JUEGO DE TRONOS – 206 – LOS DIOSES ANTIGUOS Y EL NUEVO.


206 – The Old Gods and the New
Escritores: Vanessa Taylor.
Director: David Nutter.
Valoración:

Alerta spoilers: En este episodio con algunas sorpresas importantes aprovecho para recordar que las sinopsis y comentarios están llenas de spoilers.–

Sinopsis:
Theon toma Invernalia aprovechando que tiene pocas defensas. Obliga a Bran a rendir el castillo y ejecuta a Rodrik por faltarle al respeto. Pero tiene pocos soldados, y espera que Asha venga con refuerzos. Osha aprovecha esa situación para huir por la noche con Bran, Rickon y Hodor.

Tywin utiliza a Arya además de como sirvienta como entretenimiento: charla con ella para matar el tiempo. El buen trato que recibe impide que ella opte por intentar asesinarlo. Meñique llega a Harrenhall con noticias de primera mano y algunas ideas (que los Lannister se unan a los Tyrell), y quizá ha reconocido a la muchacha. La niña roba una carta que parece tener información sobre Robb, pero Amory Lorch la intercepta. Debe usar la segunda muerte de Jaqen para librarse de él.

El grupo de Qhorin y Jon acaba con un puesto de vigilancia de los salvajes, y Jon debe ejecutar a uno de ellos… Pero resulta ser una mujer y no es capaz, y cuando ella intenta escapar la persigue y se separa de sus compañeros. Tras la despedida de Myrcella, enviada a Dorne como pupila, el pueblo de Desembarco del Rey, hambriento y lleno de odio, ataca a la comitiva real. Joffrey arde de ira, pero Tyrion le pone en su lugar. Sansa se ha perdido y está a punto de ser violada cuando es rescatada por el Perro.

Robb sigue acercándose a Talisa. Cat vuelve al campamento a la misma vez que llegan las noticias de la toma de Invernalia, pero no pueden hacer nada sin abandonar la campaña en el sur. Lord Bolton propone enviar a su hijo bastardo para retomar el castillo. Dany acepta el plan de Jorah de hacerse con un barco para presentarse en Poniente y buscar apoyo, pero los mercaderes de Qarth no pretenden ceder riquezas y navíos a cambio de sueños. En un descuido sus dragones son robados, e Irri asesinada.

Frases:
-Theon: Mis hombres están juntando a tus hombres en el patio.
-Bran: ¿Por qué?
-Theon: Para que tú y yo podamos bajar y decirles que has rendido Invernalia ante mí.
-Bran: No lo haré.
-Theon: Sí, lo harás.
-Bran: No, nunca me rendiré. Lucharemos y te echaremos.
-Theon: El castillo es mío, pero esta gente sigue siendo la tuya. Te rendirás para mantenerlos a salvo, para mantenerlos con vida. Eso es lo que un buen señor haría. Piensa con cuidado lo que quieres decir.
-Bran: Theon. ¿Nos odiaste todo este tiempo?

-Rodrik: Aquel que dicta la sentencia debe blandir la espada. Cobarde.

Comentario:
El episodio se inicia con el desconcierto, con Invernalia sumida en el caos y el Maestre Luwin enviando un cuervo por los pelos. Theon intenta por las buenas que sus habitantes colaboren, pero su mundo de fantasía pronto se derrumba. Ni un chavalito como Bran está dispuesto a ceder fácilmente a sus caprichos. Como en el libro, Theon acumula ideas y acciones que rozan el despropósito. Es egoísta pero ingenuo e irrealista. Nada sale como espera y a duras penas enfrenta las consecuencias de sus actos. Se atraganta en su propia mierda, vamos. Y en este momento cumbre del personaje Alfie Allen se luce de forma magistral. La decapitación de Rodrik es desgarradora, la mirada posterior de Theon transmite de todo (dolor, desesperación por el rumbo de los acontecimientos, ansia por cumplir con lo que se espera de él…), y los llantos de Bran hacen mella en el espectador. Así, los diez primeros minutos del capítulo son brutales. Las únicas pegas que se le puede poner son la captura de Rodrik, pues es absurdo que fuera él solo, y la escena en que Osha se acuesta con Theon, una acción que sobra por completo pues no se aprecia que sea necesaria para la fuga.

Tywin y Arya siguen dando un duelo de personajes y actores digno de aplauso, sobre todo teniendo en cuenta la edad de la chiquilla. Sí, es algo alejado de la novela, pero no inventa nada que se pueda considerar una traición y no resulta incongruente en la serie. Para tener a Arya haciendo cosas de criada la ponemos donde dé juego. Y vaya si lo da, pues las conversaciones son excelentes y la idea de darle más presencia a Tywin es un acierto. Pero entonces aparece Meñique y lo estropea. Otro paseo incomprensible de un contable que va por el país como si fuera un emisario político y un noble con poder de decisión. Si antes quedaba poco clara la ruta llevada con el personaje, peor aún resulta cuando le ponen dando lecciones de estrategia y alianzas al gran Lord Tywin. ¿Qué aporta todo esto, para que forzar tanto trama y personajes por meter a Meñique donde no pinta nada? No tengo ni idea de qué pretendían los guionistas, pero no queda muy bien. Además, el juego de si reconoce a Arya o no tampoco queda claro qué sentido narrativo tiene.

Arya se carga mediante Jaqen a Amory Lorch, otro cambio con respecto a las víctimas elegidas en los libros. Pero como dije en el episodio anterior, dada la nula relevancia de estos muertos, que fueron por supervivencia o rabia, es totalmente comprensible que no hayan querido liarse con más personajes e historias. Tenían a Amory Lorch porque les venía bien un secundario entre las tropas de Tywin, y el personaje iba a morir sí o sí salvo que quisieran cambiar su historia más aún. Además, dentro del episodio todo está hilado de forma perfecta.

Adentrándonos en territorio salvaje, Qhorin es un rol con tanto carisma como en la novela, aunque haya gente que echara de menos mayor presencia. Cuando aparece Ygritte, lo primero que pensé es que eligieron una chica demasiado atractiva y que, para vivir en la intemperie, está demasiado bien cuidada (pelo y dientes perfectos), pero lo cierto es que pronto se olvida ese detalle, pues Rose Leslie se sumerge muy bien en un personaje con un estilo muy característico y bastante apreciado por los lectores. El “no sabes nada, Jon Nieve”, era muy esperado. Hay quien se ha quejado de los paseos que se da con Jon, pero como en otras ocasiones me parece que la gente no entiende que a la hora de adaptar hay que tener en cuenta el formato. No tenemos acceso a los pensamientos de Jon, así que sus dudas y su maduración deben mostrarse en acciones y diálogos. Toda la parte con Ygritte en este y el siguiente episodio es muy fiel aunque se muestre de otra forma. Jon conoce a los salvajes y su modo de vida, y empieza a encapricharse de una chica seductora que le promete muchos placeres prohibidos.

La revuelta de Desembarco del Rey está muy lograda. El caos se transmite muy bien, sobre todo gracias a que ahora la ciudad está mucho mejor recreada que en la temporada anterior. Las nuevas localizaciones (de Malta pasamos a Dubrovnik, Croacia) permiten escenas en exteriores más numerosas y amplias, y el número de extras y atrezo es mucho mayor (ya no tengo quejas de que parecía una capital sin habitantes ni vida). Los instantes con Tyrion temiendo por el resultado del caos, Joffrey lleno de odio y rabia y Sansa perdida son impresionantes.

Daenerys ahora que sale más transmite lo mismo que en las novelas: su proceso de maduración es lento, demasiado para algunos impacientes, y sus aventuras deslumbran por el exotismo de los lugares que visita más que por la trascendencia inmediata de sus historias. Los choques con los mercaderes, sus sueños y esperanzas demasiado lejanos, sus conflictos internos y los roces con Jorah son necesarios pero no especialmente impactantes. Menos mal que acertaron de lleno con la actriz y guionistas y directores se esfuerzan mucho en dar intensidad a sus escenas. Y sobre todo, como se nota que con la segunda temporada han podido agrandar el nivel de producción: los vestuarios y decorados quitan la respiración. Sin embargo, los guionistas, quizá conscientes de esa falta de empaque, deciden meter de su propia cosecha el robo de los dragones. Resulta una situación un tanto forzada, pues se supone que estarían bien custodiados, o porque fulminan a Irri sin mostrar su muerte, algo que a todas luces no funciona en un medio audiovisual. Queda por ver si la trama llevará a alguna parte.

Robb aparece lo justo para hacer avanzar su parte, con lo que no habría mucho de que hablar si no fuera porque vuelve a aparecer Talisa, la invención de los guionistas que sustituye a Jeyne. Tras una presentación horrible la cosa se ha centrado. El chispazo que han tenido gana consistencia y sentido, y la escena aunque es previsible resulta eficaz en su cometido. Sigue estando la duda de adónde llevará, si cambiarlo tanto obedece a algo bien meditado o es un error.

The Old Gods and the New (título que no parece tener relación con lo en él narrado) es pues otro episodio notable, muy equilibrado en tramas y personajes, con cada escena trabajada concienzudamente para decir algo y hacer avanzar la historia, y si hay detalles criticables son sin duda menores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s