JUEGO DE TRONOS – 503 – GORRIÓN SUPREMO.


503 – High Sparrow
Escritores: David Benioff, D. B. Weiss.
Director: Mark Mylod.
Valoración:

Sinopsis:
Arya intenta que los Hombres sin Rostro la entrenen para ser como ellos, pero no podrá hasta que elimine por completo su identidad. Margaery y Tommen se casan y consuman su matrimonio. Aprovecha para atraer al joven hacia su lado y alejarlo de Cersei, pero Cersei no se dejará vencer tan fácilmente. Los Gorriones dan una lección moral al corrupto Septón Supremo, y Cersei acepta el cambio de tendencia, censurando a éste y aceptando al Gorrión Supremo.

Jon declina la oferta de Stannis y decide quedarse en el Muro. Sus primeras órdenes como Lord Comandante tratan de asegurarse el respeto y fidelidad de Alliser Thorne y acabar con el molesto Janos Slynt. Meñique revela sus intenciones para con Sansa, y Lord Bolton hace lo mismo con su hijo Ramsay: se casarán para fortalecer el nuevo gobierno de Invernalia y el Norte. Meñique convence a Sansa para que acepte porque en esa posición tendrá la oportunidad de vengar a su familia.

Tyrion, harto de la carreta, se va de putas en Volantis, pero es reconocido por Jorah Mormont, quien lo atrapa para entregárselo a su reina. Brienne y Pod se sinceran y fortalecen su amistad.

Frases:
-Margaery (a Cersei): Ojalá tuviéramos algo de vino para vos. Es un poco temprano para nosotras.

-Meñique (a Sansa): Habéis sido espectadora de la tragedia desde que ejecutaron a vuestro padre. Dejad de ser una espectadora, ¿me oís? Dejad de huir. No hay justicia en el mundo. No a menos que la hagamos. Amabais a vuestra familia. Vengadla.

-Brienne: Bailó conmigo y ninguno de los otros chicos pudo decir una palabra. No en vano, él era el hermano del Rey.
-Pod: Pero… él no era… Lord Tyrion me dijo que él…
-Sí, Pod, le gustaban los hombres, no soy idiota. Él no me amaba, no me quería, bailó conmigo porque era amable y no me quería ver herida. Él me salvó de ser una broma.

-Stannis: Tienes demasiados enemigos en el Castillo Negro. ¿Habéis considerado enviar a Alliser Thorne a algún otro lado? Dadle el puesto de Guardaoriente del Mar.
-Jon: He escuchado que es mejor mantener cerca a los enemigos.
-Quien haya dicho eso no tenía demasiados enemigos.

-Arya: Estoy preparada.
-Jaqen: ¿Para qué?
-Para lo que quiera, para ser un Hombre Sin Rostro. Para no ser nadie.
-¿De quién es esta espada? Pertenece a Arya Stark. La espada de Arya Stark, la ropa de Arya Stark. La plata robada de Arya Stark. Uno se pregunta, ¿cómo es que nadie está rodeada por las cosas de Arya Stark?

-Tyrion: Tengo que salir de esta casa rodante.

-Jorah (a Tyrion): Os voy a entregar a la Reina.

Comentario:
Este es un buen ejemplo de cómo un capítulo realmente pausado puede resultar intenso y atractivo. No hay ni una sección desaprovechada, hasta las más sencillas e intimistas tienen un sentido claro, añaden matices a los personajes, algunas incluso con un mimo que se echa de menos en otras muchas ocasiones. Por ejemplo la escena entre Pod y Brienne destila pura esencia de las novelas y redefine a ambos personajes de cara a sus nuevas aventuras. Y yo que pensaba que no iban a saber manejarlos.

También difícil era la parte de Arya y sale muy bien parada. Su parte en la novela está a estas alturas de la historia más disgregada (menos apariciones) y es más sutil y misteriosa. Por ahora lo están adaptando muy bien, y eso que optan por escenas que sin el equilibrio perfecto se vendrían abajo: llenas de silencio, esperas, contemplación… Sin grandes alardes logran el tono esperado. También tuve la impresión de que con Tyrion ralentizarían su trama, pero en cambio siguen avanzando con paso firme a través de escenas bastante interesantes. El golpe de efecto de volver a ver a Jorah y que encima trunque el viaje del enano es una de esas buenas sorpresas que me gustaría ver sin conocerlas. Sólo un detalle no me parece del todo claro: ¿por qué Tyrion no es capaz de irse con la puta, tiene miedo de que intente matarlo como hizo Shae? Por otro lado, Volantis es un vacile, y me trae a la mente la eterna queja de que ni siquiera ahora que parece sobrarles el dinero vemos una buena panorámica de Invernalia. Por cierto, es el puente de Córdoba, pero con mucho efecto especial (impecable) encima.

Desembarco del Rey y el Muro vuelven a llevarse el mayor tiempo y dedicación, y eso sin robar a las otras secciones; además se agradece que el Muro vaya tan bien después de varias temporadas donde era una parte irregular. La evolución de la situación en el Castillo Negro avanza con pequeñas dosis pero todas muy atractivas. Jon sigue mostrando su inteligencia con la idea de atraer a Alliser Thorne hacia sí y acabar con la escoria de Janos Slynt, uno de esos individuos cobardes que intenta ser fuerte a base de echar mierda sobre los demás, como un político español.

Cersei y Margaery siguen danzando la una a la otra, esta vez usando a Tommen como arma arrojadiza. No se dice tantas veces como se debería: convertir a Margaery, que en los libros es una niña que hace más bien poco (las intrigas la lleva la abuela), en una adulta zorrona como Cersei, es el mejor cambio de la serie. También vemos cómo Cersei continua tratando de inclinar la balanza de poder hacia su lado, con el movimiento de cambiar el altivo y poderoso Septón Supremo por el Gorrión Supremo, que parece traer sangre nueva y aparentemente es más débil y manejable. Por cierto, inquietante el proyecto de Qyburn que se agita bajo la sábana. Y acabamos con otra incógnita: ¿qué tienen el mensaje de Cersei para Meñique, y qué lleva la respuesta de éste?

La parte más polémica la dejo para el final. Como se veía venir, tanto por los rumores como por lo andado en los episodios previos, Sansa va a Invernalia. ¡Sacrilegio!, han estado gritando los que no esperan a ver cómo son realmente los cambios ni se detienen a pensar si tienen sentido o incluso si son prácticamente obligados por la narrativa. En Festín de cuervos Sansa está en El Valle con una historia secundaria muy prometedora en el libro, pero harto complicado de meter en la serie sin desviarse de lo importante e incluir muchos personajes innecesarios a estas alturas. Mostrar la trama de Invernalia tal cual está en las novelas implicaría el mismo esfuerzo absurdo y con toda seguridad contraproducente. Así pues, cuando lo más probable era que los guionistas hubieran pasado de todo esto, resulta que hallan una forma inteligente y coherente de contarlo. Y la gente se queja. Pues vaya tela.

Primero, tenemos a Sansa en juego en primer plano, no dejada de lado en subtramas menores, sino que hacen evolucionar el personaje de forma mucho más llamativa que si estuviera aparcada con líos locales en El Valle. Segundo, parece que va a tomar la base argumental de Lady Corazón de Piedra, ese rol que han eliminado para mí muy acertadamente, porque se salía de madre cosa mala. Es decir, va a ser la Stark vengadora que tanto echaban algunos en falta. Tercero, tenemos a Invernalia en el foco no sólo con un par de secundarios, los Bolton, con lo que se le da la relevancia que necesita para no parecer relleno. Y cuarto, si no hubieran hecho todo esto, la trama de Stannis en el Norte habrían perdido muchísimo contenido, y a saber si no hubieran tenido que inventar historias para darle fuerza. Se mire por donde se mire, el cambio es todo ganancias sin perder coherencia hacia la serie ni fidelidad hacia los libros. Las tres secciones danzan a la par, mantienen a los protagonistas correspondientes con buenas y trascendentes historias, y todo ello sin alejarse drásticamente de las novelas, sino que es más bien una reorganización de la narración según requisitos del formato.

Acabo con un par de detalles. Deberían haber mostrado ya qué es de los Salvajes, dónde están: ¿alrededor del castillo, en el otro lado del Muro? Por los libros lo sé, por la serie ni idea. El actor que interpreta al Gorrión Supremo, el veterano Jonathan Pryce, rechazó un papel al principio de la serie por no entender nada y tener prejuicios hacia la fantasía. Vamos, el típico que se cree que fantasía es solamente dragones y magia. Pero parece que vio el resultado y ha vuelto arrastrándose para hacerse un hueco en la historia de la televisión junto a Charles Dance, Sean Bean, Mark Addy, Stephen Dillane y otros grandes talentos que han pasado por ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s