GRANDES SERIES CANCELADAS INJUSTA Y PREMATURAMENTE.

Todo seriéfilo ha vivido en sus carnes la cancelación prematura y sorprendente de alguna serie a la que estuviera enganchado. En la mayoría de los casos nos resulta una decisión molesta pero nos resignamos y pasamos a otra cosa, pero en ocasiones nos toca muy hondo porque estábamos convencidos de estar asistiendo al nacimiento de una serie que recordar en la historia, de una evidente obra maestra o una con el potencial para serlo. En estas ocasiones a veces el error que supone haber parado la producción se hace evidente no mucho tiempo después, pues el boca a boca suele poner las cosas en su sitio. Huelga decir que hoy día, gracias a Internet, esto se produce casi en directo: ahí estaba Veronica Mars siendo aclamada en masa por los fans en Internet, mientras que en TV no la veía nadie y la cadena tenía que hacer malabarismos para justificar su presencia en antena; o el archiconocido caso de Firefly, que se ha convertido en una de las series más aclamadas por el público a pesar de estar muy incompleta, a pesar de que la FOX la menospreció y pateó sin criterio alguno.

Las razones de estas abruptas cancelaciones son obviamente las de siempre: no hay audiencia, no dan dinero. Sin embargo a nadie se le escapa que en más ocasiones de las que debería la culpa de la ejecución prematura es una mala gestión de la cadena, ya sea en forma de desprecio hacia el creador y el producto (Firefly, Crusade…) o en forma de absoluto desinterés por darle una oportunidad que a todas luces merece. En fin, cada caso es un mundo y lo normal es que ninguna explicación resulte satisfactoria para justificar semejante maltrato a una obra de arte. Enumero a continuación los casos que resultan más destacados, las grandes series que fueron canceladas, en muchos casos sin juicio previo, antes de tiempo.

Firefly. Caso claro de negligencia por parte de la cadena, en este caso la odiada FOX. No supieron qué tenían entre manos, forzaron a Joss Whedon, su creador, a realizar los cambios que les parecían adecuados, y en la emisión, quién sabe si a propósito o simplemente porque son imbéciles, alteraron el orden de los episodios haciendo incomprensible la historia y dificultando la conexión con los personajes. La audiencia no fue muy llamativa, pero claro, no es que se lo pusieran fácil. No tardaron en cancelarla: catorce episodios de los que ni siquiera emitieron todos.

Pero rápidamente se hizo justicia: Internet ayudó a que el público la reconociera como una de las mejores series de la historia. Su éxito de ventas en DVD fue tan abrumador como inesperado, y empujó a la realización de una película para cine. Ésta fue poca cosa y no tuvo mucho éxito (aunque en DVD seguro que ha salido muy rentable), pero al menos sirvió para cerrar las tramas. Lean la guía de episodios para saber más de ella. Valoración:

Carnivàle. Demasiado cara y difícil de rodar y una audiencia muy limitada incluso para la HBO, cadena que no cancela series así como así. Duró dos temporadas de las seis previstas, aunque nos dejó con el consuelo de que en cierta forma ofrece una historia bastante cerrada. Magistral en todos los sentidos posibles, una auténtica obra maestra. Aquí tenéis una completa opinión sobre ella. Quién sabe por qué no caló, quizá demasiado críptica y con toques ciertamente fantasiosos para una audiencia más inclinada al drama social. Valoración:

Arrested Development. Esta entra en la categoría de producción adelantada a su tiempo. Demasiado inteligente, compleja, enrevesada, original y alocada como para resultar digerible por un público que, en el género de las tele comedias (comedias de veinte minutos de duración), estaba acostumbrado a un estándar muy simple. La cosa va cambiando actualmente con la aparición de otras series de cierta originalidad y de esquemas diferentes, pero Arrested Development fue demasiado para su tiempo. Agonizó durante tres temporadas hasta que la cadena no pudo darle más oportunidades. Valoración:

Studio 60. El retorno esperadísimo de uno de los más grandes autores de la televisión, Aaron Sorkin, tras haber estado apartado de la misma desde que le pillaron con drogas y fue despedido de su puesto al frente de su inconmensurable El Ala Oeste de la Casa Blanca. Las críticas alabándola no tardaron en llegar… pero tampoco tardaron en volverse en contra. Lo explico todo con más detalle en el artículo dedicado a la serie (y vean también la guía de episodios). Sea como sea, y a pesar de que su tramo final pierde fuelle (por culpa de la cancelación, claro), es una producción de altísima calidad que deja instantes de un nivel que sólo se ven en obras como El Ala Oeste o Urgencias. Valoración:

Veronica Mars. No importaba que fuera la joya de la cadena (aunque fuera porque era tan pequeña que no tenían mucho más) y que en Internet se hablara de ella a todas horas con muchísimo entusiasmo: no la veía nadie. Una vez más el público, en su infinita ignorancia, nos impidió disfrutar de una pequeña delicia.

Sus exquisitos y adorables personajes, encabezados por Veronica, uno de los caracteres más maravillosos que ha dado la pequeña pantalla, sus complejas pero entretenidísimas tramas, su nivel de frikismo, su humor… quién sabe por qué no fueron suficientes para captar la atención del televidente, y más teniendo en cuenta lo que indicaba al principio: que todo el mundo hablaba de ella con entusiasmo en la red. Pero claro, el que medio planeta la vea por ese medio no significa nada si la población del país de origen no la sintoniza por televisión. Valoración:

Over There. Fue la primera producción bélica crítica con la guerra de Irak, y probablemente vio la luz demasiado pronto y fue demasiado realista, así que el público norteamericano la recibió con frialdad. Sin embargo, a pesar de ser algo dura, creo que era un drama bastante asequible y entretenido, con personajes sencillos e identificables… Tenía una buena puesta en escena y unas historias cada vez más interesantes, con cada episodio centrado en un problema común de la guerra (tanto en Irak como en EE.UU., pues también se centraba en las familias de los soldados). Trece episodios quizá sean pocos para decir que podría haber sido una gran serie, pero desde luego prometía. Valoración:

Deadwood. Serie multipremiada y aclamada de la HBO (más o menos como todas sus geniales producciones). Excelente, sobre todo en su aspecto visual (inmensos decorados, bellísima fotografía…) e interpretativo (destacando el sobrecogedor papel de Ian McShane). Por causas no muy claras su creador, David Milch, y la cadena acabaron peleados y el final de la serie se quedó en el aire. Durante un tiempo se sopesó la posibilidad de cerrar las tramas en algunas películas para TV, pero parece que Milch no se esforzó demasiado por su proyecto y la cosa se quedó en nada. Entra en la categoría de cancelaciones misteriosas. Valoración:

Crusade. Meto esta como anexo. No lo haría si no fuera porque es hija de Straczynski y spin off de Babylon 5 y presumiblemente iba a seguir el mismo camino que su serie madre: cinco temporadas narradas con parsimonia, con un inicio flojo pero en conjunto probablemente magnífica. De hecho lo poco que se vio fue algo decepcionante, de un nivel muy bajo, semejante al inicio de Babylon 5… pero claro, el inicio de su serie madre fue más de cinco años atrás: ¿tras todo lo logrado en Babylon 5 no fueron capaces de empezar Crusade de forma más llamativa y ambiciosa? Sin embargo, conociendo mínimamente por dónde iba a tirar y sabiendo que iba a estar en la línea de Babylon 5 no me cabe duda de que hubiera sido algo grande. La cancelación se debió a un choque de intereses entre la cadena y el creador. Vamos, que se hicieron la vida imposible el uno al otro hasta que mandaron todo al traste. Valoración:

Hay casos de otra índole, como Angel, que se canceló antes de lo que se esperaba, pero no se puede decir que quedaran a medias, y mucho menos que fueran fusiladas apenas mostradas sus cartas. Y por supuesto, también hay series que han sido alargadas mucho más allá de su vida útil (artísticamente hablando, porque audiencia y dinero daban): Expediente-X, las franquicias Star Trek y Stargate, Alias, Twin Peaks… sólo por mencionar algunas, porque hoy día tenemos unas cuantas en antena, como Anatomía de Grey o 24.

6 Respuestas a “GRANDES SERIES CANCELADAS INJUSTA Y PREMATURAMENTE.

  1. Ahora estoy bajándome Studio 60: desde que he empecé el Ala Oeste antes de Navidad (y ya casi voy por la tercera) que tengo curiosidad por los produtos confeccionados por Sorkin. La lástima es que no encuentro Sports Night.

    ¿Y Veronica Mars no te pareció que con el tiempo se volvía demasiado repelente? ¿Casi de marginada a marginadora?

    Y Anatomía de Grey, que con el final de su tercera temporada y con la cuarta temporada parecía estar acabada, ahora ha remontado en la quinta. Tiene un fantasma por el hospital, pero el resto de tramas están a la altura de sus principios (aunque dudo que nunca te llegara a gustar).

  2. Anatomía de Grey me gustaba. Empezó siendo poquita cosa pero la segunda temporada fue magnífica. Era un drama un tanto culebronesco pero con buenos personajes y tramas dinámicas y atractivas… Pero se desgastó muy pronto. En la tercera temporada las relaciones entre personajes se convirtieron en tonterías aleatorias que no había por dónde coger, los propios caracteres fueron trivializados y exprimidos hasta que no quedó nada de ellos, y las tramas no aportaban nada. El final me pareció tan horrible que dejé de verla (o eso creo, lo mismo llegué a la cuarta temp, no recuerdo).
    No he vuelto a ella, tengo otras muchas cosas que ver y lo que leo sobre la misma no me da buena espina.

    El personaje de Veronica Mars no creo que se volviera marginadora, pero sí creo que aunque iba de (y era) víctima y marginada era un tanto arisca y tan especial (y entrometida por eso del trabajo de detective) que no tenía forma de encajar aunque quisiera.

  3. El otro día, de casualidad, me encontré con la primera temporada de Arrested Development por 19,95. No la había visto en mi vida y debo decir que… ¡me encanta!

    Desde que descubrí Rockefeller Plaza que no me hallaba ante una comedia que me divirtiera tanto (aunque 30 rock está fallando mucho en la tercera temporada). Suerte que ahora tengo Arrested Development para rato.

  4. Espero que la disfrutes :)

  5. Deberias ver Freaks and Geeks, una serie de institutos con guiones de Judd Apatow, y con Seth Rogen, James Franco, Linda Cardellini y Jason Segel entre otros cuando no eran conocidos…
    Era buenisima, y cancelada con solo 18 episodios
    Solo teneis donde estan ahora, todos triunfando

  6. Ni me suena, pero la tendré en cuenta como posible visionado :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s