TEMPORADAS QUE ESTOY TERMINANDO ACTUALMENTE.

Estas semanas estoy finalizando el visionado de las temporadas actuales o pasadas de algunas series bastante conocidas: Lost, House, Battlestar Galactica, El Ala Oeste, The Wire, CSI, Veronica Mars, Cómo conocí a vuestra madre y Torchwood. Hago un pequeño repaso de lo que han dado de sí las mismas desde mi punto de vista.

No hay lo que se dice spoilers gordos, pero si no las han visto supongo que no deberían leer. Por cierto, con esto de ver las series en VOS ya no sé si poner directamente los títulos en inglés o no. Seguro que esto os pasa a muchos seriéfilos.

Perdidos (Lost), temporada 4. La huelga ha vuelto a dejar en evidencia algo que era obvio desde la primera temporada: que hay series que deberían tener temporadas de trece episodios, no de veintidós o veinticuatro. Lost es una de ellas, pues dada su trama cerrada y sus hilos argumentales llenos de sorpresas extenderla más allá de lo necesario es complicado y resulta contraproducente. Esta temporada ha solventado con creces los problemas de las dos anteriores, sobre todo comparada con la tercera, que bajaba mucho el nivel y se hacía bastante aburrida en algunos tramos. Ha ido directamente al grano, el ritmo ha sido bestial, los capítulos han sido muy intensos y han estado llenos de contenido relevante e impactante… En pocas palabras: Lost es en plena forma. Los flashfoward, los seis de Ocean, la isla, Jack y Locke, Ben y Widmore… Sólo una pega, y es que al capítulo final le ha faltado garra, pues ha sido más de situar y preparar tramas que de dejarte con la boca abierta. Ah, y quien a estas alturas todavía se piense que los guionistas se inventan las cosas sobre la marcha es que no se ha enterado de nada de lo que están viendo.

House, temporada 4. Dejé de ver Anatomía de Grey porque cada día iba a peor, y con House estuve también a punto. Su tercera temporada resultó tan esquemática y repetitiva como las anteriores y los guionistas no eran capaces de sacar chicha por culpa de ese formato tan cerrado. Pero por fin se han puesto las pilas y han arriesgado. Esta temporada ha sido más original gracias a la inclusión de nuevos personajes (los candidatos), se ha reforzado la mejor relación de la serie, la de House y Wilson, y no se han incluido tramas absurdas y rebuscadas como la del policía de la sesión anterior. El tramo final ha estado especialmente inspirado, con capítulos muy divertidos como el del secuestro del actor del culebrón favorito de House o el doble capítulo final, con toda probabilidad el mejor de lo que llevamos de serie. Dicho episodio atrapa de principio a fin, es más creíble que de costumbre (menos fantasmadas médicas y personajes mejor trabajados) y tiene un final muy emotivo. He recuperado la fe en una serie que debe seguir evolucionando si no quiere morir de éxito.

Battlestar Galactica, temporada cuatro. Me faltan un par de capítulos para terminar esta corta temporada, pero debo incluirla porque es la decepción más grande del año. Ya sabía que los guionistas no tenían ni idea de hacia dónde navegan y que son incapaces de escribir personajes sólidos, pero salvo algunos baches hasta ahora el entretenimiento estaba asegurado en una de las mejores producciones de acción jamás realizadas. Sin embargo esta temporada, aunque los dos últimos episodios sean magistrales, habrá sido un despropósito considerable, mayor si cabe que el de la segunda temporada de Heroes. Salvando la espectacular batalla del episodio inicial, el resto ha sido un galimatías insufrible de personajes que hablan sin decir nada, de historias vacías con tramas de política y religión insulsas. Los efectos especiales han alcanzado un nivel increíble, pero lamentablemente la acción ha brillado por su ausencia. Terminaré la serie porque ya le queda poco, pero no entiendo cómo puede estar tan sobrevalorada y cómo se está echando a perder la oportunidad de hacer una serie de CF de primer nivel.

El Ala Oeste, temporada seis. Vale, voy bastante retrasado con ésta, pero es que es de las pocas que prefiero ver en castellano, porque estoy acostumbrado a las voces y porque es demasiado densa para seguir incluso con subtítulos. La serie sigue más o menos como antes: la ausencia de Sorkin se nota muchísimo, ya no es una obra maestra, sino una buena serie sin más. La inclusión de la campaña electoral le da nueva vida, pero los guionistas actuales no saben mantener el nivel anterior y en algunos momentos se hace algo pesada e incluso parece como dispersa, poco definida. Resaltar también que en algunos episodios cambian, a mi parecer no muy acertadamente (salvo en el excelente King Corn, el mejor de la temporada), el estilo sobrio y clásico de rodar por la cámara en mano, los montajes rápidos y la fotografía excesivamente luminosa. No me gustan esos alardes de modernidad en una serie donde uno de los elementos más destacables siempre ha sido la excelente escenificación. De todas formas, repito que sigue siendo una producción de alta calidad.

The Wire (Bajo escucha), temporada cinco y última. Magistral, como el resto de la serie. Exquisito e hiperrealista retrato del mundo de las drogas y todo lo que le rodea, desde policías y políticos hasta vagabundos. En esta sesión la historia se centra en un periódico local y por fin McNulty retoma su papel de personaje casi-principal (hay tantísimos que es imposible hablar de unos más importantes que otros). La calidad es como ha sido siempre: increíble. Los guiones son perfectos, las tramas sublimes, los personajes magníficos. Todo es tan real que parece un documental sobre la vida de esas personas. Quizá por eso no sea apta para todos los públicos, pero es indudable que es una joya, otra de las muchas que tiene la HBO. Momentos inolvidables: McNulty creando un caso monumental de la nada, creando un falso asesino en serie que se convertirá en el caso más importante del año, y el periodista de pacotilla que se inventa historias y se ve envuelto en esa misma trama. Genial cuando McNulty le escupe en la cara que todo era mentira y el tío se queda a cuadros.

CSI, temporada siete. Los autores de CSI las Vegas, al contrario de lo que ocurre con sus series hermanas, saben mantener muy bien el tipo a pesar de las limitaciones de un formato tan cerrado. La producción sigue en plena forma, con historias originales y sumamente entretenidas, mientras que la incorporación del asesino en serie de las miniaturas ha dado nueva savia y ha aumentado el interés al crear una trama global bastante atractiva. A destacar también el tono jocoso de la temporada, especialmente en algunos capítulos sorprendentes como ése que es relatado a través de los personajes secundarios, los técnicos del laboratorio. Además, la momentánea ausencia de Grissom (William Petersen) se suplió muy bien con el personaje de Keppler (Liev Schreiber). Sin embargo, creo que ya son muchos años de serie y la amenaza de que algunos actores no estarán en próximas temporadas debería ser la excusa perfecta para ponerle punto y final antes de que la cosa se degrade. Pero claro, mientras tenga audiencia seguirán haciéndola.

Veronica Mars, temporada 3 y última. No pudo ser. La calidad y la audiencia no siempre van de la mano, y Veronica Mars, a pesar de ser una de las series más comentadas por internet y aclamadas por los críticos, tenía una audiencia totalmente nula. La tercera temporada sufrió algunos cambios encaminados a simplificar las tramas (que en la segunda temporada fueron exageradas y casi imposibles de entender) para ver si así mejoraba en los registros, pero no lo consiguió y pasó a encabezar la lista de series magistrales e incomprendidas. Sin embargo la temporada adolece muchísimo esa simplificación, quedando como un postre ligero de dos grandes años. Además, los guionistas no saben qué hacer con los personajes secundarios y, aunque Verónica, Logan y papá Verónica siguen siendo caracteres inolvidables que aguantan en sus hombros la serie, hay un vacío bastante notable que no son capaces de llenar con Mac, Weevil y otros nuevos. Además las tramas no fueron muy impactantes, con lo que a parte de ser un buen entretenimiento con un personaje principal encantador el año no dio mucho de sí. Una pena. Ahora a ver la serie una y otra vez hasta que nos la sepamos de memoria, porque el público, en su infinita ignorancia, nos privó de una de las series más originales y divertidas de los últimos años.

Cómo conocí a vuestra madre (How I Met Your Mother), temporada tres. Divertidísima, adorable, genial… y Barney Stinson es Dios. Esta serie está adquiriendo un ritmo y un nivel tal que si sigue dos o tres años a este paso se va a convertir en un hito de la televisión. Ya se ha ganado con creces la etiqueta de sucesora de Friends, y ahora va camino de ser una de las comedias más divertidas de la historia. La temporada tiene el sello característico de la serie, es decir, esa historia no lineal narrada desde el futuro con idas y venidas constantes en el tiempo. Los guionistas construyen a través de esta narrativa enrevesada unas historias tronchantes, emotivas y nada complicadas de seguir. Los personajes están inmersos en su salsa y destacan especialmente Ted, alma de la serie, y Barney, el carácter que lleva la mayor parte de los chistes. Este personaje es ya mítico. El tramo final de la temporada es muy bueno, con la nueva novia de Ted, la divertida aparición de Britney Spears, la crisis en la amistad entre Ted y Barney, los delirios de la pareja Marshall-Lily… No se la pierdan, es el mejor entretenimiento sin pretensiones del momento.

Torchwood, temporada uno. Fue hace unos meses ya cuando intenté ver esta serie, pero como no comenté nada aprovecho y lo hago ahora. La Doctor Who actual me enamoró con su estilo tan peculiar y se ha convertido en la única serie de CF espacial que considero realmente salvable en los últimos años, pero su spin off Torchwood es sencilla y llanamente un despropósito. Los guiones flojos o malos, los personajes mal trabajados, las aventuras sumamente aburridas… Duré tan sólo unos pocos episodios que me costaban horrores acabar. Y lo peor, que el Capitán Jack Harkness no es el mismo personaje que en la serie madre, sino una sombra poco definida del mismo.

Y ahora, a ver si soy capaz de ver la sexta de The Shield y empiezo otras nuevas como The Tudors.

Anuncios

4 Respuestas a “TEMPORADAS QUE ESTOY TERMINANDO ACTUALMENTE.

  1. De las que hablas solo sigo Como conoci a vuestra madre, con uan terera temporada genial, redonda; y Lost, que madre mia! vaya final, y menuda temporada, sin duda la mejor de la serie.
    Yo también empezaré proximamente Los Tudor, a ver que tal, y tengo en mente Carnivale de la que ya tengo un par de capitulos.
    Saludos

  2. pues no sé yo qué me ha parecido la cuarta temporada de lost, por un lado estupendo ver cómo se van cerrando las cosas, pero para mí no fue tan emocionante como la primera o la segunda. en cuanto al último capítulo… le doy un buen repaso en mi blog (no te preocupes, que ya la defienden los anónimos).
    veronica mars 3.. veamos: si colocamos la primera temporada como el 100%, pues la tercera estuvo al 60% o así, pero es que para mí la segunda no llegaba muy sobrada a esta cifra: toda ella fue muy irregular y el final no me convenció tampoco mucho. el final que sí que me gustó fue el de la tercera, uno de los capítulos más vertiginosos (en el buen sentido) que he visto en la tele, recuerda parar para mirar por qué minuto iba, pensando que iría por la mitad o así, y resulta que me quedaban 5 minutos de vero, los Últimos, pero me lo estaba pasando tan bien que los minutos volaban.

    y no me pongas mal a torchwood que aunque no he visto ni un solo capi, tengo una absoluta confianza depositada en ella, más que nada porque hay quien ha dicho que es lo más parecido a una serie de joss whedon sin que sea una serie de joss whedon.

    un saludo :)

  3. Lo de Cómo conocí a vuestra madre será siempre para mí un misterio. Está bien, sí, pero tanto como para que la gente clame que es de lo mejor que existe… Para reirte un rato (y de forma más inteligente) ya está Rockefeller Plaza (30 Rock).

    Y coincido contigo en lo de Veronica Mars. PErdió fuelle. Y si te quieres torturar por lo que no acabó siendo, mírate el piloto de 12 o 14 minutos que se hizo de un hipotético primer episodio de la cuarta temporada. Veronica Mars en el FBI.

  4. Vi lo de Vero y el FBI y me resultó una idea bastante atractiva. Lástima que no se hiciese realidad.

    30 Rock me parece una serie malísima, y eso de inteligencia… es precisamente lo que menos tiene. Vaya basura de guiones :O

    Cómo conocí… no es una obra maestra como puede serlo Arrested Development, simplemente han sabido hacer algo fresco, divertido y que va ganando cada vez más con el paso del tiempo.

    Ya que hablo de telecomedias, mi favorita es Entourage, El séquito. Tampoco es una obra maestra, pero es entretenida y divertidísima.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s