EL HORMIGUERO SE ACABA… NO, POR DESGRACIA NO.

El insufrible, hortera, caótico, horrible, etc. programa de prime time El hormiguero y su caricatura de presentador, Pablo Motos, han acabado en Cuatro. Tonterías las justas también se va. Por problemas económicos, o dicho de otra forma, porque les salía muy caro mantenerlos. El show de Flo y las tetas que le acompañan me parecía estúpido e irrelevante, pero no lo sufrí como a El hormiguero, con el que me toca convivir en muchas cenas por obligación familiar.

Sus paridas y desastres, sus guiones sin pies ni cabeza, sus presentadores tan infames como absurdos, sus mil y una formas de desaprovechar o incluso dejar en ridículo a ilustres invitados, sus secciones con pruebas y experimentos cuyo único atractivo era ver si herían a alguien… Este esperpento parecía que había llegado a su fin, pero resulta que no, Antena 3 lo ha pillado. Espero que el formato cambie y mejore, madure, halle un equilibrio mejor entre el entretenimiento humorístico, el espectáculo de variedades y el magacine de entrevistas, porque lo que hay ahora es la mismísima definición de risorio y estropicio. Incomprensible me resulta que haya tantos espectadores que se lo traguen. En internet desde luego es el hazmerreír.

El último programa que soporté me sacó de nuevo de mis casillas. Tienen nada más y nada menos que al Circo del Sol montando un numerito de colchonetas bastante curioso, insignificante dado lo que son capaces de hacer pero lo justo para publicitarse y entretener un rato. Pero en vez de dejar que unos señores con tal caché nos deleiten, las repelentes hormigas, que molestan más que hacen reír, se pasaron todo el rato murmurando gilipolleces, molestando. Con el ombliguismo pordiosero y cutre habitual que ostentan estos presentadores se dedicaron a petardear y sabotear, aunque fuera sin querer, por pura inutilidad, toda la escena con una especie de comentario paralelo improvisado, tan poco inspirado que apenas se alejaba de burdas coletillas y onomatopeyas sin pies ni cabeza. Señores, dejen fluir las actuaciones de una vez por todas.

Y lo peor, no otros hay programas dignos de alabar, de ninguna clase. De los más populares, Sé lo que hicisteis se despidió hace unos días después de agonizar durante varias temporadas, y eso que empezó bastante bien, mientras que El intermedio es de lo poco destacable (sobre todo por ser atrevido y crítico) pero el formato diario les obliga a rellenar con mucha paja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s