JUEGO DE TRONOS – 309 – LAS LLUVIAS DE CASTAMERE.


309 – The Rains of Castamere
Escritores: David Benioff, D. B. Weiss.
Director: David Nutter.
Valoración:

Alerta de spoilers: Si no has visto el episodio ni leído los libros, ¡no se te ocurra leer nada de él, ni aquí ni en ninguna parte!–

Sinopsis:
Robb llega a Los Gemelos, y tras los protocolos habituales y las disculpas necesarias dan paso a la boda de Edmure. Todo se desarrolla como esperan hasta que se destapa el complot: Walder Frey y Roose Bolton han sido comprados por Tywin Lannister, y la boda es una trampa para acabar con las aspiraciones de Robb. Talisa, Robb y Catelyn son brutalmente asesinados mientras el campamento del ejército norteño es atacado por sorpresa. El Perro llega con Arya para encontrarse con este caos, y se ve obligado a dar media vuelta.

Daario Naharis expone un plan para tomar Yunkai. Con Jorah y Gusano Gris se infiltran por una puerta secundaria para tratar de abrir las puertas principales. La lucha no es larga, porque los soldados de Yunkai son esclavos y deciden plantarse y abrazar la liberación de Daenerys.

Jon no tiene más remedio que poner fin a su tapadera cuando hay una vida inocente en peligro. En la lucha por huir asesina a Orell y rompe el corazón a Ygritte. El grupo de Bran casi se ve mezclado en el caos, cuando el joven consigue dominar el poder de meterse en la mente de su huargo… aunque descubre también que puede meterse en la mente de los hombres. Además, ante el plan de cruzar el Muro con Jojen, el grupo se separa para no meter en más peligros a Rickon, que se irá con Osha en busca de refugio en un castillo banderizo de los Stark.

Frases:
-Daario: Aquí. Es una puerta trasera. Mis hombres la usan cuando visitan a las esclavas de cama de Yunkai.
-Jorah: Tus hombres, ¿pero tú no?
-Daario: No me interesan las esclavas. Un hombre no puede hacerle el amor a una propiedad.

-Jon (a Orell): ¡Estabas en lo cierto todo el tiempo!

-Bran: Tenías razón. Puedo entrar en la mente de Verano cuando quiera.
-Jojen: Claro que puedes. Al norte del Muro hay salvajes que pueden controlar toda clase de animales. Pero tú hiciste mucho más que eso. Entraste en la mente de Hodor.
-Bran: ¿No pueden hacer eso al norte del Muro?
-Jojen: Nadie puede hacerlo… en ninguna parte.

-Brynden: ¿No os habéis casado también con una de estas Frey?
-Roose: Sí. Lord Walder me permitió elegir a cualquiera de sus nietas, y me prometió el peso de la muchacha en plata como dote. Así que tengo una joven y rolliza esposa.
-Catelyn: Espero que os haga muy feliz.
-Roose: Por ahora me ha hecho muy rico.

-Catelyn: Por mi honor de Tully, por mi honor de Stark, dejadle marchar o le cortaré el cuello a vuestra esposa.
-Walder Frey: Ya encontraré otra.

Comentario:
En este episodio, o este tipo de episodios en general, lamento bastante ser lector de los libros, conocer el material previo. El golpe de efecto en él narrado, el giro de acontecimientos tan drástico y cruel, es para encontrárselo sin saber que viene. Sí, en los libros es obviamente mucho mejor (multiplicad por diez la tensión -durante cientos de páginas-, el número de personajes que son asesinados y la intensidad con que te impacta la masacre), pero viendo las reacciones de los no lectores me hubiera gustado ir en blanco para disfrutarlo por completo.

Y vaya reacciones. Internet ha ardido durante una semana entre gritos de espanto y asombro por el atrevimiento tan inesperado de que en una serie se carguen a varios de sus protagonistas principales, y más de forma tan violenta. El shock de la caída de Ned no se ha terminado de asimilar cuando el resto de la casa Stark es despojado de su hogar y poco después asesinado es una traición inimaginable. Eso sí, la reacción ha sido excesivamente visceral y melodramática en muchos espectadores. He leído a mucha gente diciendo que dejará de ver la serie (o incluso que se darán de baja de la HBO) porque es un error que eliminen personajes principales, porque ese hecho convierte a la serie en mala, porque es una traición al espectador y otras tantas excusas subjetivas muy poco meditadas. Si no disfrutas con el relato, es obvio que verlo es perder el tiempo y sufrir innecesariamente, pero lo que no me parece muy coherente es que pongas a parir una serie que te encantaba por un disgusto momentáneo debido a la crudeza de los acontecimientos narrados. Lo lógico cuando una ficción te llega tan hondo es decir que su calidad es altísima, no lo contrario. También se nota la popularidad de la serie, sobre todo entre el público joven, el que más usa internet: en Boardwalk Empire ha habido muertes de personajes también muy inesperadas y duras, pero no se han hecho notar tanto.

Así pues, me hubiera gustado ver el capítulo sin conocer su argumento. ¿Me habría impactado de tal forma que lo consideraría uno de los grandes episodios de la historia? ¿Me habría dejado anonadado y traumatizado como los grandes momentos de Babylon 5, Urgencias (el apuñalamiento a Carter y Lucy marcó una época), Carnivàle, A dos metros bajo tierra (el final es de llorar largo y tendido), etc.? Por conocer de antemano el relato la conexión emocional que establezco es distinta. Sólo puedo ver si el guión es más o menos bueno, si se capta la esencia de tal personaje o trama, o si llevando un camino distinto al original me parece que aciertan o no. Al tratarse de un golpe de efecto puntual más que un episodio de guión complejo me veo limitado y me resulta difícil escribir sobre él y darle una nota concreta. Al final he optado por el sobresaliente, pero no voy a discutir si alguien afirma que merece ser recordado como una obra maestra.

La recepción de Walder a la comitiva de Robb es fría y arisca, y obviamente hay un rencor que mantiene a todos en una espera tensa, pero hay que acabar con el trámite y seguir con la guerra. Para sorpresa de Edmure, la chica elegida por Walder es su única hija atractiva, pero de poco sirve su repentina ensoñación, porque en cuanto es encamado las cosas empiezan a oler mal otra vez. Las puertas cerradas, la música cambiando a “Las lluvias de Castamere” (un detalle sólo para lectores), Catelyn oliéndose algo y Roose restregándoselo por la cara antes de actuar. Hábilmente los guionistas han profundizado aún más en el romance entre Robb y Talisa, para que el golpe sea más duro. Y cuando éste llega, la brutalidad e inmisericordia de la imperdonable gesta de Walder Frey y Roose Bolton es sobrecogedora y espeluznante, porque los autores de la serie no escatiman en violencia explícita contra personajes tan queridos: las puñaladas a Talisa en la barriga, Robb y Catelyn cayendo bajo las flechas, las súplicas de Cat, Robb claramente aceptando que su vida llega a su fin, las gargantas cortadas echando chorros de sangre… Y mientras, el espectador soñando con que Arya iba por fin a reencontrarse con los suyos, y se queda a las puertas para ver además la traición de los Frey y los Bolton. El huargo muriendo da tanta pena como el destino de su amo.

Sobre la caída de Robb he leído comentarios muy interesantes de espectadores nuevos (no lectores). No son pocos los que se veían venir que Robb iba a morir tarde o temprano, pues nada le salía bien. Su campaña militar se ha complicado demasiado, y no se veía una salida clara, de hecho la idea de atacar Roca Casterly parece más una huida hacia adelante que otra cosa. Eso sí, como dicen esos espectadores, no se esperaba que su caída fuera así. Me alegro de que la serie haya captado bien la sensación que transmite en los libros la parte de Robb: pesadumbre constante porque el Joven Lobo no es capaz de salir adelante cuando deseamos que sea así, y dolor cuando la traición más rastrera se consuma.

Sobre el fin de Talisa se puede matizar algo, al menos desde mi perspectiva de lector. Recordemos que es un personaje muy diferente al que ocupa su lugar en la novela, y sobre todo que su presentación fue muy sonada, porque resultó un cambio bastante malogrado. Que en los últimos capítulos mostrara química con Robb y por ello ahora resulte simpática no borra la realidad: que ha sido un personaje completamente anacrónico al mundo y la trama donde lo han sumergido los guionistas, que su falta de verosimilitud fue un gran lastre durante bastante tiempo.

Y como siempre, como espectador exigente me fijo en todo detalle. Primero, no puedo evitar comentar que David Benioff y D. B. Weiss han dicho en varias entrevistas que la Boda Roja era su motivación principal para llevar a la pantalla la saga. Se nota, pues se han trabajado muy bien la parte de Robb a lo largo de la temporada… pero a cambio han dejado casi en nada la sección del norte (Bran, Jon y sobre todo Sam), que en los libros es igual de fascinante. Segundo, pienso que de nuevo dejan algunos huecos, sea por fallo puntual o un problema de largo recorrido. La Boda Roja es una masacre, pero podría, o mejor dicho, debería haber sido incluso más. ¿Y los banderizos, capitanes y nobles de Robb? No hay nadie a su alrededor con nombre, ningún secundario digno de mención. Jon Umber desapareció esta temporada sin explicarse nada, y no pusieron a nadie sustituyéndolo. Se ve que matan a algunos cuando extras, pero se les podía haber dado importancia, pues no se sabe qué hacen ahí. ¿Son soldados a modo de escolta o nobles? Y por el contrario, sobra Brynden, el Pez Negro. ¿Quién ha quedado a cargo de Aguasdulces en ausencia de todos los miembros visibles de la familia Tully? Y como no pinta nada ahí, se lo quitan de encima con una excusa muy pobre: que se va a mear. ¿Y se va a orinar al campo, estando en un castillo de primera calidad? ¿Y lo dejan salir sin más, cuando los Frey estarían vigilando? Se ve de nuevo y claramente que a los guionistas les cuesta mantener a los personajes secundarios. Hay que saber sortear las eventualidades esperables en cualquier serie: que se largue el actor, que no dé la talla, que la historia que has ido escribiendo requiera un cambio aquí o allá… El cachondeo que hay con los secundarios de las secciones de Robb y Dany (más algún otro caso fallido, como el de la Montaña) a veces deja algunos agujeros que no han sabido tapar.

Pero no olvidemos que hay más en el capítulo. Por fin tenemos una escena larga e importante con Bran, y resulta fantástica. Además se cruza con la de Jon (cuando pensaba que esto finalmente no iba a ocurrir), que también funciona muy bien. La tensión de la tormenta no sólo la sufre Hodor, también el espectador, dando otros tantos minutos que te mantienen en vilo. Bran introduciéndose en la mente del hombretón, Jon atrapado sin escapatoria, su huida propiciada por la intervención de los huargos, Ygritte con el corazón roto y finalmente la despedida de Rickon con Osha, que llega más tarde que en los libros pero la han resuelto bien. Lo único del norte que no funciona es Sam, con otra aparición anecdótica. Viendo que su trama carece de la fuerza que posee en los libros al menos podrían haber mostrado su historia en secuencias más largas reunidas en menos capítulos: el metraje sería el mismo, pero no quedaría tan descolgado.

La parte de Dany va bien encaminada, pero otra vez tiene una sorpresa final un tanto facilona. Después de tanta importancia que se le da, la toma de Yunkai no se ve en primer plano, sino que esconden su resultado para forzar una sorpresa posterior. Y la sorpresa no es tan grande como para llenar el agujero que deja la tramposa elipsis: el proceso de cambio de perspectiva en los esclavos (cambiando el yugo milenario por una niña con ejército gritando ante las puertas) es algo muy importante como para no verlo, como para que no se explique con claridad cómo ha ocurrido; ni siquiera queda claro si llegan a abrir las puertas principales y hay algo de batalla o no. Al menos la escaramuza está bien rodada, pues se han trabajado cada forma de lucha: la técnica con lanza de Gusano Gris, la técnica de caballero Jorah y el estilo desgarbado del mercenario Daario. Además, por suerte se está desvaneciendo mi impresión inicial con Daario: quizá es que esperaba mucho en su presentación (y eso que el personaje en el libro me parece poco llamativo), porque en el resto de sus escenas sí me parece carismático y con una pose que evidentemente cala en Dany y pone celoso a Jorah. Y volviendo al tema de la falta de secundarios: ¿dónde está Kovarro y el resto del khal, por qué los jinetes de sangre de Dany no luchan por ella? ¿Los ha abandonado o establecido en alguna parte?

PD: como me veía venir, el grupo de salvajes que van con Tormund y Jon ha vuelto a crecer. Ahora son alrededor de veinte de nuevo, los enviados por Mance en un principio. ¿Cómo se han recuperado de las bajas sufridas en la escalada del Muro? Es un fallo de continuidad muy grave.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s