NI SÉ QUÉ TÍTULO PONER…

Empiezan Los Simpson. Termina su presentación, de escasos treinta segundos, y yo alegrándome porque no la hubieran cortado, como llevan haciendo años… pero no, es una trampa: termina y se van directamente a publicidad. Ni un solo segundo del episodio he llegado a ver. Y por supuesto, como me ocurre a menudo en el único momento del día en el que veo la televisión, me da tiempo a comer y todavía no ha terminado la publicidad.

No es solo la falta de respeto hacia el espectador, el sinsentido que supone y lo incomprensible que resulta que se atrevan a hacer algo tan cutre y ofensivo, sino que simplemente algo así debería ser ilegal: ¿no hay cláusulas en las normas de emisión televisiva que regulen la correcta ubicación de la publicidad?, ¿no las hay en los contratos de ventas de las producciones para evitar los abusos como estos o los recortes de episodios (no solo de los créditos, pues como he dicho en alguna ocasión a veces también recortan partes porque les da la gana)? Y sobre todo, ¿cómo puede haber gente que después de ver estas prácticas a diario sigua enganchada al televisor?

Antena 3 como siempre a la cabeza del mal hacer televisivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s