JUEGO DE TRONOS – 104 – LISIADOS, BASTARDOS Y COSAS ROTAS.


104 – Cripples Bastards and Broken Things
Escritor: Bryan Cogman.
Director: Brian Kirk.
Valoración:

Sinopsis:
Tyrion regresa del Muro a Desembarco del Rey mientras Catelyn vuelve de la capital a Invernalia. Por el camino se encuentran y ella lo apresa acusándolo de conspirar para matar a su hijo Bran.

Jon trata de que un nuevo recluta, un gordo cobarde llamado Sam, no sufra las vejaciones de los demás compañeros. Daenerys empieza a darse cuenta de que su hermano Viserys no es el adecuado para guiar la reconquista de los Siete Reinos.

Investigando qué buscaba Jon Arryn, Ned empieza a encontrar bastardos del rey Robert. Antes de poder interrogar al antes escudero de Arryn, éste fallece en su primera justa como caballero en el torneo.

Frases:
-Grenn: ¿Por qué no te levantaste y peleaste?
-Sam: Quería hacerlo. Simplemente no pude.
-Grenn: ¿Por qué no?
-Sam: Soy un cobarde.

-Sam: Entonces… ¿No sabías dónde meterla?

Comentario:
Este capítulo me ha parecido ligeramente menos logrado que los anteriores. No de forma notable, no como para dejar de afirmar que la adaptación es exquisita y la serie también, pero sí me deja la sensación de que le falta un peldaño para el notable. Hay varias conversaciones infladas que, resumidas un poco, habrían resultado más ágiles y por extensión hubiera dado tiempo a explorar mejor partes que quedan algo limitadas, como el torneo, pues la única escena que hay de él queda demasiado desarraigada del resto, o la trama de Dany, recortada a un par de breves momentos (muy intensos eso sí) cuando en los anteriores episodios tenía mucha más presencia. La discusión de Jory con Jaime, el monólogo de Thorne ante Sam y Jon sobre el invierno más allá del Muro, la breve confrontación de Cersei y Ned (¿esta a qué viene?, carece de sentido) o incluso la captura de Tyrion se me hacen largas para lo poco que dicen.

El único cambio notable en esta ocasión es el relato de las quemaduras de Sandor Clegane (el Perro), pues en la novela se lo cuenta él a la chica como para intentar acercarse a ella y aquí es Meñique quien lo hace, además diciendo que es un gran secreto mientras lo relata rodeado de gente. Sin embargo, salvo por el detalle que el lugar no es el adecuado para soltar tan a la ligera esa información, a mí me la trae floja que sea Petyr y no Sandor quien cuente la historia. Eso no implica que le hayan quitado buenas partes al Perro; eso ya se verá, y no depende de un solo diálogo. Vamos, que no es un cambio que destroce ningún personaje o trama, es un detalle menor, pero ya hay fanáticos que se están llevando las manos a la cabeza por semejante minucia; si vamos a llorar cada vez que encontremos escenas que se alejan mínimamente de nuestros sueños, mal vamos.

Pero añadidos muy eficaces también hay, como la idea de mantener personajes que no tendrían por qué salir en este episodio, usándolos además para ahondar en la historia del universo mostrado. La conversación de Sansa con su septa nos recuerda el destino de la familia de Ned, asesinada en la sala del trono por el rey Aerys, la presentación de Theon como pupilo-prisionero es estupenda, y el relato de los dragones de Vyseris, aunque demasiado largo, también sirve para no olvidar el caótico personaje y de paso para contarnos más sobre el final de los dragones.

Intuía que el capítulo iba a empezar con un sueño del cuervo de tres ojos, pero me ha parecido muy breve y sigo echando de menos cuando Bran pone nombre al huargo. De todas formas es una parte del personaje que no es necesario explorar todavía. Sin embargo, hablando de huargos, siguen sin ser presentados debidamente. Me cuesta creer que un no lector no se pregunte de dónde sale ese pedazo de lobo blanco cuando Jon amenaza a Rast. Y yo no he visto a Viento Gris todavía.

Lo que más me ha gustado ha sido la parte del Muro, deliciosa toda ella. Sam es lastimero y encantador como en las novelas, la relación con Jon se ha expuesto muy bien y el intérprete resulta otro gran acierto de casting. La maduración de Dany también se lleva de maravilla, destacando el momento en que deduce que su hermano está acabado y no es la persona que hará realidad sus sueños y esperanzas.

2 Respuestas a “JUEGO DE TRONOS – 104 – LISIADOS, BASTARDOS Y COSAS ROTAS.

  1. Casi de acuerdo con todo. Solo añadiría el dialogo de Arya y su padre, están estupendos los dos. Y lo del Perro me parece normal, hay que acortar y posiblemente es más sencillo así, pero si es cierto que le quita presencia a un personaje inquietante, al menos en el libro.

  2. Arya está fantástica siempre que sale :D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s