PERDIDOS, EL INICIO DEL FIN.

Alerta de spoilers: hablo del final de la quinta temporada y del inicio de la sexta.–

Perdidos es una serie que siempre ha exigido mucha fe y paciencia de sus espectadores, pues su fórmula es tan adictiva como desquiciante y provoca tanto adoración como rechazo. Si bien el número de seguidores que se mantiene fiel es todavía alto, conforme se iba emitiendo ha ido perdiendo espectadores con un goteo constante. Y es que cada uno tiene su límite de fe y paciencia en alguna parte. Unos se quedaron en la escotilla, otros no aguantaron las jaulas, para unos saltó el tiburón con la palanca de Ben y para otros dejó de ser interesante con los viajes temporales. Yo alcancé mi punto de no retorno en el final de la temporada cinco, y el inicio de la sexta me ha confirmado definitivamente que Perdidos ya no es lo que era.

Para mí lo más importante de una obra, sea libro, película o serie, son los personajes. Sin personajes decentes la trama que haya sobre sus hombros indudablemente perderá mucho, y con personajes de calidad casi cualquier cosa que cuentes ganará credibilidad y solidez. Imagina que Perdidos hubiera tenido desde un principio personajes mediocres y sosos: seguramente hubiera resultado un producto tan ridículo como Xena. Pero sus caracteres eran exquisitos, y funcionaban muy bien puestos en tramas de misterio con toques de ciencia-ficción sorprendentes, espectaculares y muy originales.

Así mismo, dichas tramas eran en el inicio de la serie fascinantes. Sí, tramposas y con rumbos poco claros, pero ofrecían una historia sumamente entretenida donde las piezas iban encajando bastante bien. Es cierto que había alguna fantasmada que se les fue de las manos, como el insoportable Walt o la bobada de los números, pero en general, dentro de su propio género y estilo, había bastante coherencia y la narración fluía de maravilla. Sin embargo en la temporada cinco ya se forzó demasiado la cosa, y aunque en general se mantuvo hábilmente en el borde del abismo entre lo coherente y lo absurdo en el cierre de temporada dio un traspiés que, obviamente desde mi punto de vista, ha hecho que finalmente cayera estrepitosamente. Se abandonó el toque de ciencia-ficción terrenal por la magia y los seres divinos propios la fantasía, con esos dos entes enfrentados que no hay forma de que resulten interesantes. Antes, hasta cosas aparentemente absurdas como lo del oso polar llegaban a explicarse, ahora todo misterio se resuelve con “lo hizo un mago” que sabe a engaño en vez de enlazando las tramas con la maestría que caracterizaba a los guionistas. La sensación de asombro desaparece cuando en vez de una explicación que encaje dentro del universo presentado se recurre al giro tramposo, fácil y mágico. No puede obtenerse la misma admiración cuando de drama de ciencia-ficción serio se pasa a la fantasía tipo Fringe donde cualquier idea, por rebuscada que sea, se puede meter sin pensar mucho en las repercusiones. En otras palabras, que parece una serie totalmente distinta a la que era en anteriores años.

Y en este galimatías tenemos a los personajes. Quizá, si se hubieran mantenido en el nivel de sus temporadas anteriores (la quinta se mantiene principalmente por ellos), el tramo actual fuera un poco más jugoso, pero parecen haber dejado el desarrollo de los caracteres en un plano muy inferior para centrarse en la historia de la isla. Ahora me da la sensación de que sólo hay unos personajes de segunda deambulando sin rumbo en una trama sin rumbo y no unos sólidos y atractivos enfrentándose a circunstancias extraordinarias. Son unos cascarones puestos al servicio de esta narración delirante donde cualquier cosa puede pasarles, donde pueden morir, resucitar y volar en el tiempo al antojo de los guionistas. No hay ninguno que me despierte el interés y la admiración que me despertaban antes. Me cuesta identificar a muchos, veo a otros demasiado desgastados y sus vivencias aportan más bien poco por lo que indicaba de que ya no son el punto fuerte de la narración, sino unos simples peleles.

Tampoco ayuda que nos metan el pegote este del universo paralelo sin dar ni una sola pista de a dónde puede llevar. ¿De verdad creen los guionistas que puede resultar interesante que durante un número indeterminado de episodios se mantenga un rebuscadísimo “y si…”? Y aunque tengan algo pensado para ello, actualmente lo único que consiguen es descentrar la narración aportando datos que parecen irrelevantes y que se comen la mitad de los episodios.

Como ocurrió en la otra gran creación de J. J. Abrams, Alias, una vez se ha perdido el fuelle inicial y la destreza de los guionistas no es la que era se hacen demasiado obvios los trucos y los giros argumentales resultan más forzados y ridículos que realmente impactantes. Como decía, ya da igual quién muera, porque resucitará. Ya da igual qué golpe de efecto metan al final de un episodio, porque sé que la trama puede desbarrar sin mucha lógica en cualquier sentido. Y en general el esquema se hace repetitivo y se muestra demasiado desgastado: ¿otra vez Kate tras Sawyer, otro grupo de supervivientes o de Otros, qué tontada mística toca ahora, dioses tirando dados?

Así pues, Perdidos ya no me atrae, no me engancha, no me asombra ni fascina, no me parece la serie de altísima calidad que era antes. Sin embargo, como queda muy poco voy a terminar de verla, por curiosidad, no porque tenga esperanza en que remonte, por ver el final de una historia que he seguido durante tantos años, y también por no quedarme sin tema de conversación en los foros, que uno es exigente pero también friki. Si este punto de inflexión me hubiera cogido unos años atrás no creo que hubiera hecho tal esfuerzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s