobles aceptan a un don nadie como este? Por cierto, si ha visto en el futuro que sería rey, como afirma con todo descaro, entonces es culpable de dejar que la guerra llegue demasiado lejos para favorecer sus intereses…

Si el nombramiento de Bran resulta un giro aceptable es porque da la impresión de que más bien lo usan como rey interino para pasar la tormenta, y ya pondrán a otro más adecuado. Pero hubiera preferido a Sansa, tiene tirón de sobra en gran parte de Poniente, bastaba con convencer a los sureños con algún buen discurso. Igualmente, cabría esperar que la pretensión de la Stark de seguir como reino independiente debería haber causado más revuelo; los guionistas quieren mantener la fuerza del personaje pero olvidan la perspectiva global: están todos cediendo para encontrar un punto de partida común, y esta loca se pone a exigir demandas enormes. También cabe preguntarse cómo Sam se gana el puesto de Maestre: ¿no hay exámenes, se lo dan por méritos en la guerra o algo así?

Termino con algunos detalles menores. Otra vez que sale Último Hogar en los créditos y otra vez que nada ocurre por allí; pon el Castillo Negro, al menos. El caballo misterioso de Arya se esfuma, pues ahora aparece andando. Gusano Gris ya era comandante de las fuerzas de Dany, no sé qué viene ese pseudo ascenso. Un nuevo gazapo surrealista copa los memes por internet: durante el parlamento en el Pozo de Dragón, se ven dos botellas de agua de plástico entre las piernas de los personajes. Lo bueno es que ahora se arregla con el ordenador en un momento y se sube de nuevo el episodio a los servidores, el fallo ya no queda ahí para la posteridad.

En esta su primera incursión tras las cámaras, Benioff y Weiss ofrecen una puesta en escena muy sobria, sin forzar el ritmo, dejando que cada diálogo y pensamiento cale, que las emociones fluyan. Incluso la música de Ramin Djawadi, por lo general regulera, ha estado mejor que de costumbre, con temas dramáticos bastante efectivos. Y hay que alabar de nuevo el estupendo reparto, destacando a Peter Dinklage, que ha estado soberbio durante toda la serie, y la gran maduración de Kit Harrington.

Juego de tronos se despide aprovechando bien las pocas bazas que le quedaban, tanto de historias, como de conexión con el espectador. Podría haber sido bastante mejor, pero para ello tendríamos que haber tenido una temporada final mejor y arreglar tramas mal ejecutadas en las tres anteriores. Con lo bajo que había caído la serie, hay que celebrar que tengamos un cierre digno, porque así nos deja con mejor recuerdo del que iba arrastrando.

Pero para mi sorpresa, una masa enfurecida de espectadores está hundiendo las notas del episodio en internet. Con el final de una serie tan querida es difícil llegar a las expectativas de todos, pero desde luego no es justo criticarlo por fallos que no tiene. Porque leyendo críticas queda claro muchos espectadores desean que Dany y en menor medida Gusano Gris no hubieran caído al lado oscuro, esperando un final complaciente y blando, los personajes comiendo perdices y viviendo felices para siempre. Eso no es Juego de tronos. Otros tantos han ido abriendo los ojos en los últimos capítulos ante todos los fallos que llevan años ahí, y descargan la ira ahora indistintamente de que en este caso no sea merecido. Puedo entender que no convenza del todo, pero de ahí a considerarlo un desastre, y más comparado con los flojos e incluso horrendos episodios que hemos tenido, sobre todo este año…

Sea como sea, ellos se pierden el último destello de una serie que pudo ser muy grande y se quedó a las puertas una y otra vez, marcando tantos hitos como decepciones, pero que desde luego ha merecido la pena seguir.

<- 805 – Las campanas
Guía de episodios
Anuncios

Una respuesta a “JUEGO DE TRONOS – 806 – EL TRONO DE HIERRO (FINAL)

  1. Le he metido un par de repasos mientras lo he ido reposando.

    Atención a este final alternativo ideado por un fan:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.