THE GOOD WIFE – TEMPORADA 2.

The Good Wife
CBS | 2010-2011
Productores ejecutivos: Michele King, Robert King, David W. Zucker, Brooke Kennedy, Ridley Scott, Tony Scott.
Intérpretes: Juliana Margulies, Matt Czuchry, Josh Charles, Archie Panjabi, Christine Baranski, Chris Noth, Makenzie Vega, Graham Phillips, Alan Cumming, Mary Beth Peil, Titus Welliver.
Valoración:

Me sorprenden las buenas críticas que recibe esta serie, adulaciones que además se han incrementado en su segunda temporada. Yo no veo que sea para echar cohetes. Sin duda es un entretenimiento inteligente, bien escrito y mejor realizado, pero tiene una lista de fallas bastante importantes. Tampoco encuentro evolución cualitativa alguna, es decir, no se pulen los problemillas que arrastraba la primera temporada, salvo algunos detalles relativos a unos pocos personajes. Se ha limitado la presencia de los hijos, y me alegro, porque ya no había mucho que contar y lo que nos mostraron anteriormente rozaba el ridículo, con esa insoportable moralina tan alejada de la realidad que tienen en Estados Unidos (¿pero cómo te vas a interesar por el sexo si eres un adolescente?); y por el lado contrario se potencia la presencia de Eli, porque el personaje y el actor (Alan Cumming) deslumbraron en sus primeras apariciones y no han querido desaprovecharlo. Tiene su lado malo, porque el marido de Alicia termina siendo absorbido por su figura (Cumming se ha ganado merecidamente la etiqueta de roba escenas) y alguna parte de la campaña queda algo coja por ello (es que hay veces que ni aparece, incluso en momentos cumbre).

Por lo demás, todo lo que pueda decir ya lo comenté extendidamente en la primera temporada, pues como digo sigue exactamente el mismo patrón. Los capítulos narran casos sueltos, aunque a veces algunos personajes (sobre todo los abogados) y determinadas repercusiones aparecen de nuevo. Son juicios que tratan temas muy de actualidad, bien desarrollados para el escaso tiempo que tienen, pero que a veces arrastran demasiado esas prisas y el tono de procedimental y, sobre todo, prácticamente ninguno deja huella. Se ven porque son entretenidos pero no calan lo más mínimo. Y entre medio tenemos la trama seriada. En dosis ínfimas. Alargada a veces demasiado, diluida, retenida de forma que muchas veces pierde credibilidad y en otras ocasiones resulta repetitiva hasta el hartazgo (cuántas veces va Kalinda a ver a Cary con excusas poco sólidas, por ejemplo). Lo mismo comenté en el primer año: no dejo de pensar que el estilo de drama estándar en vez de uno tan aferrado al procedimental hubiera sido mejor, aunque claro, entonces habría que ver si serían capaces de desarrollar estas historias sin meter otro tipo de rellenos, porque hay demasiados capítulos que realizar.

Lo bueno es que, como también indicaba anteriormente, los guiones, dentro de sus límites, son francamente buenos. Es decir, miden su tiempo de forma excelente, mueven a los numerosos protagonistas muy bien por la historia (salvo las citadas apariciones forzosas para cumplir con el esquema) y juegan bastante con sutilezas (diálogos con segundas, miradas, etc.) gracias a la excelente construcción de personajes… Pero precisamente eso agrava la sensación de que la serie está como enjaulada en unas directrices demasiado estrictas que le impiden explotar su potencial al completo. Sea como sea, hay algunas buenas tramas para recordar: Kalinda y sus secretos, Cary y sus intrigas, los líos en la dirección del bufete (sin duda lo mejor de la serie) y algunas líneas secundarias relativas a casos y abogados (las apariciones de Michael J. Fox) sobresalen entre todo el relleno y estiramiento descarados. También hay alguna cosilla digna de enterrar, como el episodio dedicado a Chávez, penoso de arriba abajo: parece escrito por un adolescente sin conocimientos sobre el mundo que le rodea que ha ido mostrando tópicos cutres sobre la política (ayyy, qué malo es el socialismo) y clichés casi xenófobos sobre extranjeros; y no olvido esa forma de sacar y no sacar a Chávez que resulta tan ridícula.

Como aportación nueva sí quiero añadir otro escollo que queda bien patente este año: la propia protagonista principal. Se supone que todo debería girar a su alrededor, que todo lo vemos a través de ella… Pero en realidad parece un simple nexo en la trama, la excusa de la serie para contar temas de abogados y de política. El personaje es el que menos potencial tiene y resulta también el menos desarrollado. Es un carácter frío, y no porque lo hayan descrito así, sino porque no transmite nada. ¿Qué piensa, por qué hace las cosas que hace? No sabemos nada de ella, no se nos muestra correctamente su forma de ser. Y eso se agrava este año, porque había más historias que requerían su actividad; y no hace nada, no pasa nada. Al final echa al marido, porque no queda otra y era imposible alargarlo más, pero siguen pasando muy por encima de sus sentimientos, sin dejar claro cómo le afecta la situación, qué espera conseguir, cómo prevé que afectará a su vida social y laboral, etc. Lo peor claro está es la clásica relación en tensión, con Will, su jefe. Alargada, desviada, olvidada, desarrollada a trompicones y rematada de forma tan previsible como precipitada (y a pesar de ello, no sé por qué la gente quedó encantada con las escenas finales). Sinceramente, el resto de personajes (sobre todo Eli, Kalinda, Cary y el marido) se comen al Alicia con patatas. Si no estuviera la serie podría funciona igual… o incluso mejor. Es más, si la actriz Juliana Margulies no fuera tan competente, podría haber sido algo catastrófico.

Para terminar, quiero recalcar de nuevo que en la puesta en escena no hay problema alguno. La realización es impecable, con una dirección que siempre maneja a la perfección el ritmo de los episodios, exprimiendo una fotografía y montaje de gran nivel, y los actores son todos figuras de demostrada calidad.

Me pregunto si me pasará como con CSI: también me entretenía muchísimo, pero a la larga el formato repetitivo y la falta de evolución me cansó y terminó resultándome una producción demasiado cargante. Es decir, pienso que The Good Wife tiene poco margen para pasar del pasatiempo al olvido.

Ver también:
Temporada 1.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s