EN DEFENSA DE THE WALKING DEAD. La polémica del capítulo “Here’s Not Here” merece un tratamiento más objetivo.

Alerta de spoilers: Está escrito sin datos reveladores, sólo con vaguedades, sin soltar nombres y hechos concretos, para que los que no lo han visto puedan leer sobre la polémica que sacude internet estos días.–

Me parece sorprendente lo que ha ocurrido con el último capítulo de The Walking Dead, Here’s Not Here (604)… o quizá no debería serlo tanto, porque hay dos motivos que ayudan a entenderlo un poco. Uno es que esto es lo que ocurre cuando algo se populariza tanto: que lo sigue una gran masa de espectadores, y ya sabemos que en esa situación surgen los extremismos. Así, es triste ver como hay gente que todavía se atreve a defender con vehemencia la infame segunda temporada mientras otros tantos echan pestes de las últimas etapas, cuando mejor está la serie.

El otro es que el capítulo no llega en un buen momento. El clímax construido en este inicio de la sexta temporada acababa con el espectacular y memorable Thank You (603), sin duda uno de los mejores de la serie. Y claro, lo que cualquiera esperaba es que siguiéramos con esa intensa trama, no que nos llevaran a un receso. Es una jugada equivocada, y bastante irrespetuosa, la que han hecho los guionistas. No puedes romper un momento álgido que tiene a varios personajes al borde de la muerte para irte a una historia paralela, es una forma muy rastrera de intentar aumentar la tensión que lo único que consigue es que el espectador se sienta engañado. Y si le sumamos la marabunta de quejicas que quieren que la serie sea otra cosa (acción zombi, correr y matar, sin nada más), pues tienes el caldo de cultivo perfecto para que internet arda.

Porque sí, resulta que hay gente que tras seis años todavía no entiende de qué va The Walking Dead y espera otra cosa, y se rebota cuando no satisface sus esperanzas, en vez de disfrutar de lo que hay. Una vez asimilado que el capítulo ha saltado a otra línea de acción, no queda otra que abrirse a él, pues los productores pueden haberse equivocado (sin duda lo han hecho) a la hora de ubicar esta historia, pero lo mismo la historia merece la pena… Y vaya si la merece, joder. Superado el rechazo inicial, encontramos una joya en bruto que me veo obligado a defender ante tanta ceguera y falta de objetividad.

El episodio también ha sido de los mejores de la serie, uno de los más hábiles a la hora de acercarnos a la mente de un personaje y que ha expuesto con una profundidad y emotividad digna de elogio los temas habituales: los dilemas éticos de la supervivencia en situaciones extremas, las responsabilidades morales del hombre, la fina línea entre justicia y venganza, la democracia contra el salvajismo…

Qué grandísimo ha sido el personaje secundario recién presentado, cuánto da de sí el viaje interior del viejo conocido al que abordamos en este largo flashback. Y sobre todo, cuán magnífico ha sido ese tratamiento de las capacidades, virtudes y fallas del ser humano. Ha habido no pocos instantes de humedecer los ojos (al espectador que entendiera lo que estaba viendo, claro), de hacerte vibrar con detalles sencillos, de llevarte a reflexionar con conversaciones profundas. La historia del psicópata es de diez, uno de los grandes momentos televisivos del año. La cabra como nexo para que el personaje recupere su humanidad es otro recurso maravilloso. La relación interpersonal, el conflicto entre dos psiques tan distintas, la maduración paulatina… ¡Y atención a la revelación final! Todo se ha llevado con una inteligencia, sensibilidad y contención impropios de una serie que siempre ha ido algo coja en inteligencia y alcance a pesar de tratar constantemente esta temática tan sugerente y llena de posibilidades.

Here’s Not Here ha sido un capítulo de notable alto, y quien no lo haya disfrutado sencillamente se ha equivocado de serie. Ahora bien, los productores también la han cagado bastante, su falta de tacto ha estado a punto de hundir un guión valiente y fascinante. El saber cuándo contar las cosas es casi tan importante como el cómo contarlas. Colocado en otro segmento de la temporada, donde dejáramos la acción para ir hacia la introspección, seguramente no hubiera generado tanto rechazo en el sector menos paciente de los espectadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s