THE WIRE (BAJO ESCUCHA) – IV. ESTRUCTURA DE TEMPORADAS Y PERSONAJES.

I. INTRODUCCIÓN
II. SUS CREADORES: DAVID SIMON Y ED BURNS
III. GÉNERO Y ALCANCE
–>IV. ESTRUCTURA DE TEMPORADAS Y PERSONAJES
V. GUIÓN PERFECTO
VI. PUESTA EN ESCENA, REPARTO
VII. EL VISIONADO Y EL DOBLAJE

Para poder condensar el análisis tan complejo que propone, David Simon usa un esquema muy inteligente: el protagonismo escalonado y la temporada centrada en un aspecto concreto. Muchas series tienen un grupo definido y limitado de protagonistas (unos ocho, diez o doce en las de mayor alcance y calidad) que están presentes en casi todos los episodios y unos pocos secundarios de apoyo que aparecen regularmente. The Wire muestra el que con toda probabilidad es el grupo de personajes más amplio de la historia de la televisión, aunque hay que decir que la HBO ha tenido otros repartos de gran tamaño (True Blood y Juego de tronos a la cabeza). Pero lo más destacable es que es difícil decir quién es principal y quién secundario, pues todos comparten importancia a la hora de desencadenar los eventos que mueven el conjunto.

Si hago un conteo rápido, en la primera temporada veo al menos veinte completamente esenciales, más otros tantos que forman parte de la fauna local y aportan cosas importantes. Y conforme avanza la serie van apareciendo no más personajes, sino más grupos enteros: el puerto, las bandas del otro lado de la ciudad, los colegios, el periódico. Pero cada rol aparece sólo cuando es necesario para la historia, no se amolda ésta a la idea de que el protagonista debe aparecer porque sí, como es bastante habitual en la mayor parte de series. Hay grupos que solo protagonizan una temporada, otros que son relegados a segundo plano según se centra la narración en otra parte, y personajes concretos pueden entrar y salir de primer plano varias veces, aunque eso sí, sin perder nunca su hueco en el entramado de vidas de Baltimore, pues salvo que mueran no puedes dar por seguro que no volverán a verse, y desde luego la huella de todos ellos se siente en toda la serie constantemente.

En cuanto a las temporadas, en todas el marco global es por supuesto la lucha contra la droga, pero en cada una se aporta un ángulo distinto que se utiliza para ahondar en un aspecto concreto. En la primera temporada tenemos un en aparente clásico caso de policías persiguiendo al capo de la droga, y digo en apariencia porque su complejidad y detallismo lo aleja de todo lo visto anteriormente. En la segunda el caso es casi una excusa para mostrar, con los estibadores y sus problemas, cómo un sector o gremio de trabajadores puede verse cayendo en las garras del crimen. En la tercera Simon propone una extraña y atrevida forma de atajar el problema de la droga: haciéndola formar parte de la vida normal, en ese gueto (Hamsterdam) que crece con la connivencia de la policía; y paralelamente ataca de lleno la corrupción sistemática de los cuerpos de la ley (altos rangos y políticos). En la cuarta se aborda el conflicto desde su nacimiento: los fallos del sistema educativo, donde cómo no los protagonistas son casi todos niños. En la quinta se muestra la influencia (positiva y negativa) de los medios de comunicación, acercándonos a la labor del periódico local, The Baltimore Sun, precisamente aquel en el que Simon trabajó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s