EMMYS 2007. Supongo que tendré que hablar de ellos.

Soy una persona que echa pestes de todos los premios habidos y por haber. Sean los Oscar, Globos de Oro o Emmys, todos se caracterizan por una incompetencia constante y muchas veces por una descarada inclinación comercial (e incluso política), por no hablar de algunos favoritismos hacia artistas que caen bien a las respectivas academias y/o votantes. Cuando se olvidan de una obra genial o de un artista (sea actor, compositor, guionista…) cuya presencia hace que el producto sea un visionado obligatorio, se me revuelven las tripas; y cuando encumbran a una obra menor ni siquiera meritoria de la nominación, me lleno de impotencia y frustración. Así pues, lo normal es que no les dé la más mínima importancia a los galardones de cine y series de televisión. En cuanto a los premios de la música, ahí sí que hago oídos sordos, porque son patéticas galas de popularidad. Y anda que los de televisión, esos que se dan las cadenas entre ellas y luego anuncian con entusiasmo en sus cada vez más lamentables telediarios… En fin, volvamos a los Emmy. Algunos años he echado, más por casualidad que por otra cosa, un vistazo a los resultados y, aunque generalmente no llego a conocer todo lo que hay nominado, siempre hay pifiadas que saltan a la vista. Este año, por supuesto, la cosa se repite. Y como no soy el único con algo de vista y sentido común, voy a decir cosas probablemente ya comentadas en otros lugares (sobre todo en blogs). Eso sí, más de la mitad de las nominaciones me son desconocidas, el artículo lo hago más que nada por comentar algunas cosillas que me apetecía decir, pero no esperéis objetividad.

En la categoría de mejor drama ha salido ganando la esperada, Los Soprano, obteniendo así una despedida colmada de buenas críticas. No he llegado a ver Boston Legal (que no tiene buena pinta), pero incluir Heroes, House y Anatomía de Grey… ¿de verdad no había nada mejor en la temporada pasada? Indudablemente para Los Soprano, pero se han quedado fuera joyas como The Wire (Bajo escucha) y seguramente había alguna que otra de mayor calidad que las elegidas. Este año falta Lost (Perdidos), pero es que la tercera temporada es muy poca cosa, a parte de decepcionante, y algunos echan de menos a Battlestar Galactica, a la que no veo merecedora de tanta repercusión entre la crítica a pesar de sus muchas virtudes pero la verdad es que comparada con lo que hay seleccionado le daba el segundo puesto sin pestañear. La moda ha lanzado inmerecidamente a Heroes, que no estuvo mal pero no fue brillante, pero al menos no ha llegado a ocurrir algo que veía venir: la inclusión series con muchísimos seguidores pero poquísima calidad, como Prison Break o Dexter.

En mejor comedia me temo que sólo he visto Entourage, y aunque me parece muy buena, no puedo ponerla por encima de dos series tan aclamadas como 30 Rock (la ganadora) y The Office sin arriesgarme a cagarla estrepitosamente. Sobre Betty la fea… pues me parece patético que un engendro así tenga tanta repercusión y versiones.

Me sorprende la elección de mejor actor dramático, James Spader, pues en un primer vistazo es el que menos posibilidades tenía de los nominados. No puedo opinar con total conocimiento, pero los contrincantes son pesos pesados de la interpretación, sobre todo James Gandolfini, cuyo Tony Soprano ha sido uno de los mejores papeles que se ha visto en la historia de la televisión. En cuanto a secundarios, el glorioso, pletórico y sublime Jeremy Piven debería llevarse un premio por cada línea de diálogo. Admito no conocer el resto de finalistas, excepto Kevin Dillon, pero que me asen vivo si en una década sale un actor mejor que Jeremy Piven.

En mejor actriz estoy muy perdido. Dicen que el premio para Sally Field por el drama Cinco hermanos (Brothers and Sisters) es merecido. Sea como sea, tengo que decir que aunque no haya ganado, Edie Falco está a la altura de su compatriota James Gandolfini: un papel con el que pasar a la historia. Y en comedia muy bien lo tiene que hacer America Ferrara en esa cosa que no quiero nombrar para arrebatarle el premio a una de las mejores actrices de la televisión actual, Mary-Louise Parker.

En los premios a intérpretes secundarios la cosa se descontrola. Risa me da ver a Masi Oka (Hiro en Heroes), actor que ha llegado aquí por la por la popularidad de su personaje pero que a la hora de la verdad es de los menos acertados de un reparto que, aunque no llega a ser malo, sí es irregular. Terry O’Quinn, el ganador por su papel de Locke en Perdidos, es un actor extraordinario pero se lo merecía más otros años, este le tocaba sin duda a su compañero Michael Emerson por su encomiable y terrorífica caracterización de un villano que va camino de ser mítico en una serie que ya lo es. En las chicas es peor que lo de Masi Oka, no solo por la nominación, sino ya por la desvergüenza de darle el premio a Katherine Heigl, de lejos la actriz más floja de las elegidas y sin duda la menos acertada en las múltiples nominaciones que tenía Anatomía de Grey.

Y sobre la gala, tampoco nada nuevo ni interesante que decir, excepto que los estadounidenses, como en casi todo, rozan lo patético: el saber que pueden censurar lo que les da la gana (y vaya si lo hacen, ¿verdad Sally Field?) es escalofriante.

La lista de premios más importantes:

Mejor drama:
The Sopranos
Boston Legal
Grey’s Anatomy
Heroes
House

Mejor comedia:
30 Rock
Entourage
The Office
Two and a Half Men
Ugly Betty

Mejor actor, drama:
James Spader, Boston Legal
James Gandolfini, The Sopranos
Hugh Laurie, House
Denis Leary, Rescue Me
Kiefer Sutherland, 24

Mejor actriz, drama:
Sally Field, Brothers & Sisters
Patricia Arquette, Medium
Minnie Driver, The Riches
Edie Falco, The Sopranos
Mariska Hargitay, Law & Order: Special Victims Unit
Kyra Sedgwick, The Closer

Mejor actor, comedia:
Ricky Gervais, Extras
Tony Shalhoub, Monk
Steve Carell, The Office
Alec Baldwin, 30 Rock
Charlie Sheen, Two and a Half Men

Mejor actriz, comedia:
America Ferrera, Ugly Betty
Felicity Huffman, Desperate Housewives
Julia Louis-Dreyfus, The New Adventures of Old Christine
Tina Fey, 30 Rock
Mary-Louise Parker, Weeds

Mejor actor secundario, drama:
Terry O’Quinn, Lost
William Shatner, Boston Legal
T.R. Knight, Grey’s Anatomy
Masi Oka, Heroes
Michael Emerson, Lost
Michael Imperioli, The Sopranos

Mejor actriz secundaria, drama:
Katherine Heigl, Grey’s Anatomy
Rachel Griffiths, Brothers & Sisters
Chandra Wilson, Grey’s Anatomy
Sandra Oh, Grey’s Anatomy
Aida Turturro, The Sopranos
Lorraine Bracco, The Sopranos

Mejor actor secundario, comedia:
Jeremy Piven, Entourage
Kevin Dillon, Entourage
Neil Patrick Harris, How I Met Your Mother
Rainn Wilson, The Office
Jon Cryer, Two and a Half Men

Mejor actriz secundaria, comedia:
Jaime Pressly, My Name Is Earl
Jenna Fischer, The Office
Holland Taylor, Two and a Half Men
Conchata Ferrell, Two and a Half Men
Vanessa Williams, Ugly Betty
Elizabeth Perkins, Weeds

El resto por ejemplo aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s