JUEGO DE TRONOS – 509 – DANZA DE DRAGONES

509 – Dance of Dragons
Escritores: David Benioff, D. B. Weiss.
Director: David Nutter.
Valoración:

Sinopsis:
Jon llega al Castillo Negro con los Salvajes entre miradas de odio de sus hermanos. Stannis no ve salida, el ejército está aislado sucumbiendo a la hambruna y el frío, y empiezan también los ataque esporádicos de los Bolton. Decide ceder a la recomendación de Melisandre: la sangre real tiene un enorme poder. Shireen es sacrificada al Dios de la Luz para que este les abra camino hacia la victoria.

Arya aparca su misión de asesinar a un mercader para seguir a un recién llegado a Braavos: el miembro de la Guardia Real que tiene en su lista de muertes, Meryn Trant. Doran Martell perdona a Jaime y Bronn, y exige a Obara que se arrollide él si no quiere perder la cabeza. Enviará a Myrcella a Desembarco del Rey como piden los Lannister, pero con la condición de que el matrimonio con Trystane se mantenga y este entre en el Consejo Privado del Rey.

Daenerys presencia los juegos de gladiadores con desgana y asco, hasta que aparece Jorah entre los combatientes, donde aparece la desesperación: ¿parar esta violencia y ponerse el pueblo en contra o dejar que Jorah se enfrente a su destino? Pero justo en ese momento atacan los Hijos de la Arpía con todas sus fuerzas, matando a Hizdarh y rodeando a Dany y sus acompañantes (Tyrion, Missandei, Daario). Pero el dragón Drogon aparece en el último momento arrasando con los enemigos. Dany se monta en él y vuela libre.

Frases:
-A menos que haya un deshielo, no podemos abrirnos camino hasta Invernalia y no tenemos suficiente comida para volver al Castillo Negro.
-No vamos a regresar al Castillo Negro.

-Jaime: Princesa Myrcella.
-Myrcella: Tío.
-Qué vestido tan bonito.
-¿No te gusta?
-Debes de tener frío.
-Para nada. El clima dorniense va conmigo.

-Nymeria: Ese ha dolido, ¿verdad? ¿Vas a llorar? Déjalo, hermanita.
-Tyene: Vas a fallar.
-Yo nunca fallo.
-Lo harás. Estás pensándolo demasiado. Ahora estás nerviosa. ¿Y si ella está en lo cierto?

-Arya: El hombre delgado no tenía hambre hoy.
-Jaqen: Quizá por eso está delgado.

-Doran (a Obara): Tu rebelión se ha acabado. Puedes jurarme lealtad ahora… o puedes morir. Creo en segundas oportunidades. No creo en terceras.

-Stannis: A veces una persona tiene que elegir. A veces el mundo le obliga a hacerlo. Si un hombre sabe quién es… y es sincero consigo mismo… esa elección no es tal. Debe cumplir con su destino… y convertirse en lo que debe ser. Por mucho que pueda odiarlo.
-Shireen: Está bien, padre.
-No sabes de lo que estoy hablando.
-No importa. Quiero ayudarte. ¿Hay alguna forma en la que pueda ayudarte?
-Sí, la hay.
-Bien, quiero hacerlo.

-Hizdahr: Esos hombres creen que están muriendo por una buena razón.
-Dany: La razón de otro.
-Hizdahr: ¿Así que vuestras razones son verdaderas y las de ellos falsas? No conocen sus propias mentes, ¿pero lo hacéis vos?
-Tyrion: Bien dicho. Sois un hombre elocuente. No significa que no estéis equivocado. Bajo mi experiencia, los hombres elocuentes tienen razón casi tan a menudo como los imbéciles.

Comentario:
Con los episodios Aguasnegras (209) y Las lluvias de Castamere (309) la gente dio por supuesto que desde entonces hasta el final de la serie el capítulo noveno de cada temporada será de infarto. No ocurrió así en la primera temporada, donde los giros estaban más en el ecuador y el final, y muchos en la cuarta, con algunos de los grandes momentos de la saga muy repartidos (destacaban especialmente la boda de Joffrey y el juicio de Tyrion). Pero así seguimos: muchos esperaban en el episodio aquí analizado lo más de lo más, y algunos se han llevado las manos a la cabeza porque no es tan impactante como el anterior (Casa Austera). El colmo no es que los guionistas traten de reservar algunas historias para el tramo final, sino que encima el espectador vaya exigiendo que esto se lleve al extremo de concentrarlo todo en un único episodio, mientras además se quejan de lo lento que es el resto del año.

Pero es que encima no se puede decir que el capítulo no sea espectacular. La sección de Stannis es espeluznante y la de Dany sobrecogedora hasta dejarte sin aliento. Si tenemos este nivel de emoción y además no se dejan de lado las otras historias, ¿qué más se puede pedir? Bueno, una cosa: que esas otras secciones no sean por cumplir, como pasa algunas veces. Aquí tenemos un poco de todo, pues como viene siendo cada vez más habitual, la perfección se les escapa de las manos a los guionistas a pesar de que el material original se la pone en bandeja.

La aparición de Jon es breve, lo suficiente para relatar la llegada y mostrar que el malestar sigue creciendo en la Guardia. Pero eso de que venga caminando no sólo desde el lado Norte del Muro, sino desde el Norte en vez desde el Este, es incomprensible. ¿Pero no había ido en barco? ¿Por qué no ha desembarcado en Guardiaoriente del Mar y han caminado por el lado Sur del Muro, que es más seguro y cómodo? Todo para forzar el momento de tensión cutre entre Jon y Alliser. Como si eso no pudiese mostrarse de otra forma.

La de Arya en cambio se alarga demasiado. Para mostrar algo obvio, que va tras Meryn Trant para intentar matarlo y tacharlo de su lista, dan unos rodeos enormes. La estancia en el burdel se hace eterna, y encima con un sensacionalismo innecesario. ¿De verdad tienen que poner a Trant como un pedófilo desalmado? ¿Hay que realzar su maldad para justificar que Arya quiera matarlo? ¿Y eso requiere una escena tan larga? Al menos le dan sentido a la prostituta pelirroja: gracias a ella entra en el local. Pero a cambio me pregunto adónde ha ido Mace Tyrell todo este tiempo. Tarda en llegar a Braavos en barco mucho más de lo que empleó Jaime a Dorne, que está más o menos igual de lejos, y no digamos ya si comparamos con el camino que hizo Meñique en un tris desde Invernalia a Desembarco del Rey. Los guionistas quieren que el arco de Arya que han elegido dure la temporada entera, y así lo fuerzan aunque no guarde coherencia con el resto. Y a estas alturas también podrían explicar algo más del templo del Dios sin Rostro: ¿es que sólo trabajan ahí Jaqen y la rubia?

La de Dorne es una escena de transición, debería haber ocurrido hace tiempo y ahora estar la trama en su punto álgido. Pero se la han tomado como parte principal de este arco, porque han decidido no darle más chicha a esta historia. Así que, a pesar de ser bastante interesante por fin, queda como poca cosa en un momento en que se espera más. Eso sí, cómo luce Sevilla.

El tramo final en la arena es arrollador. Dany se enfrenta a algo que detesta, y se la ve sufrir, aguantarse el asco. Pero cuando aparece Jorah entre los combatientes se le cae el alma al suelo. La actriz Emilia Clarke, que es buena pero no extraordinaria, logra uno de sus mejores momentos: se ve cómo la atormenta el dilema interno. Puede parar el combate para salvar a Jorah, ganándose el odio del pueblo, o dejar que siga y probablemente verlo morir violentamente. Pero los Hijos de la Arpía llegan para rematar la complicada situación, y se lía parda. La tensión y el caos se muestran muy bien, y eso que la música es mediocre, casi un estorbo. Este año la banda sonora anda bastante floja, la verdad.

El momento en que están rodeados esperando su final es muy intenso, se transmite con fuerza la sensación de que tendrán un destino nefasto incluso conociendo cómo acabará realmente. La llegada del dragón pone la última puntilla de caos, aportando además un giro impactante. Ahora bien, tampoco se libra de algún detalle que no me convence. El lanzazo de Jorah me parece un tanto forzado, muy hollywoodiense: épico y en el momento justo; no, la saga, al menos en los libros, es más realista, es decir, más inesperada y trágica. Me pregunto por qué el público le abuchea tan fuerte cuando vence, como si hubiera hecho algo indebido a pesar de haber ofrecido un combate espectacular. Igualmente es cuestionable por qué los enemigos han reservado las lanzas para el dragón, como si supieran que venía, pero al grupo que rodean lo atacan cuerpo a cuerpo y de uno en uno. También hay que destacar un fallo en los efectos especiales: los planos de Dany montando a Drogon son horribles, mejor que se los hubieran ahorrado. Es extraño que ahí anden tan cortos cuando en el resto lo clavan cual película para cine. Es más, pocos espectadores se darán cuenta de lo jodidamente dificíl y cara que ha sido rodar semejante escena. Pero precisamente por el magnífico acabado global el cante puntual es incomprensible.

Y luego tenemos que el tono es muy distinto al original, así que espero que tenga una razón de ser bien planeada. Resulta que Dany se larga más bien feliz montada en Drogon después de que este salve la situación, porque obedece fielmente y distingue amigos de enemigos. En el libro Drogon llega ahí oliendo la sangre, para alimentarse, Dany lo monta de chiripa y de hecho no puede controlarlo, acabando perdida por las montañas. Se puede decir que en la serie tienen que acelerar y sintetizar la evolución de la relación con el dragón, pero no queda muy lógico que se largue sin más, el enemigo podría reagruparse para acabar con sus amigos. Y queda por ver cómo adaptan el final de Danza de dragones, que entre el vuelo controlado y la ausencia de los dothraki puede ser bastante distinto.

En cuanto a Stannis, tenemos otro caso de esos en que sufre un personaje querido y la gente se rebota: que si eso no está justificado, que si esta serie es una mierda, que es violencia/morbo/sexo porque sí… Hasta se inventan “argumentos” para intentar echar por tierra la escena. La realidad es que el sacrificio de Shireen es cien por cien creíble y coherente en todos los sentidos: en la evolución de la trama y de los personajes, en emociones, y en respeto al espectador:
-El asunto se ha presentado con claridad muchos capítulos atrás: la magia de Melisandre, el poder de la sangre real… Recordad las garrapatas de Gendry y cómo Davos lo salvó de un destino peor. Y recientemente también se ha señalado de forma sutil que podría tocarle a la niña. Ergo no es un giro metido con calzador. Es más, el momento tiene una trayectoria impropia de la serie, diría que ninguna otra trama bebe y se construye con detalles tan lejanos y separados.
-Por ello dista de ser un golpe de efecto facilón y sensacionalista perpetrado para dejar en shock al espectador, como los que cuelan en series como Anatomía de Grey. Tampoco se ceban con la escena, se ve lo justo y necesario para que no parezca ni artificial ni excesiva.
-Es resultado lógico de la evolución de todos los personajes implicados. Selyse es una fanática, pero en el último momento es también una madre, dándole más verosimilitud a un rol secundario que podría haber resultado muy frío. Melisandre es lo que es, no hace nada fuera de su personalidad. Davos ha sido enviado fuera porque era el único con valor y poder que pudiera oponerse. Y con Stannis ha quedado claro no, clarísimo, que tiene como único objetivo el bien común del reino y hará cualquier cosa por conseguirlo; hasta le explica esto a la niña y ella está de acuerdo en que ese tipo de decisiones se tienen que tomar, con lo que se quita un peso de encima. La desesperación de la situación le convence de optar por soluciones drásticas que antes iba descartando por su impacto personal y emocional. He llegado a leer que no tiene razón de hacerlo, que no se lo muestra en las últimas. ¿Perdonaaaaa? Aislado, sin rutas de abastecimiento, con las tropas empezando a morir de hambre y frío, sabiendo que la Guardia ni puede ni quiere ayudarle, y encima comienzan los ataques en plan sabotaje. Hay gente que sencillamente omite los hechos para montarse su justificación de que no le gusta el momento y por lo tanto no es válido.
-Es consecuente incluso con los libros. En ellos está a punto de quemar al bebé de Val (aquí omitido, o cambiado por Shireen, que esta escena parece un spoiler) y a Edric (Gendry en la serie). Tampoco ha dudado en usar la magia de forma rastrera para matar a su hermano Renly. Es decir, si las circunstancias lo exigen, Stannis hará cualquier cosa para labrarse su carrera al trono. En las novelas todavía no ha llegado a la situación extrema de apuntar hacia su hija, pero nada lo descarta, de hecho siempre ha estado la sombra de un destino oscuro sobre su cabeza. Que le tenga cariño a la niña no significa que no sea capaz de hacerlo, en la serie también se lo tiene. Es más, los guionistas insinúan que Martin les indicó que esto llegará a ocurrir. El Stannis que se buscó maestres de todas partes para frenar la psoriagrís de la chiquilla quedó atrás hace muchos años, el de ahora es el que empezó a quemar gente en Rocadragón como inicio del camino hacia un destino superior.
-Algunos señalan que es absurdo porque se quedaría sin herederos. Pues morir en la nieve teniendo una opción de salir adelante es más absurdo. Puede tener más hijos, el objetivo primario es seguir vivo en la lucha por el trono.
-No me vale tampoco lo de que nadie quemaría a su hija, porque es la misma tontería vista en otros capítulos: aplicar una moral moderna y tus propias ideas de lo que harías o dejarías de hacer. En épocas semejantes, principalmente la Edad Media, se quemaba en la hoguera por muchos menos, y se hacían mil burradas más crueles. Cuántos príncipes y reyes han matado a familiares por mantenerse a flote…
-También he leído otra opinión totalmente incongruente: que Stannis sólo ambiciona poder. Todo lo contrario, lo odia, lo dice ante Shireen incluso. Odia tratar con la gente, las peleas constantes, la carga que supone… Pero traga con ello porque cree que su destino es hacer justicia en el mundo, que el trono le corresponde y no puede huir de sus obligaciones.
-Y finalmente, es sorprendente que nadie se queje de la escena en que Meryn Trant elige una niña como de doce años para follar, una situación que sin enseñar nada sí que resulta violencia gratuita. Pero claro, esa les da igual, sólo si sufre un personaje querido la serie se vuelve fallida. De nuevo no puedo evitar señalar la asombrosa falta de madurez y objetividad del público. Quizá haberse hecho famosa le ha venido más mal que bien a la serie… o quizá no, porque claro, la polémica siempre da publicidad.
-Lo único que no queda claro es si Stannis tiene algo de creyente o, como en las novelas, es más bien ateo y se apoya en Melisandre porque ella ha demostrado sus poderes. No parece muy interesado en el dios rojo, desde luego, solo en los resultados que le ofrece la bruja. Digo esto porque en varios sitios he visto gente dando por sentado que es un fanático religioso, y pienso que no indica ni eso ni lo contrario, y debería hacerse para dejar más clara su personalidad.

Para terminar, es ineludible citar los papelones que hacen Kerry Ingram (Shireen) y Stephen Dillane (Stannis).

PD: No existe el Maegor III mencionado creo que por Mace, demostrando otra vez que las líneas familiares se reinventan en la serie sobre la marcha, lo cual puede generar incongruencias futuras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s