JUEGO DE TRONOS – 609 – LA BATALLA DE LOS BASTADOS


609 – Battle of the Bastards
Guion: David Benioff, D. B. Weiss.
Dirección: Miguel Sapochnik.
Valoración:

Sinopsis:
Dany planta cara a los esclavistas. El dominio del Norte se decide en una cruenta batalla.

Resumen:
Dany rompe el asedio de los esclavistas con sus dragones y los dothraki y se hace con el control de la Bahía de los Esclavos de nuevo. Theon y Yara negocian con ella su alianza: barcos y apoyo militar a cambio de recuperar las Islas del Hierro, pero con la condición de no volver a saquear.

Sansa advierte a Jon de que Ramsay seguramente se guarde alguna treta para poner la batalla de su lado. Usa a Rickon, matándolo lentamente, para desquiciar a Jon. La batalla está perdida por los Stark hasta que llega Sansa con Meñique y el ejército del Valle. Dan caza a Ramsay y lo echan a sus perras hambrientas para que lo devoren. Invernalia vuelve a estar bajo el dominio de la Casa Stark.

Mejores frases:
-Daenerys: Los padres de todos los aquí presentes eran malvados. Dejaron el mundo peor de lo que lo encontraron. No vamos a hacer eso. Vamos a dejar el mundo mejor de lo que lo encontramos. Apoyaréis mi derecho como reina de los Siete Reinos y respetaréis la integridad de los Siete Reinos.

Comentario:
La victoria de Daenerys sobre los esclavistas es previsible pero tiene la épica justa para funcionar. El problema es que hemos visto esto temporadas atrás y desde entonces no hemos avanzado nada, la trama de Meereen ha estado en suspenso en espera de que avancen las otras. En vez de hacer que Dany reine en la Bahía los Esclavos y empieze a tantear estrategias y alianzas para avanzar sobre Poniente y verla madurar en el proceso, la han puesto a dar paseos y a recuperar el ejército dothraki que fue desapareciendo por arte de magia en los primeros años. La reunión con Theon y Yara está mejor: los diálogos pasan por interesantes roces y tiras y aflojas, manteniendo cierta tensión aunque sepas que deben entenderse.

El resto se centra en la confrontación del Norte, gestada a fuego lento hacia un desenlace incierto. Como dice Sansa, con Ramsay Bolton siempre hay que esperarse un giro inesperado y cruel, así que la sensación de incertidumbre está bien conseguida, y explota cuando aparece con Rickon Stark y juega con Jon como le da la gana.

El guion maneja bien los tempos y las diversas emociones que anteceden al combate: Davos paseando y encontrando el juguete de Shireen en la hoguera donde la quemaron Melisandre y Stannis, Jon y Sansa enfrentando posturas, los silencios antes de la batalla, la jugarreta de Ramsay… Pero la batalla es impresionante, la serie sigue levantando el listón, estando desde hace tiempo a años luz de cualquier superproducción televisiva, excepto alguna miniserie tipo Hermanos de sangre (2001), The Pacific (2010) y John Adams (2008). Se estima que costó unos 30 millones de dólares, siendo el episodio más caro rodado hasta el momento.

Miguel Sapochnik de tapadillo se ha puesto al nivel de los mejores realizadores que han pasado por aquí, como Mark Mylod o Jeremy Podeswa. Se puede notar algún truco con pantallas de fondo (cuando Jon está solo en medio del choque de la caballería), pero no como para sacarte del glorioso espectáculo que nos ofrecen el director y el equipo técnico. El caos, la desesperación, la violencia del combate pocas veces han quedado tan bien reflejados en pantalla. Quizá la montaña de muertos es excesiva, pero en otras situaciones es bastante realista. Hay distintos escenarios, pues en este tipo de batallas no estaban matando a espadazos durante las horas que durara el combate, y la sensación de derrota está muy conseguida… inicialmente, porque en la parte final la estiran más de la cuenta para intentar forzar la sorpresa de su desenlace.

Me temo que el guion se atasca otra vez en unos mínimos bastante criticables en momentos clave. Estaba claro que Sansa y Meñique llegarían para salvar la derrota inminente. ¿Por qué ese empeño en alargar artificialmente el suspense? No puedo dejar de pensar en que saltar a su viaje de vez en cuando funcionaría mejor, mostrándolos tensos por si llegarán a tiempo o no. Pero fingir que Sansa se ha dado el piro y la batalla está perdida sin remedio es contraproducente, porque sientes que te intentan engañar con un truco muy cutre. Además, llegan los del Valle y se acaba todo con una remontada instantánea sin sensación de esfuerzo, después de planos y planos de Jon y los suyos a punto de morir pero sin morir del todo. Y por si fuera poco, en adelante todo es cumplir con tópicos que no se esfuerzan nada en disimular: la victoria de Jon y Sansa contra Ramsay es muy, muy facilona y anticlimática. Hubiera preferido algo más natural y cruel: el Bolton cae en combate y los Stark se frustran un poco por no haber podido tenerlo en sus manos. En el final, lo único emotivo es la caída del gigante.

<- 608| Nadie 610| Vientos de invierno ->
Guía de episodios
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.