JUEGO DE TRONOS – 305 – BESADO POR EL FUEGO.


305 – Kissed by Fire
Escritor: Bryan Corgman.
Director: Alex Graves.
Valoración:

Sinopsis:
El juicio por combate da como ganador a Sandor Clegane, el Perro, tras matar a Beric Dondarrion, con el consecuente malestar de Arya ante la situación. Sin embargo, para sorpresa de la chiquilla, Beric se levanta de entre los muertos. Según su sacerdote Thoros de Myr, es el poder del Dios Rojo.

Brienne y Jaime llegan a Harrenhal, donde Lord Bolton los recibe con mejor trato que la tropa que los detuvo. En un momento de intimidad, Jaime le cuenta a Brienne cómo se ganó el apodo de Matarreyes: mató al loco de Aerys porque no le quedaba otra, pues quería incendiar toda Desembarco del rey y además le exigía la cabeza de su padre, Tywin.

Jon e Ygritte, con el grupo de Tormund, siguen su camino hacia el Muro. El joven muchacho cae finalmente rendido ante Ygritte, y hacen el amor apasionadamente. Tyrion consigue que los Tyrell paguen la mitad de la boda de Joffrey y Margaery. Pero hablando de bodas, se lleva una triste sorpresa: Meñique ha descubierto el plan de los Tyrell sobre casar a Sansa con Loras, y Tywin reacciona obligando a Tyrion a desposarla antes que ellos. Además, Cersei deberá casarse a su vez con Loras.

Robb pierde a las tropas de los Karstark cuando este, dejándose llevar por la ira de haber perdido a sus hijos en la batalla, asesina a los dos jóvenes escuderos Lannister tomados como rehenes en Aguasdulces. Robb se ve obligado a cortarle la cabeza por traición, y sus soldados por extensión le abandonan.

Stannis visita a su mujer e hija, dos damas afligidas y medio abandonadas en sus habitaciones. La chiquilla, que aprecia a Davos, va a verlo a la mazmorra. Daenerys sigue ganándose la fidelidad del ejército de Inmaculados.

Frases:
-Porque la noche es oscura y alberga cosas aterradoras.

– Ygritte: Eso que has hecho con la boca… ¿Es lo mismo que los señores del sur les hacen a sus señoras?
-Jon: No lo sé. Solo quería besarte, y ya está.

-Jaime: Lord Bolton. ¿Alguna noticia de la capital?
-Bolton: ¿No os habéis enterado? Stannis Baratheon asedió Desembarco del Rey. Navegó hasta la bahía Aguasnegras. Atacó las puertas con miles de hombres. Y vuestra hermana… ¿Cómo os lo diría? Vuestra hermana… está sana y salva. Las fuerzas de vuestro padre prevalecieron.

-Karstark: Sí. Dejadme a merced del rey. Quiere regañarme antes de dejarme libre. Así es como lidia con la traición.

-Soldado: ¡Piedad, señor! No he matado a nadie. Sólo vigilaba si venían los guardias.
-Robb: Este sólo miraba. Colgadlo el último, para que pueda ver a los demás morir.

-Robb: No puedo combatir por la justicia si no impongo justicia para los asesinos en mis filas.

-Arya: Pensé que os había matado.
-Beric: Lo hizo.
-Arya: Pero ¿cómo…?
-Beric: Thoros… ¿cuántas veces me has traído de vuelta?
-Thoros: Es el Señor de la Luz quien os trae de vuelta. Yo sólo soy el borracho con suerte que reza la letanía.

-Jaime: Esa es. Esa es la mirada. La he visto durante diecisiete años en una cara tras otra. Todos me despreciáis. Matarreyes. Rompedor de juramentos. Un hombre sin honor.

-Brienne: ¡Ayuda! ¡Ayuda! ¡El Matarreyes!
-Jaime: Jaime. Me llamo Jaime.

-Dany: A partir de este día, escogeréis vuestros propios nombres. Y les diréis a vuestros soldados subordinados que hagan lo mismo. Despojaos de vuestro nombre de esclavo. Elegid el nombre que vuestros padres os dieron, o cualquier otro. Un nombre que os haga sentir ogullosos.
-Gusano Gris: Gusano Gris me hace sentir orgulloso. Es un nombre que trae buena suerte. El nombre con el que uno nació estaba maldito. Era el nombre que uno tenía cuando fue tomado como esclavo. Pero Gusano Gris era el que uno tenía cuando Daenerys de la Tormenta lo liberó.

-Tywin Tenemos que actuar primero y acabar con esta unión mientras se está gestando.
-Tyrion: ¿Y cómo lo haremos?
-Tywin: Encontrando otro marido para Sansa Stark.
-Tyrion: Maravilloso.
-Cersei: Sí que lo es…
-Tyrion: No puedes estar hablando en serio.
(…)
-Tywin: Tyrion hará lo que le corresponde. Como tú.
-Cersei: ¿A qué te refieres?
-Tywin: Te casarás con Ser Loras.

Comentario:
Magnífico episodio que sirve de muestra de lo alto que podría llegar la serie si mantuviera este nivel, si no tuviera las irregularidades que he ido mencionado en otras ocasiones. De hecho viene justo después de un capítulo que representa precisamente esos problemas, Y ahora su guardia termina (304), donde decía que entre invenciones innecesarias, escenas alargadas sin llegar a nada y rodeos interminables con la descripción de algunos personajes se perdía el potencial enorme que posee la serie, ese que se podía ver en la remontada de sus excelentes escenas finales. El presente Besado por el fuego es todo él una muestra de esa excelencia, es una narración perfecta, un episodio muy equilibrado y completo a pesar de no contar con eventos de gran espectacularidad. La trama fluye con ritmo y fuerza, cada escena es concisa e impactante y define a los protagonistas sin rodeos ni enredos confusos, captando la esencia de las novelas incluso cuando cuenta con variaciones, pues estas se ven como opciones válidas (quizá incluso necesarias) a la hora de adaptar.

Por ejemplo, Brienne y Jaime tienen una aparición muy larga pero profunda y hermosa, cuando en el episodio anterior su sección no causaba mucha impresión. El relato sobre Aerys describe muy bien simultáneamente aspectos del personaje de Jaime y la historia pasada de Poniente, con la caída de los Targaryen, mientras sirve también para avanzar en la relación con Brienne, y todo ello narrado con un tempo muy templado y además emotivo. Pero la diferencia cualitativa se ve sobre todo en la intriga sobre matrimonios. El pequeño desastre montado en el anterior episodio con Varys era desarrollado con una incomprensible longitud y falta de rumbo, pero aquí todo se expone con una habilidad digna de aplauso. Los juegos de espionaje, las triquiñuelas políticas, la posición de cada rol y sus ambiciones… La cadena de acontecimientos está perfectamente definida y mostrada con un ritmo de impresión y gran capacidad para mantener al espectador completamente absorbido. Meñique sirviendo a Tywin y Cersei, la jugada a través de Loras ante las narices de Olenna y Margaery, el uso de Sansa como objeto de estrategia, el plan de Meñique con ella echado a perder por el autoengaño de la joven con su nueva fantasía (Loras, Altojardín), el barco zarpando… y el colofón final con los nuevos planes de bodas orquestados por Tywin.

El resto de secciones del capítulo está al mismo nivel: nada sobra, todo lo que hay tiene un sentido claro y un desarrollo perfectamente medido que expone tramas y describe personajes sin el más mínimo desliz. En la narrativa destacan además algunas hábiles transiciones, como el paso de una escena a otra a través del fuego que las conecta o el detallazo de saltar a Daenerys mientras Shireen lee un libro sobre Aegon Targaryen el Conquistador.

El combate entre Beric y el Perro es sobrecogedor. El de Jaime con Brienne fue una coreografía elegante, pues Jaime estaba jugando, disfrutando y midiendo fuerzas con Brienne, hasta que se vio superado y entonces surgió la inquietud, perfectamente mostrada con una música sutil. Pero éste es caótico, intenso, y fluyen los temores (el Perro y el fuego) y el caos debido a que es una lucha desesperada por la vida. La coreografía es sucia, llena de tropiezos y golpes improvisados, la música atronadora, el montaje caótico. He comparado ambas peleas para hacer notar el impresionante nivel visual que tiene la serie, adaptado a cada circunstancia con grandes resultados. Posteriormente, el renacimiento de Beric sorprende, y su explicación se ofrece en una excelente conversación donde Beric y Thoros se alzan como dos personajes secundarios muy atractivos, factor propiciado también porque es el enésimo gran acierto del casting: Richard Dormer está imponente como Beric, y Paul Kaye se sumerge plenamente en el borracho y carismático Thoros.

La parte de Robb pega otro buen salto, mostrando con celeridad e ímpetu una de las tramas esenciales de este libro: el caos con Rickard Karstark. Ya se había ido presentado bien su resquemor y rabia por la muerte de sus hijos y la liberación de Jaime por Catelyn, y aquí su ira y sed de venganza explota de manera temible. Robb se ve en otra encrucijada donde la única salida que puede elegir, el honor y el deber, prevé tantas malas consecuencias como cualquier otra posible acción. Además de causar impresión, por imprevisible y trágica, esta parte funciona muy bien a la hora de poner intriga e incluso congoja: pero cómo va a salir adelante el Rey en el Norte si cada día se hunde más en la desgracia.

Jon e Ygritte avanzan también de forma notable. Se muestra a Jon luchando por sobrevivir entre los salvajes sin traicionar a la Guardia, algo esencial que no se estaba trabajando del todo bien. Bien ejecutada también resulta la escena donde se rinde ante los encantos de Ygritte. La llegada de Jaime a Harrenhal, ahora en manos de Lord Bolton, es genial: vaya pedazo de chiste cínico que se gasta el Bolton a su costa, al narrarle qué es de Cersei de forma cruel. La otra estupenda escena de Jaime y Brienne ya la he comentado. Jaime. Me llamo Jaime.

Daenerys y Stannis aparecen lo justo para profundizar en su psique, y aunque en cuanto a trama no avanzan demasiado sus escenas son algunas de las más bonitas que llevamos de serie. Ver a Dany flipando y gozando ante la épica respuesta de Gusano Gris es muy conmovedor, y no menos interesante es la conversación entre Jorah y Barristan, donde miden fuerzas y cuestionan sus lealtades. Inesperada es la aparición de Selysse, la esposa de Stannis. Se profundiza con ella en los demonios internos de este noble regio, y la escena es bonita con un tono de tristeza. El tema de los fetos es quizá algo exagerado, pero a mí no me ha molestado, pues describe en una sola escena el matrimonio y sus problemas. Pero es la aparición de su hija, Shireen, la parte más enternecedora. Casi se me saltan las lágrimas con su escena y la posterior visita a Davos. Destaco también que Stephen Dillane borda su papel incluso más que de costumbre: el gesto cuando recibe el abrazo, los suspiros aguantando a su mujer, su aflicción por sus pecados y fallos…

Para cerrar este absorbente episodio tenemos una escena que supera hasta mis más altas expectativas. Me ha gustado incluso más que la épica toma de los Inmaculados por Dany: Tywin manejando las intrigas de la nobleza, forzando a sus hijos a casarse para formar alianzas entre casas. Divertidísimas las risitas de Cersei y su juego de miradas con Tyrion. Genial la reacción de Tyrion al conocer su destino con Sansa, logradísimo instante obtenido a través el guión, con diálogos breves y certeros, la puesta en escena, con una fotografía y edición que atinan de lleno, y el actor, donde Peter Dinklage sigue demostrando su buen hacer. Sorprendente es el giro con Cersei, inventado pero lógico, y gran reacción la suya, consecuente con todo lo mostrado sobre ella. Y finalmente, imponente forma de terminar la discusión la de Tywin, con el vozarrón temible de Charles Dance. Toda la escena es tan inmensa y potente que te deja sin respiración. Un final soberbio para un capítulo que resulta el mejor de la temporada y uno de los mejores de la serie hasta la fecha.

Como decía, ojalá todos tuvieran este ritmo, equilibrio, trascendencia e intensidad. También quiero añadir que me apena lo de siempre: que la masa de espectadores vote con mejor nota el capítulo anterior (en sitios como imdb.com o tv.com) dejándose llevar por el golpe de efecto final con Daenerys, y no sean capaces de ver la narrativa perfecta que supone este otro capítulo al completo.

2 Respuestas a “JUEGO DE TRONOS – 305 – BESADO POR EL FUEGO.

  1. El alto nivel de este capítulo, que carece de esas irregularidades que han afeado esta temporada, tiene nombre y apellido: Bryan Cogman. Sin desmerecer a los geniales actores o la dirección de A. Graves, ha sido el guión de Cogman el causante de esta grata impresión. Se nota su respeto por el texto original.

  2. Yo no podría afirmar tan claramente lo de Cogman. A fin de cuentas, es guionista a sueldo. Escribe las tramas que le han esquematizado Benioff y Weis, y escribe condicionado por capítulos previos y siguientes. Además, es difícil saber cuánto es suyo y cuando de los otros, porque lo mismo también han retocado material que no se ajustaba a sus ideas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s