CANSINO LOBATO.

Cada vez que veo una carrera de Fórmula 1, el único deporte del que soy aficionado, tengo que lidiar con las mediocres retransmisiones que sufre en nuestro país (basta ya de cortar para ir a publicidad, por favor), pero también con la presencia de Paco Lobato como comentarista principal. Sus escasísimos conocimientos de la materia se pueden ocultar con la presencia de sus compañeros y de pilotos como De la Rosa y ahora Gené, que le corrigen constantemente y aportan una nota de cordura a retransmisiones torpes y caóticas, pero su partidismo, que roza el fanatismo, no se puede esconder y resulta muy molesto. Yo también quiero ver ganar a Alonso y que Alguersuari y De la Rosa obtengan buenos resultados, pero no a costa de desearle lo peor a los demás pilotos (cuántas veces ha rezado para que alguien se estrellara o ha aplaudido un error o accidente –mismamente hoy ha celebrado que Hamilton se saliera de pista cuando tenía a Alonso a punto de caramelo para adelantarlo-) ni a costa de soltar la fantasmadas que suelta este hombre. Hoy, con la apasionante carrera de Australia, ha alcanzado cotas que incluso para él son alucinantes. Por ejemplo ha estado un buen rato suplicando y quejándose de que Ferrari no diera orden a Massa de dejar pasar a Alonso, porque Alonso tiene que ganar sí o sí y la posición de su compañero le resulta irrelevante. Se cuida de justificarse diciendo que Alonso va mucho más rápido que Massa, pero en realidad en ningún momento Alonso tiene oportunidad de acercarse lo suficiente como para intentar un adelantamiento, y aún así en cada curva Lobato se exalta, se cree que Alonso va a pasarle (aunque esté a muchos metros de distancia) y llora porque Massa (que se ha ganado merecidamente su posición al no cagarla en la salida) no es justo (¿no tiene derecho a defender su posición?) y el equipo incompetente al no darle en bandeja a Alonso algo que tiene que ganarse. Y por supuesto Lobato se ciega ante otras posibilidades. Quizá Alonso ya no tiene los neumáticos como para arriesgarse, quizá Massa está rodando a la misma velocidad que él e intentar algo sería difícil y demasiado arriesgado. Y efectivamente, Alonso confirma este hecho en la primera entrevista que concede tras la bandera a cuadros, que concede precisamente al equipo de Lobato: que no tenía ni neumáticos ni ritmo como para enseñarle los dientes a Massa, y que aunque hubiera sido otro piloto distinto la situación se hubiera desarrollado igual. Un dato que Lobato no pareció escuchar, o que si lo hizo no le empujó a pedir disculpas por su delirante postura en las diez o quince últimas vueltas.

No debería permitirse un posicionamiento tan descarado y cutre en una retransmisión deportiva, pero, no entiendo cómo pues la gran mayoría de los aficionados no le soportamos (basta patearse Internet para ver las continuas quejas), parece que los medios han elegido y aceptado que Lobato sea la imagen oficial de la Fórmula 1 en nuestro país, así que tiene carta blanca para hacer lo que le venga en gana.

Por cierto, aprovecho para enlazar un buen artículo que critica el estúpido reportaje que hicieron en la base de Ferrari, donde se recurrió a chorradas pseudo-científicas propias de los médiums y otros flipados para hablar de los pilotos: grafología y morfopsicología en el garaje de Ferrari.

3 Respuestas a “CANSINO LOBATO.

  1. Yo miro la retransmision por la television catalana, donde dan la formula 1 des de antes de Alonso y alli si son autenticos expertos. Y por lo menos no gritan ni dicen giliplleces. Y en malasia ya decian que habia algo raro en el coche de Alonso, que no era normal que tardara tanto en cambiar neumaticos y que algo pasaba. Por cierto yo al Lobato tampoco lo aguanto, y eso que me gusta alonso.

  2. En TV3 llevan la tira de años emitiendo la F1 bien emitida, los que somos de otros lares hemos sufrido incluso años donde se consideraba que era un deporte nada importante y ni se emitía. Joder, incluso cuando TVE la retransmitía cortaba cada dos por tres para meter otras gilipolleces, incluso tontadas como la selección española… sub 16..

  3. Y aparte de eso tambien tienen a periodistas de verdad, como el Cuni o la Terribas, o programas de humor como el Polonia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s