DOLLHOUSE A TOMAR POR CULO.

En la cancelación de Dollhouse sólo sorprende que la FOX haya tardado tanto en hacerlo de una vez por todas. Todos los seguidores de Whedon y la serie dábamos por sentado su prematuro final ya en los dos o tres primeros capítulos, y nos parecía imposible que la FOX le siguiera dando una oportunidad tras otra viendo los flojos resultados artísticos y las agonizantes audiencias. Mi apuesta personal es que tras el fiasco de Firefly, donde la cadena destruyó la que se puede considerar una de las mejores cinco series de la historia, le debían una a Whedon y sus seguidores, y fueron más generosos que de costumbre (no lo fueron con la muy prometedora Virtuality, por ejemplo). Así pues, no habrá Dollhouse más allá de la segunda temporada, que está a punto de terminar de rodarse (por los pelos podrían tratar de meter un final más o menos cerrado).

El actual año deja las mismas malas sensaciones que el primero. El enorme potencial sigue ahí latente, pero no termina de florecer. Tediosos y mediocres capítulos con tramas insulsas y un excesivo peso puesto erróneamente sobre una actriz limitadísima (Eliza Dushku) nos hacían preguntarnos cómo un gran creador de tramas y personajes como Joss Whedon (y su otrora siempre cohesionado y eficaz grupo de guionistas y productores) pudo estar tan desacertado. Han sido pocos los momentos donde las grandes ideas que yacían en el argumento, los complejos y trascendentes dilemas morales y los atractivos personajes ofrecían algunas jugosas historias de las muchísimas que prometía una trama tan abierta e interesante. En concreto nos hemos ido a un larguísimo parón (en diciembre vuelve, al menos en un principio) con uno de los mejores capítulos de la serie (204, Belonging), donde se ve todo lo que podría y debería haber sido: tramas oscuras, individuos con morales resquebrajadas, sociedad podrida y con un negro futuro y personajes principales profundamente torturados de los que además cabe decir que todos resultan mucho más interesantes que Echo (en especial Victor, Sierra y Adelle). Si todos los episodios hubieran mantenido un nivel semejante estaríamos hablando de una gran serie, pero muy a mi pesar Dollhouse es una gran decepción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s