LOVE, DEATH & ROBOTS


Netflix | 2019
Ciencia-fícción | 18 ep. de 5-17 min.
Productores ejecutivos: Tim Miller, David Fincher, Victoria L. Howard, Joshua Duncan, Jennifer Miller.
Intérpretes: Joshn Brenner, Maurice Lamarche, Kevin Michael Richardson, Samira Wiley, Mary Elizabeth Winstead, Topher Grace, Gary Cole…
Valoración:

Love, Death & Robots (Amor, muerte y robots) ha sido creada por dos nombres tan conocidos como Tim Miller (Deadpool -2016-) y David Fincher (Seven -1995-), con la colaboración de Joshua Doner, Victoria L. Howard y Jennifer Miller. El mayor implicado en la producción parece ser Tim Miller, y el guionista Philip Gellat (autor de la horrenda Europa Report -2013-) el que más ha contribuido en la escritura. Inspirándose en Heavy Metal (Gerald Potterton, 2000), una cinta que reunía varios cortometrajes de fantasía y ciencia-ficción de distinto estilo y tono adulto, nos ofrecen dieciocho cortos de entre cinco y diecisiete minutos, animados cada uno por una compañía distinta.

Fui con muchas expectativas, y se desinflaron demasiado rápido. Justo antes del estreno aparecieron muchas críticas poniéndola por las nubes. Leí muy poco para no destriparme, pero repasándolas tras el decepcionante visionado, la mitad son notas de prensa adornadas con demasiados halagos para algo que no habían visto, y otras muchas parece que se han ido sumando al carro por cumplir con el tema de moda y atraer visitas, porque realmente no dan argumentos concretos de por qué se supone que es tan buena. Unas pocas entran más en materia… y leyéndolas se ve que materia real poca, que todo es espectáculo visual, así que tampoco entiendo que terminen dándole buena nota.

Sin duda es un entretenimiento digno, entra bien por su corta duración, con relatos que van al grano con ritmo, y su atractivo aspecto visual. Pero no posee argumentos elaborados, profundidad y giros inesperados como para dejar huella. Es una serie que apunta al público adolescente más fácil de complacer: ofrece historias básicas y trilladas de héroes, robots, alienígenas y batallas apocalípticas, con algo de erotismo y sangre en cantidad (en cambio, de amor no hay nada). Se caracteriza por una importante falta de trascendencia e inteligencia, habiendo poco que rescatar entre un sinfín de historias repetitivas y predecibles, sólo dos o tres que no es que resulten memorables. La anunciada violencia y el erotismo van de irreverentes y adultos, pero resultan bastante gratuitos, porque prácticamente no hay historias, escenarios o atmósferas que los justifiquen: aventuras con calado dramático serio, romances que necesiten sensualidad, situaciones que requieran sensaciones fuertes (terror, asco). Todo el esfuerzo se va al acabado, que cumple por lo general con nota en la animación, pero esto sólo expone los avances de la técnica, no una visión inspirada, siendo casi todos los capítulos bastante parcos en diseño artístico y dirección.

Unas veces parece que estamos viendo un resumen de los animes más conocidos (“mechas” y peleas épicas a lo Evangelion y demás), otras que nos han colado una partida de un videojuego de tiros y fantasía. Las influencias de Matrix, Alien, Aliens, Horizonte final, etc., son demasiado evidentes, en ocasiones los episodios parecen burdas adaptaciones de ideas mejor tratadas en el original (la civilización en miniatura es la del diente de Lisa –Los Simpson, La casa-árbol del terror VII– con todo descaro, la imitación a Gravity tan pasada de rosca no convence nada). Pocas veces se salen de este ámbito, dando la sensación de que la mitad de los capítulos se basan en la misma premisa: matar bichos con muchos tiros y sangre.

De un buen corto se espera que impacte con una historia original, inesperada o incluso rompedora, y si el argumento no exige una acabado más tradicional y permite dejar volar la imaginación, también que deslumbre en lo visual. Sólo destacaría unos pocos que alcanzan las mínimas exigencias, es decir, de catalogar como buenos o bastante buenos… pero ninguno de notable. Tres robots, por ser el único con algo de chispa y gracia, cumpliendo con otro de los anuncios falsos, que la serie tendría un gran sentido del humor. La testigo, por dejarte a cuadros con una animación fascinante y, aunque no lo consiga, al menos intentar sorprender con un giro final extraño. Cuando el yogur tomó el poder, el único relato que te zarandea y te deja pensando. Zima Blue, el más arriesgado en temática y estilo, que puede conmover o parecer pretencioso, o sea, que no deja indiferente. Ojalá todos hubieran sido como los dos últimos, pero la mayor parte se queda en tierra de nadie y bastantes son muy flojos. Buena caza, Trajes, Cambiaformas y El vertedero son muy entretenidos, pero no como para recordar días después. Más allá de Aquila, La suerte del 13, Punto ciego e Historias alternativas se dejan ver pero poniéndoles bastantes pegas. Algunos caen en la mediocridad: La ventaja de Sonny, Mano amiga y La guerra secreta son anodinos. Y unos pocos resultan bastante cargantes incluso para lo poco que duran: el plagio fallido de Los Simpson (Matt Groening, 1989) en La edad de hielo, el estúpido Devorador de almas, y el delirante pseudoarte de Noche de pesca.

Love, Death and Robots no es rompedora ni imprescindible, como mucho una curiosidad efímera: apuesto a que en pocos meses no se volverá a hablar de un fenómeno muy bien vendido por Netflix a través de las redes sociales y los medios clicbait pero de escaso calado artístico. Coges cinco minutos al azar de Rick y Morty (Justin Roiland, Dan Harmon, 2013) o Futurama (Matt Groening, 1999) y encontrarás mucha más inteligencia y buen hacer. Y en cuanto a cortometrajes, en cualquier festival (Notodofilmest), en muchos canales de YouTube (profesionales –Oats Studios– y amateurs) y en cualquier recopilatorio hallado en Google, los puedes encontrar mucho mejores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.