JUEGO DE TRONOS – 110 – FUEGO Y SANGRE.


110 – Fire and Blood
Escritores: David Benioff, D. B. Weiss.
Director: Alan Taylor.
Valoración:

Sinopsis:
Yoren toma a Arya para protegerla, llevándosela de Desembarco del Rey con sus reclutas para el Muro. Bran y Rickon por un lado y Cat y Robb por otro se enteran de la caída de Ned Stark. En la corte Sansa debe mantener una postura neutral y sumisa para no ganarse la enemistad de Joffrey y Cersei. Tywin nombra a Tyrion Mano del Rey para controlar a Cersei en la dirección del reino y la crianza de Joffrey, mientras él mantendrá sus ejércitos por la zona para futuros enfrentamientos con los Stark. Los banderizos de Robb deciden que sólo escucharán a un rey, a él, y lo nombran Rey del Norte. Jon, tras un intento infructuoso de deserción, se compromete definitivamente con La Guardia de la Noche y parte con ellos hacia más allá del Muro para encontrar respuestas a tantos misterios: muertos que se levantan, salvajes huidos, hermanos desaparecidos…

Dany sufre porque Drogo no ha resucitado como esperaba. La Maegi explica que es su venganza por tanto dolor infringido por el khalasar. Ante la caía de su líder, el khalasar se desmembra. Los pocos que quedan con Dany la acompañan en la pira funeraria de su marido… pero ante la sorpresa de todos ella se introduce en el fuego con sus huevos de dragón … y cuando las llamas se extinguen aparece intacta y con dragones renacidos, los únicos dragones de todo el mundo.

Frases:
-Sansa: Mi madre dice que un Rey nunca debe golpear a su dama.
-Joffrey: Ser Meryn…
(…)
-Joffrey: ¿Obedecerás ahora? ¿O necesitas otra lección? Te estaré buscando en la corte.
-El Perro: Ahórrate el dolor, chica. Dale lo que quiere.

-Gran Jon: Aquí está el único rey ante el que tengo intención de arrodillarme, ¡el Rey en el Norte!
-Todos: ¡El Rey en el Norte!

-Jaime: No hay hombres como yo. Soy único.

-Catelyn: Mi hijo Bran. ¿Cómo es que se cayó de aquella torre?
-Jaime: Le empujé por la ventana.
-Catelyn: ¿Por qué?
-Jaime: Esperaba que la caída le matara.

-Tywin: Tú irás a Desembarco del Rey.
-Tyrion: ¿A hacer qué?
-Tywin: ¡Gobernar! Servirás como Mano del Rey en mi lugar. Someterás a ese niño Rey y a su madre también, si es necesario. Y si te llega siquiera una sospecha de traición del resto: Baelish, Varys, Pycelle…
-Tyrion: Cabezas, picas, muros…

-Maegi: Fue un error que quemaran mi templo. Enfadó al Gran Pastor.
-Dany: Esto no es obra de un dios. Mi hijo era inocente.
-Maegi: ¿Inocente? Habría sido el semental que cabalga el mundo.Ahora no quemará ciudades. Ahora su khalasar no convertirá naciones en ceniza.
-Dany: Yo te defendí. Te salvé.
-Maegi: ¿Salvarme? Tres de esos jinetes ya me habían violado antes de que me salvarais, niña. Vi arder la casa de mi dios, ahí donde había curado a innumerables hombres y mujeres. Vi montones de cabezas en las calles (…) Así que dime exactamente qué es lo que salvaste.
-Dany: Tu vida.
-Maegi: Por qué no le echáis un vistazo a vuestro Khal. Así veréis lo que vale la vida cuando todo lo demás se ha ido.

-Lord Comandanet Mormont: ¿Fue muy cansado tu paseíto nocturno? No pongas esa cara de asustado. Si decapitáramos a todos los que se escapan por las noches, sólo nos quedarían fantasmas para guardar el Muro. Por lo menos no estabas de putas en Villa Topo. El honor te hizo marcharte, y el honor te trajo de vuelta.
-Jon: Mis amigos me trajeron de vuelta.
-Mormont: No he dicho que fuera tu honor.
-Jon: Han matado a mi padre.
-Mormont: ¿Y tú ibas a devolverle la vida, verdad? ¿No? Bien. Ya he tenido bastante de todo esto. Nuestros exploradores de más allá del Muro hablan de pueblos enteros abandonados. Y que de noche ven fogatas ardiendo en las montañas del ocaso al alba. Un salvaje juraba que están uniendo sus tribus en una fortaleza secreta, los Dioses saben con qué intenciones. En las afueras de Guardaoriente los hombres de Cotter Pyke descubrieron cuatro cadáveres de ojos azules. A diferencia de nosotros, fueron lo bastante listos como para quemarlos. ¿Crees que la guerra de tu hermano es más importante que la nuestra?
-Jon: No.
-Mormont: Cuando los muertos y cosas peores vengan a por nosotros de noche, ¿crees que importará quién cojones se sienta en el Trono de Hierro?
-Jon: No.
-Mormont: Bien. Porque os quiero a ti y a tu lobo con nosotros cuando nos adentremos más allá del Muro mañana.
-Jon: ¿Más allá del Muro?
-Mormont: No me quedaré esperando dócilmente y que nos caigan las nevadas. Quiero averiguar qué está pasando. La Guardia de la Noche cargará con fuerza contra los salvajes, contra los Caminantes Blancos, y contra cualquier otra cosa que esté ahí fuera. Y encontraremos a Benjen Stark, vivo o muerto. Los dirigiré yo en persona. Así que sólo te lo voy a preguntar una vez, Lord Nieve… ¿Eres un hermano de la Guardia de la Noche o un simple bastardo que quiere jugar a la guerra?

Comentario:
Muy hábilmente los guionistas saben que no están ante una traslación literal de la novela, sino ante una serie, y orquestan este último episodio del año como lo que es, un final de temporada. Cada trama, es decir, cada personaje o grupo de ellos, tiene escenas destinadas a ser como una despedida, un posicionamiento hacia una dirección concreta. Algunas son simplemente recordatorios de quiénes son y qué hacen ahí, como la conversación entre Meñique y Varys, otras dan a conocer algo más a personajes secundarios (larga pero divertida es la parte del Maestre Pycelle) y otras resultan épicas y muy intrigantes sobre lo que deparará el futuro. Sobre esto último, consigue también el efecto de levantar la intriga e interés sobre la próxima temporada, gracias a las sorpresas (el nacimiento de los dragones) o las tramas abiertas hacia caminos muy atractivos (se van al norte del Muro… en la novela la sensación de temor pero a la vez atracción por lo desconocido es brutal, y en la serie está también bastante bien trabajado) o inesperados (qué pasará con la pobre Arya perdida por ahí o Sansa atrapada en la corte con víboras como Cersei y Joffrey).

Escenas de gran nivel tenemos unas cuantas. Muy bonita es la premonición de Bran y Rickon y trágica resulta la desesperación de Cat y Robb cuando se enteran de la muerte de Ned. Triste es también es la sensación de desamparo y peligro constante que vive Sansa en la corte; magnífico el momento en que piensa empujar a Joffrey y el Perro se lo huele. La proclamación de Robb como Rey del Norte en cambio me parece un poco menos intensa de lo esperado, pero funciona bastante bien. Y el añadido de Cat interrogando a Jaime, que no ocurría hasta bastante más adelante en las novelas, me ha parecido muy necesario para no olvidar el lugar en la trama de varios caracteres y los motivos del actual conflicto entre Casas, amén de que Jaime anda sobrado como sólo él sabe estarlo. Emocionante resulta el intento de deserción de Jon, y sus compañeros siguiéndole y recitándole sus juramentos. Y cómo no, sorprendente, intensa y épica es la pira y el nacimiento de los dragones, con una música que pone los pelos de punta y unos efectos digitales excelentes. Pero mi momento favorito del episodio es la cruel venganza de Mirri Maz Duur contra Dany, con magistrales diálogos dedicados a los actos y sus consecuencias, a la lucha de los débiles ante los abusos de los grandes (Ahora no quemará ciudades), una bofetada en la cara de la joven que sin duda sirve para su maduración (que de hecho es de lo que siempre versan los sus capítulos: de su crecimiento como mujer, líder y reina).

También hay algún momento que no me convence del todo, como la necesidad de meter al bardo del Valle en Desembarco del Rey, y más en una escena tan larga. Por descontado, esto implica que ya no aparecerá en tramas futuras, donde ahora hay que buscar otro personaje para ellas (menos mal que era un personaje muy secundario y no crítico). Igualmente me pregunto por qué y quién mantiene las velas de las criptas de Invernalia encendidas, menudo derroche.

En conjunto el capítulo resulta más redondo y equlibrado que el anterior, sin huecos ni altibajos, ni sensación de momentos desaprovechados, y como decía como cierre de temporada funciona de maravilla, dejándote con ganas de saber más.

4 Respuestas a “JUEGO DE TRONOS – 110 – FUEGO Y SANGRE.

  1. Este episodio es la repera. La conversación entre Tywin y Tyrion es impresionante. Y en efecto, es un rosario de tramas abiertas para la siguiente temporada. Te olvidas de una secuencia fundamental: el nombramiento de Robb como Rey en el Norte, un momento con sabor a Robert E. Howard.

  2. Lo de Robb lo he nombrado, destacando que, aunque funciona francamente bien, quizá tenía más importancia de la que consigue… Aunque es cierto que es un momento muy simbólico difícil de mostrar en imágenes.

  3. Yo con ver unos segundos a Jaqen H’ghar ya entré en trance. Dios, que ganas de ver Harrenhal.

  4. ¿Te parece algo especial Harrenhal? Yo mataría por ver a Tyrion desenvolviéndose en la corte, la batalla del Aguasnegras (por favor, que esté mejor guionizada, y a ver si hay suerte y se curran un par de escenas molonas para dar el pego), los primeros pasos por Más Allá del Muro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s