JUEGO DE TRONOS – 407 – SINSONTE.


407 – Mockingbird
Escritores: David Benioff, D. B. Weiss.
Director: Alik Sakharov
Valoración:

Alerta de spoilers: Habiendo otra muerte relevante en este capítulo aprovecho para recordar que sinopsis y comentario describen los episodios a fondo.–

Sinopsis:
Tyrion ve oscurecerse más todavía su futuro: Jaime no está en condiciones de luchar por él y Bronn no quiere hacerlo porque es un suicidio ir contra la Montaña (Gregor Clegane). Pero Oberyn da un paso al frente: ser su campeón es una buena forma de molestar a los Lannister y tratar de vengar la muerte de hermana.

Brienne y Pod encuentran pistas sobre el paradero de Arya. Dany cede a los encantos de Daario y además lo envía contra la rebelión en Yunkai. Sansa está a punto de ser asesinada por la loca de Lysa, pero Meñique intercede… y elimina a la señora del Valle, haciéndose con el poder. En el Muro los altos mandos desoyen los consejos de Jon Nieve.

Frases:
-Tyrion: No fui capaz de escucharla, allí, de pie, contando sus mentiras.

-Perro: ¿Este está en tu listita?
-Arya: No puede. No sé cómo se llama.
-Perro: ¿Cómo te llamas?
-Rorge.
-Arya: Gracias.

-Jon: Deberíamos sellar el túnel. Atrancarlo con rocas y hielo. Inundarlo y dejar que se congele.

-Jon: ¿Habéis visto alguna vez un gigante, Ser Allister? Yo sí.

-Bronn: Me voy a casar con Lollys Stokeworth.
-Tyrion: ¿Con Lollys Stokeworth? Nunca hubiese dicho que es tu tipo.
-Bronn: No me aventuraría a decir que me atraen de un solo tipo.
-Tyrion: Es retrasada.
-Bronn: Si buscara inteligencia, me casaría con vos.

-Bronn: Las damas se caen de sus caballos y se parten sus bellos cuellos continuamente.

-Bronn: Si queréis que mate a la Montaña por vos, será mejor que sea un castillo jodidamente grande.

-Bronn: Me caéis bien, pese a ser un mierdecilla consentido. Pero el caso es que yo me caigo mejor.
-Tyrion: Comprendo.
-Bronn: Lamento que tenga que ser así.
-Tyrion: ¿Por qué? ¿Por ser un canalla desalmado sin conciencia ni sentimientos? Es lo que me gustó de ti cuando nos conocimos.

-Dany: Id a dar alcance a Daario antes de que se marche. Decidle que he cambiado de opinión.
-Jorah: Sí, khaleesi.
-Dany: No. Decidle que vos me habéis hecho cambiar de opinión.

-Pastel caliente: Mi señora. Mi señor. ¿Podríamos hablar un momento?
-Brienne: ¿Sobre qué? No será sobre empanada de riñón.

-Oberyn: Entonces ella y vuestro hermano nos llevaron hasta vuestra habitación y… ella descubrió al monstruo. Vuestra cabeza era un poco grande. Vuestros brazos y vuestras piernas eran algo pequeños, pero no había garras. Ni ojo rojo. Ni cola entre las piernas. Solo una minúscula polla rosa. No intentamos esconder nuestra decepción. “Eso no es ningún monstruo”, le dije a Cersei. “Solo es un bebé”. Y ella respondió: “Mató a mi madre”. Y pellizcó vuestra pequeña polla tan fuerte, que pensé que os la arrancaría. Hasta que vuestro hermano la detuvo. “No importa”, nos dijo ella. “Todo el mundo dice que morirá pronto. Espero que tengan razón. No debería haber vivido tanto tiempo”.
-Tyrion: Bueno… tarde o temprano, Cersei siempre consigue lo que quiere.
-Oberyn: ¿Y qué hay de lo que yo quiero? Justicia para mi hermana y sus hijos.
-Tyrion: Si queréis justicia, habéis venido al lugar equivocado.
-Oberyn: Discrepo. He venido al lugar perfecto. Quiero llevar a aquellos que me han agraviado ante la justicia. Y todos aquellos que me han agraviado están justo aquí. Empezaré por Ser Gregor Clegane, que mató a los hijos de mi hermana y luego la violó a ella con su sangre todavía en las manos antes de matarla también. Yo seré vuestro campeón.

-Sansa: ¿Cuál fue el verdadero motivo por el que matasteis a Joffrey? Contadme el porqué.
-Meñique: Amaba a vuestra madre más de lo que podáis imaginar jamás. Si se nos prestase la ocasión, ¿qué les haríamos a aquellos que han hecho daño a nuestros seres queridos? En un mundo mejor, uno en el que el amor pudiera superar a la fuerza y al deber, podríais haber sido mi hija.

-Meñique: Mi dulce y estúpida esposa. Solo he amado a una mujer… Solo a una, en toda mi vida. A tu hermana.

Comentario:
Después de dos episodios redondos encontramos otro donde, a pesar de todo el material disponible en las novelas y en las secciones que los guionistas se empeñan en dejar bastante de lado en la serie, hay partes que no parecen necesarias o están alargadas más de la cuenta en contraposición con esas otras que necesitaban a todas luces más espacio. La Guardia de la Noche aparece en una breve escena que, aunque va al grano y cuenta cosillas importantes, deja otras muchas sin tratar debidamente. De nuevo da la sensación de que Mance por el Norte y el grupo de Tormund e Ygritte por el sur no son una amenaza tangible y real. Jon menciona haber visto al ejército ya en las proximidades cuando estaban fuera atacando a los amotinados, pero nosotros no hemos visto nada. No se puede pasar de esa manera de generar tensión y un ambiente de amenaza inminente en una de las historias principales.

Tyrion se lleva todo el esfuerzo y gran parte del metraje, dando tres escenas enormes. Las visitas de Jaime, Bronn y Oberyn exponen la intriga por el porvenir del enano magistralmente. Su futuro se ve cada vez más negro hasta que Oberyn da un paso para cambiar la situación, eso sí, en beneficio propio, que aquí nadie es un santo. Sin ir más lejos Bronn deja de lado a Tyrion para seguir su propio camino, y este último no se lo echa en cara, sabe que el mundo es así. La despedida es muy emocionante, pero no se quedan atrás el intenso diálogo con Jaime y el duro discurso de Oberyn. Los actores están todos fantásticos, destacando de nuevo a Peter Dinklage: su suspiro de alivio es memorable y se contagia al espectador de forma impresionante. Siguiendo con Oberyn, me pregunto si los no lectores se preguntan por qué ha tardado tanto en buscar justicia, pues han pasado entre quince y veinte años desde los hechos. No sé si se puede deducir que todo estaba en calma tensa hasta que ha habido un desequilibrio de poder que ha abierto la puerta para aprovechar la situación. Lo que no me gusta nada es la reincorporación de Gregor Clegane (la Montaña) al relato: la escena es un poco fantasma, había mejores formas de volver a presentarlo, y sobre todo el nuevo actor no da el pego. Es el tercero que ponen en el personaje, y por muy secundario que sea se nota y queda fatal. Este hombre con cara de niño bueno y no demasiada altura (qué forzado el plano para que parezca gigante) no puede compararse con el pavor que inspiraba Conan Stevens. Todavía no sabemos por qué los productores no volvieron a contar con él.

Dany está con un pie en Danza de dragones (el quinto libro, porque en el cuarto no aparece), y espero que los guionistas no corran mucho, porque entonces tendrían que meter relleno para que no adelante a otros personajes. La joven reina cede a los encantos de Daario y maneja las consecuencias muy bien, camelándose a Jorah para que no se ponga celoso. A la vez gestiona bien el tema de la rebelión en Yunkai: un poco de mano dura y un poco de diálogo. Lástima que los guionistas hayan dejado de lado el dilema interno de si inclinarse por Jorah o por Daario, directamente le entran ganas con Daario y tira: olvidan así parte de los problemas de ser reina (no ceder a deseos y caprichos, dar una imagen seria) y un aspecto interesante de su evolución. Por cierto, aprovecho este capítulo para recordar la eterna cuestión: ¿ qué costaba teñir de rubio a Emilia Clarke? La iluminación de su escena hace que se note bastante la peluca, sobre todo porque destacan demasiado sus grandes cejas negras (también algo de depilación le daría un aspecto más juvenil).

Con Sansa estamos en la misma situación e incluso más allá: su trama está a punto de entrar en Festín de cuervos, donde tiene una presencia bastante breve (cosas de tener tantos personajes, algunos van cambiando su nivel de protagonismo), con lo que promete ser la primera sección que cogerá el ritmo de publicación de las novelas. ¿Qué pasará entonces? ¿ Martin les ha detallado a los guionistas por dónde tienen que continuar o solo conocen el final de cada personaje y trama? ¿Le darán más protagonismo para mantenerla como hasta ahora o serán fieles al libro? Habrá que esperar a ver cómo resuelven estos asuntos. Lo que no dudo es que narrarán los dos siguientes libros mezclándolos, pues es lo más lógico. Por si no sabes de qué hablo, Festín de cuervos y Danza de dragones se centran en distintos grupos de personajes, porque debido a su longitud era eso o tener muy pocos capítulos de cada uno en cada libro (Festín se centra en Desembarco y zonas aledañas y Danza en el Muro y Essos).

En Nido de Águila Sansa juega construyendo un castillo de nieve que representa Invernalia, un acto inocente para rememorar su hogar que desencadena una buena serie de acontecimientos. El mimado y malcriado de Robin mete la pata dañando el castillo y en un arrebato lastimero lo destroza por completo, con el consecuente guantazo de Sansa, que luego se arrepiente de haber tocado al preciado heredero. El chaval apunta maneras de tirano como Joffrey, con su inquietante su obsesión por tirar gente a través de la Puerta de la Luna: los enemigos, los que le contradicen, los que le caen mal… Meñique aparece para tranquilizar a Sansa y le da un buen beso, a mi parecer mitad paternal mitad “quiero follarte porque me recuerdas a tu madre”. La loca de Lysa lo ve y casi arroja a Sansa por la dichosa puerta, que de alguien ha tenido que aprender el niño. Meñique vuelve a salvarla, calma a Lysa y flirtea para atraerla hacia la luz otra vez… Pero viendo que la situación se desmorona y que la oportunidad está presente, Petyr no duda en empujar a la señora del Valle, dando otro finalazo de infarto que cambia el panorama político de golpe. La gran pregunta que nos hacemos los lectores es cómo escurrirá el bulto, cómo justificará su muerte: en los libros un bardo fue testigo y se llevó la culpa por la mayor credibilidad de Meñique por rango social. Supongo que se inventará que se ha caído y punto, pero sin poner la sospecha en otra parte es más complicado que resulte verosímil. Lo que no me ha gustado ha sido la caída en sí, no está bien rodada: el montaje y el efecto especial no se han usado bien, parece una escena de película o serie cutre. Bastaba hacer un plano lateral y luego pasar a la caída desde lejos, se entendería perfectamente y habría sido más fácil de rodar.

En las historias secundarias ocurre más o menos lo mismo que indicaba al principio del análisis. Arya y el Perro esta vez aportan bien poco. Su pequeña aventura con Rorge y Mordedor es fugaz e insípida (y al no lector le costará horrores situar a esos dos personajillos), y la parte del granjero herido es añadir metraje innecesario, sobre todo porque repite lo ya visto sobre la guerra y los problemas del pueblo llano en un capítulo anterior con el otro hombre y su hija. El tema de la herida del Perro tampoco expone nada que no hayamos visto en su relación, y además cabe preguntarse qué quiere coser si no hay un corte abierto, es un mordisco. Por el lado contrario Brienne y Pod tienen lo necesario con el tono de aventura y humor adecuado. La presencia de Pastel Caliente está bien hilada y es divertidísima, la química entre la guerrera y el escudero se mantiene fresca, y las pesquisas ponen una dirección más determinada en su camino. Entre medio encontramos una escena que no se sabe qué aporta: el baño de Melisandre. Más desnudos innecesarios y una exposición sencilla alargada hasta aburrir. ¿Toda esa escena para decir que Shireen irá con ellos? Es algo que cabe en una frase, y en cuanto a las dos protagonistas, Melisandre y Selysse, no aporta ningún matiz nuevo a sus personalidades.

Detalles varios para terminar. Por fin dan nombre a un extra que lleva apareciendo desde la primera temporada y todos pensábamos que sería Bowen Marsh (hasta la IMDB lo acredita como tal): ese miembro de la Guardia de la Noche resulta ser Yarwyck, primer constructor, y no el jefe de los mayordomos, más relevante en la trama. ¿Incluirán a Bowen más adelante? La habitación de Melisandre no tiene pared, da al exterior. ¿Todo Rocadragón es así, no solo el salón principal? No es que sea absurdo, es ridículo: menudo frío y humedad tendrá el castillo. Además cabe preguntarse si está diseñado así o es porque está medio derruido. Por lo visto hay espectadores que acosan a Lena Headey por la calle porque Cersei es odiosa: no distinguen entre actor y personaje, ni saben separar ficción de realidad, ni tienen una pizca de educación. Es realmente lamentable el nivel intelectual de algunos… ¿Qué hace gente de esta ralea viendo una serie como Juego de tronos?

Una respuesta a “JUEGO DE TRONOS – 407 – SINSONTE.

  1. El nuevo montaña no da el pego, demasiado joven y no tiene parecido con su hermano. Pero es enorme el “actor” es un deportista de fuerza con 208cm de alto y creo que los 150 kg de peso. Con el jueguito de la cámara no han hecho otra cosa que estropearlo todo, hay fotos al lado de Cersei y otros actores que muestran mejor la realidad de su enorme tamaño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s